Secciones
Citricultura

La venta de mandarinas con hojas enfureció a los productores

Citricultores entrerrianos harán una denuncia penal por la presencia de mandarinas con hojas en el mercado de Mar del Plata, algo que está prohibido.

Lunes 22 de Junio de 2020

La Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) anunció que presentará una denuncia penal en defensa de la producción cítrica provincial, luego de que en las últimas semanas se detectara en Mar del Plata la presencia de mandarinas con hojas, algo que está expresamente prohibido en materia de comercialización.

"Son muchos los esfuerzos que se ponen en tiempo, personal, barreras y otras acciones para colaborar con el desarrollo citrícola entrerriano, y por actitudes inescrupulosas de este tipo de acciones se pone en juego toda la citricultura", enfatizó la Federación en un comunicado.

mandarinas citrus 1.jpg
Las mandarinas con hojas no pueden comercializarse. Pero así fueron vistas en Mar del Plata. 

Las mandarinas con hojas no pueden comercializarse. Pero así fueron vistas en Mar del Plata.

El organismo entrerriano recordó que no se puede trasladar ni comercializar fruta con hojas en todo el territorio nacional, en base a lo que dispone la resolución del Senasa 165/13 para, entre otras cosas, evitar la dispersión de la plaga Huanglongbing (HLB).

El HLB es una enfermedad que se produce en la fruta, que la transforma en amarga y deforme, causada por la bacteria Candidatus liberibacter, y es considerada la más destructiva de los cítricos, precisó en un comunicado el gobierno provincial.

image.png
La venta de mandarinas con hojas está prohibida por razones sanitarias.

La venta de mandarinas con hojas está prohibida por razones sanitarias.

La producción citrícola es considerada el principal motor económico del noreste entrerriano, con más de 25.000 empleos directos, según datos oficiales.

En ese sentido, la Fecier destacó que "la gran mayoría de productores citrícolas entrerrianos cumplen" con las medidas de prevención.

En cambio, infracciones como la reciente generan "aumento de costos y pérdida de oportunidades de precios", lo que expone a una "pérdida de competitividad".

"Las acciones de irresponsables siguen pasando y se debe actuar en consecuencia, no hay otra forma de defender la citricultura si no es haciéndonos cargo del rol que nos toca", concluye el escrito.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario