La Provincia
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Regularán el destino del aceite vegetal usado en la provincia

En base a la experiencia desarrollada por la Escuela de Educación Integral N° 25 Adcadis (Asociación del Departamento Colón en Ayuda al Discapacitado) con el asesoramiento del Instituto Nacional de Tecnología Industrial y de la Universidad Tecnológica Nacional en materia del tratamiento y reutilización de los Aceites Vegetales Usados (AVU), la diputada justicialista Miriam Lambert impulsa un proyecto que apunta a establecer la regulación para la gestión sustentable y adecuada de los AVU, comprendiendo la generación, manipulación, recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final.

Se propone como objetivos disminuir la contaminación provocada en los flujos de agua por el vertido de AVU; fomentar la generación de energías renovables (biodiesel); contribuir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero e incentivar la educación ambiental, entre otros.

Para su implementación considera Generadores de Aceites Vegetales Usados Obligados a quienes como parte del desarrollo de su actividad comercial, industrial o de características similares en cuanto a su escala, produzcan este tipo de residuos de forma continua o discontinua. Será obligatorio el tratamiento o reciclado de los AVU producidos por los Generadores Obligados, los cuales no podrán ser desechados por ningún otro medio que no sea mediante la entrega a una planta de acopio y/o tratamiento primario y/o transportista habilitado por la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos.

Asimismo serán considerados Generadores de Aceites Vegetales Usados Domiciliarios quienes produzcan este tipo de residuos de forma continua o discontinua en escala de consumo individual o familiar, y no sea resultado del desarrollo de actividad comercial.

El proyecto prohíbe acumular residuo de AVU, semisólido o mezclado con otras sustancias, cualquiera sea la naturaleza y lugar en que se depositen, que constituyan o puedan constituir un riesgo de contaminación del suelo, de las aguas superficiales y/o subterráneas o pueda causar daño a los conductos subterráneos o al ambiente en general.

Igualmente queda prohibido verter el AVU, de forma directa o indirecta, a la red cloacal, red pluvial, pozos ciegos, sumideros, cursos de agua o el suelo. Asimismo, queda prohibido, en todo el territorio provincial la comercialización y/o intercambio del AVU para consumo humano.

El proyecto regula el método de almacenamiento de los AVU, establece los operadores, la forma de transporte y las tecnologías a utilizar. Igualmente establece la creación de un registro de generadores, transportistas, procesadores, plantas de acopio y tratamiento de aceites vegetales usados, que estará a cargo de la autoridad de aplicación de la ley, que será la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos.

Para fortalecer el cumplimiento de la ley, se estiman también una serie de beneficios impositivos, como por ejemplo, la exención del pago de Ingresos Brutos a las plantas de acopio y/o tratamiento primario y transportistas. Si se tratara de casos en que son gestionados por asociaciones sin fines de lucro o bien empleen o incorporen dentro de su proceso a personas con discapacidad, además se encontrará eximida de abonar el impuesto Inmobiliario respecto del inmueble en que se encuentre la planta y cualquier otro sellado o tributo que pudiere grabar la actividad.

Comentarios