Corrupción de menores
Miércoles 23 de Agosto de 2017

"Por lo que me hizo Juan Diego, hoy tuve ganas de golpearlo", dijo una de las víctimas del cura

Alexis, uno de los cuatro pibes que denunciaron al sacerdote Escobar Gaviria, dio su testimonio ante el tribunal de Gualeguay. Contó que se sintió hostigado en el Juicio.

Avanza el juicio al sacerdote Juan Diego Escobar Gaviria, el cura de Lucas González quién está enfrentando cuatro denuncias por abusos sexuales y corrupción de menores. Este miércoles declararon varios testigos que lo comprometieron.
Además dio su testimonio un especialista en computadoras que confirmó haber encontrado en una inspección del equipo informático del cura de Lucas González, material pornográfico de hombres.
También prestaron declaración otras testigos que confirmaron los dichos de las víctimas.

Una de ellas se sentó ante el tribunal integrado por María Angélica Pivas, Darío Crespo y Roberto Cárdenas y contó todo lo que padeció por el cura pero su testimonio chocó con una acción al límite, casi de amedrentamiento del sacerdote, que llamativamente no fue apercibida por el tribunal.

Alexis Endrizzi habló con UNO y el joven que actualmente tiene 18 años, dijo: "Pasaron varias horas desde que declaré, y ahora estoy más tranquilo, pero sufrí bastante porque conté toda la verdad, dolorosa. Le dije al tribunal cómo me toqueteaba Juan Diego y cómo tuve la fuerza de decirle que no cuándo quiso penetrarme".

"No es fácil decir esto, pero ahora estoy más tranquilo y aliviado porque dije lo que sabía, lo que me pasó y espero que se haga justicia y que lo condenen", añadió el muchacho que vive actualmente en Lucas González y que por todo lo vivido quedó sin trabajo.

"No es fácil sentarse como víctima, presionado con la persona que te hizo cosas espantosas, que me miraba, movía la cabeza, se la rascaba; y hacía lo mismo con el pie, al solo efecto de molestarme para desconcentrarme", hizo notar para agregar: "Tuve ganas de llorar, pero me hice fuerte para contar todo lo que viví. Y por eso una vez que salí de la sala me sentí mucho más aliviado. Por todo esto tuve ganas de golpearlo, por lo que me hizo antes y ahora dentro de la audiencia".
"Pero esas ganas, las controlé y conté toda mi verdad, porque sabía que iba a ser de utilidad al tribunal", resaltó.

Otro punto le pareció muy llamativo: "Juan Diego le pasaba las preguntas a los abogados y ellos me interrogaban, pero además les decía algunas cuestiones que las escuchaba desde donde estaba sentado".

Sobre el cuestionario de los abogados defensores, contó: "Ellos hacen su tarea, pero me sentí acosado con varias preguntas que me hicieron y luego las hicieron de otra manera. Además, quisieron hacerme decir que había recibido dinero del intendente de Lucas González (Luis Hanneman), algo que no sé de dónde lo sacaron".

"Juan Diego hacía todos los movimientos para molestarme, pero también porque, creo, estaba nervioso", recalcó.

Por otra parte, Alexis no ocultó su malestar con el grupo de mujeres, no más de 10 que llegaron de Lucas González para expresar el apoyo al cura. "No las entiendo, ellas están enceguecidas. Les pregunto ¿Qué hubieran hecho si los abusados hubieran sido sus hijos o nietos. La defensa al cura sería igual?".
Finalmente entendió: "Hay muchas pruebas y ahora se sumó un nuevo testigo y víctima que aporté a la investigación, y lo mejor que pudo haber pasado fue que él contó todo lo que le tocó vivir".

Comentarios