La Provincia
Martes 23 de Mayo de 2017

Investigan extraña desaparición de un adolescente en Hernandarias

Un chico de 13 años sostuvo que vio una luz y perdió el conocimiento. En menos de 10 minutos apareció en el otro extremo de la localidad en estado de shock

Personal policial de Hernandarias investiga la extraña desaparición de un adolescente de 13 años, acontecida el lunes por la noche. El chico sostuvo que vio una luz y perdió el conocimiento. En menos de 10 minutos apareció en el otro extremo de la localidad en estado de shock, en una garita de colectivo. La versión del chico es coincidente con testimonios de sus familiares.

En diálogo con UNO el comisario Diego Wasinger contó que por estas horas están recabando información que sirva para esclarecer el inusual episodio.

Según el relato del chico y sus familiares, alrededor de las 22.30 del lunes había una reunión familiar en la zona norte de Hernandarias. El menor fue a la casa de otro familiar, a escasos metros, a buscar algunos elementos. Como se demoraba y recordaron que la puerta de aquella vivienda tenía desperfectos, un allegado fue a ver lo que pasaba y corroboró que el chico tenía dificultades para cerrarla.

Fue entonces que el mayor se dispuso a cerrar la puerta y el adolescente quedó a pocos metros, en un patio. Al darse vuelta, el adulto ya no logró visualizar al adolescente y pensó que había regresado a la reunión familiar, pero no fue así, por lo que inmediatamente salieron a buscarlo.

El chico portaba un celular que daba apagado, pero: "En menos de 10 minutos atendió y manifestó que estaba en una de las garitas de colectivo que están a los accesos a la localidad. Lo encontraron en estado de shock en el otro extremo de la ciudad", indicó el funcionario policial.


El adolescente manifestó que "mientras el familiar cerraba la puerta vio una luz extraña y un ruido como que le chistaban. Perdió el conocimiento y apareció en la garita".


El menor fue trasladado al hospital San Martín de la localidad, donde fue revisado tanto por el profesional de guardia como el médico policial, con el consentimiento de sus padres se le realizó extracción de sangre y de orina para su posterior análisis.
"No presentaba signos de haber consumido ningún tipo de sustancias ni alcohol. La extracción es para descartar cualquier hipótesis. Sus signos vitales eran normales y estaba en perfecto estado de salud, no tenía golpes ni lesiones, aunque se encontraba muy nervioso", especificó Wasinger

Finalmente fue dado de alta y regresó a su hogar, contenido por sus familiares. Mientars tanto continúa la investigación de un hecho que ya muchos relacionan con fenómenos paranormales.

Comentarios