cartas

Consejos para aprender a jugar al BlackJack

Viernes 13 de Mayo de 2022

El BlackJack es uno de los juegos de casino que más demanda posee alrededor del mundo. A diferencia del póker, el otro juego más practicado por los apostadores, en el BlackJack te enfrentás a un solo jugador, que en este caso es la banca, con el croupier como cara visible de la misma. Las reglas son mucho más fáciles de entender, aunque eso no quiere decir que ganar sea sencillo. En esta oportunidad, repasaremos algunos conceptos básicos para que puedas aprender a desempeñarte en esta actividad de manera online o presencial.

El BlackJack es muy popular en todos los casinos del mundo. Incluso, existe una película que se trata pura y exclusivamente de esta disciplina: 21 BlackJack, film que está inspirado en una historia verídica contada en el libro Bringing Down The House de Ben Mezrich, donde un grupo de alumnos del Instituto Tecnológico de Massachusetts utilizaban una técnica de conteo de cartas basada en matemática avanzada, con la intención de vencer a muchos casinos a lo largo y ancho del planeta. Ahora bien, ¿cuál es el objetivo de esta disciplina?

El objetivo es conseguir una mano que sea mayor a la de la banca, pero que no exceda los 21 puntos de sumatoria entre ambas. Si te pasás, perdés lo apostado; si el Croupier suma más de 21, gana la suma de cartas más cercana a ese número (siempre y cuando sea inferior o igual). Cada carta puntúa su valor nominal, a excepción de las figuras que suman 10 y del As que puede sumar 1 u 11 según la mano que tengas. Cuando las cartas suman 21, se considera que el jugador posee BlackJack.

Uno de los consejos más importantes y conocidos es el hecho de no pedir cartas -es decir, plantarse- si la primera mano que nos toca es mayor a 17, ya que es muy probable que nos pasemos de 21. El croupier tiene la obligación de plantarse si su mano supera los 17, como así también de pedir una carta más si su mano es menor a 16. Esto también debería seguirse por los jugadores ya que así existen más posibilidades de ganar.

Por otro lado, no tenés que rendirte a menos que ocurra alguna de estas dos situaciones: Que tengas una suma de 15 o menos en tu mano y, a su vez, haya 10 en la del croupier; o si tus cartas suman 16 y la banca tiene un 9, un 10 o un As. En cualquiera de las demás situaciones de juego, es recomendable seguir hasta que termine la mano, ya que al rendirte perdés la mitad de la apuesta.

El BlackJack por supuesto que tiene algo de azar, como cualquier juego de casino, pero también es necesario entender algunas reglas básicas como las que mencionamos anteriormente para saber cuándo rendirse y cuándo redoblar la apuesta. Al fin y al cabo, esto también se trata de animarse, arriesgarse y apostar. La suerte importa, pero la estrategia es infaltable.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario