Ambiente
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

Ordenan la clausura de una fábrica de agroquímicos

Arrojaba sustancias contaminantes al arroyo Jaguarón, que desemboca en el río Paraná

El juez Facundo Puente, titular del Juzgado de Ejecución del fuero penal de San Nicolás, provincia de Buenos aires, ordenó clausurar la planta que la firma Atanor posee en esa ciudad luego de concretar un allanamiento, con el apoyo de efectivos de Gendarmería Nacional (GN) y Prefectura Naval Argentina (PNA), en el que confirmó que la empresa no cumplía con las restricciones impuestas por la Justicia para evitar el vuelco de aguas contaminadas al río Paraná y el uso de agua subterránea en grandes cantidades. Por tal razón ordenó la clausura de las instalaciones por considerar que ponen en riesgo la salud pública y el ambiente.

La medida es el corolario de una larga lucha de vecinos y organizaciones que reclamaron y denunciaron por más de 12 años por el impacto de la actividad de la compañía química en la salud de los pobladores, la contaminación del aire, el suelo y el cauce del río. En el trámite judicial, realizado entre martes y miércoles de la semana pasada y conocido ayer, el juez dispuso la clausura provisoria de la planta de síntesis de atrazina de Atanor, medida que estará en vigencia hasta que por disposición judicial quede sin efecto.

También prohibió el ingreso a la planta de camiones que contengan sustancias de cualquier índole para ser vertidas en el conducto de efluentes. La empresa demandada deberá denunciar y solicitar autorización con antelación suficiente de todo vehículo de carga que pretenda ingresar o egresar de la planta, y además declarar los productos que se transporten, publicó La Capital.


***
Corroboraciones



En ese sentido, el juez ordenó librar oficios a PNA y GN a fin de corroborar el efectivo cese del vuelco de efluentes y la puesta fuera de servicio de la planta de atrazina. También pidió a la policía departamental que diariamente corrobore que se acata la clausura y en forma semanal que informe al Juzgado sobre el cabal cumplimiento de la medida. El juez Puente confirmó que la anterior disposición cautelar, que impedía el volcado de aguas industriales y servidas al río y el uso de agua de napa a gran escala, no era cumplida por Atanor. Esa conducta pone en grave riesgo al ambiente y a la salud pública por lo que la clausura efectuada corresponde por derecho.

También sostuvo que el expediente se encontraba demorado por las intervenciones poco efectivas de los anteriores jueces que llevaron la causa. "Es loable la actitud de un magistrado que viene de otros pagos, y eso parece darle independencia de criterio, ajustada a derecho, nos permitió acceder a una resolución que concuerda con la actuación esperada de la administración de Justicia", indicó el secretario de la organización Protección Ambiental del Río Paraná, Walter Ibarra, un exempleado de la compañía e impulsor de los reclamos.

"También se permitió que la población se siga enfermando y en algunos casos perdieron la vida. Todo por funcionarios cómplices de la ambición desmedida de los empresarios y sus patrocinadores. Tarde pero, de a poco, conseguimos algo de Justicia", dijo Ibarra, y añadió: "En este momento nos sentimos enormemente agradecidos con todos los que colaboraron con esta causa".

La planta de Atanor en San Nicolás es la única productora y formuladora de atrazinas del Mercosur. Permite satisfacer la demanda del mercado doméstico y genera saldos exportables. Las atrazinas son herbicidas de amplio espectro, usados para el control de malezas de hoja ancha como de gramíneas. En la década del 70 los usuarios y ciudadanos afectados de EE.UU., Canadá y Europa lograron restricciones de uso preocupados por la rápida resistencia de algunas hierbas, la escorrentía y la contaminación de aguas subterráneas.



***
Antecedentes



Atanor registra hechos de conflictos por contaminación ambiental en esta y otras plantas ubicadas en otras regiones del país. En el caso de una sede emplazada en Vicente López la fábrica estuvo clausurada preventivamente por el municipio.

En 2014, la empresa fue denunciada por un episodio ocurrido en San José de la Esquina en el que el accidente y vuelco de un camión ocasionó el derrame de 18 mil litros de 2,4-D, un poderoso herbicida que Atanor sintetiza en la planta de Río Tercero.


Comentarios