Secciones
Cambios profundos que gestan transformaciones socio-demográficas

El año de la pandemia fue el de menos nacimientos del siglo

Se registraron en pandemia 17.212, mientras que en 2019 habían sido 19.743. Se profundiza la tendencia: en 40 años la natalidad cayó de 25,9% al 15,4%.

Sábado 06 de Marzo de 2021

El 2020 signado por la pandemia del Covid-19, también por el dolor, la angustia, la incertidumbre y la crisis entre otras marcas personales y sociales indelebles, dejará en las estadísticas oficiales un fuerte desplome de la natalidad. La menor cantidad de nacimientos es una tendencia que se viene reflejando en las últimas décadas, en el país y en el mundo. Pero en el caso del año que pasó, y también en 2019, la reducción viene siendo cada vez más significativa y acelerada.

El fenómeno ocurre a partir de múltiples causalidades, algunas más profundas que otras, relacionadas tanto con aspectos individuales como sociales.

De acuerdo con los datos oficiales a los que accedió UNO, en la provincia se registraron 17.212 nacimientos en 2020.

La cifra se convierte en la más baja de la secuencia del siglo. Ante la eventualidad de algún margen de error relacionado con dificultades en la anotación de los nacimientos en algún período de la cuarentena –particularmente aquellas semanas de restricciones estrictas–, se informó que no hay “no inscriptos” por la pandemia, ya que luego de vencido el plazo la inscripción se hace de oficio, conforme los datos procedentes de cada nosocomio, al Registro Civil, que nunca paralizó su actividad.

En la cifra de nacimientos, vale aclarar, no incide justamente la declaración de la pandemia, que en el país marca al mes de marzo como su inicio. Su impacto se reflejará en las cifras de natalidad correspondientes al año en curso.

La baja cantidad de 2020, había estado precedida también por una merma importante en 2019, que fueron 19.473. Fue la primera vez que los nacimientos cayeron por debajo de los 20.000 anuales: en 2018 fueron 21.283; en 2017 habían sido 21.966; en 2016 se registraron 22.195, y en 2015, 23.572. El descenso es coincidente con lo que sucede a nivel nacional, que en los últimos cinco años pasó de 770.040 nacimientos en 2015, a 685.394 en 2019.

Detalles

En las últimas décadas se vienen gestando cambios profundos, que inciden en la tasa de natalidad, y que van desde la posibilidad de planificar la llegada de un hijo con mejores métodos que décadas atrás, la postergación o la decisión de no ser padres, hasta las dificultades para garantizar condiciones dignas de vivienda o calidad de vida familiar por las crisis laborales y económicas.

Ese proceso de transmutación social viene dejando sus huellas en la realidad socio-demográfica regional hace tiempo, con evidencias como pueblos pequeños cada vez más despoblados, la expulsión de jóvenes fronteras afuera de la provincia, una alta concentración o densidad habitacional que lleva en muchos casos a hacinamiento o deficiencias en la calidad de vida. Hay también un fenómeno consolidado de envejecimiento de una población que crece a un ritmo del 6% al 10% en los últimos censos, debido al mayor horizonte y expectativa de vida de la gente.

parto.jpg
La baja cantidad de partos en el año de la pandemia  estuvo precedida también por una merma importante en 2019.

La baja cantidad de partos en el año de la pandemia estuvo precedida también por una merma importante en 2019.

Hasta 2018, en la provincia nacía casi la misma cantidad de niños, que en la década del 80, del 90, y en las dos del siglo XXI, con una población total que se incrementó casi un 50% en los últimos 40 años.

La tasa de natalidad –el número de nacimientos calculado cada 1.000 habitantes, en un año– viene decreciendo: el último dato refleja un índice del 15,4%. La última década había arrancado con 22.357 nacimientos, y una tasa de natalidad de 17,4%. Hace 10 años, en el país se anotaron 756.176 nacimientos.

En cambio, en el inicio del siglo XXI, en el año 2000 –conforme las estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación–, la provincia registró una tasa de natalidad del 21,3%, con 23.661 nacimientos.

Los cambios sociales, poblacionales y demográficos comienzan a asentarse en las últimos dos o tres décadas del siglo XX. Precisamente, en 1980, en la provincia de Entre Ríos –con una población de 908.313 habitantes–, hubo 23.506 nacidos vivos, como menciona la estadística. Por debajo de los 24.000 nacimientos, y encima de los 20.000, se mantuvo a lo largo de los últimos 40 años.

La tasa de natalidad en el primer año de la década del 80 era de 25,9%, por encima del promedio nacional, que fue de 25%. Una década después, en 1990, la cifra de nacimientos se mantiene en valores similares a 10 años atrás, y a los que se registrarán en los 30 años siguientes: hubo 23.004 nacimientos en Entre Ríos. Del mismo modo sucedió en el país: fueron 678.644. Sin embargo, la tasa de natalidad se redujo a 22,6% en la provincia, y a 21% en el país.

Panorama nacional

Según las últimas estadísticas oficiales disponibles, en el país la tasa de natalidad es de 15,4%, la más baja de las últimas décadas. Entre Ríos está apenas por encima, con 15,6%, Chaco con 21%, Misiones con 20,2% y Formosa con 19,8%, son las jurisdicciones con más alta tasa de natalidad, donde más prolifera la desigualdad y las dificultades para acceder a información para el cuidado en salud sexual y reproductiva, o en . En el otro extremo, entre las de nacimientos en proporción a la cantidad de habitantes están la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con 11,6%, La Pampa 13,5% y Chubut 14,3%.

Cifras

23.506: niños llegaron en el 2000. Se observa que esa cifra anual se mantuvo sin cambios, en los últimos 40 años.

23.661: los nacimientos en la provincia, en 1980. Una década después, en 1990, fueron 23.004.

25%: la tasa de natalidad en el país, en 1980. En Entre Ríos era 25,9% y en Misiones, la máxima nacional, 37,7%.

14,6%: del total de los partos corresponden a menores de 20 años, en la provincia. En 2010, era el 19,4%.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario