Denuncia
Miércoles 01 de Febrero de 2017

La Paz movilizada por la violación de un discapacitado, exige justicia

Una buena parte de la sociedad paceña está indignada y asegura que los funcionarios judiciales están "frenando" la investigación.

El domingo a las 8.30 de la mañana un muchacho de 18 años se encontró con E., un joven discapacitado de 24 años, lo subió a su moto, manejó hasta un descampado de la ciudad de La Paz y lo violó.

Pasaron dos horas y E. volvió a su casa alterado. Con todas sus limitaciones le contó a su mamá que un chico lo había besado, tocado y después lo escupió.

E. padece un retraso mental profundo que empeora por la epilepsia refractaria.

La mamá advirtió que algo malo había pasado y lo llevó a la comisaria de La Paz para realizar la denuncia.

El médico policial le realizó una revisión ocular pero no confirmó la violación.

Cuando volvieron a la casa familiar de Puerto Márquez, E. fue al baño y los gritos de dolor confirmaron la presunción. No solo había sido penetrado sino que también desgarrado.

El mal momento parecía no tener fin. Volvieron a la comisaría y cuando el médico observó la evidencia confirmó la violación por lo que se cambió la carátula de la causa.

El fiscal Maximiliano Hass es quien tiene que profundizar la investigación pero según la familia de E. ahora saldría de vacaciones por lo que no saben cómo seguirán los pasos judiciales.
Versiones que llegaron a UNO advierten que, las autoridades de La Paz habrían restado importancia al caso porque "las violaciones pasan todo el tiempo", en el Departamento La Paz.

Tristeza
E. perdió su abuelo, que hizo las veces de papá, hace seis meses. Adelgazó 30 kilos y se deprimió. Su abuela, que lo crió desde chico, habló con los dueños de una verdulería para que E. cebara mates y barriera, dando una mano y manteniéndose ocupado.

El domingo a la mañana salió rumbo al trabajo pero nunca llegó. En la esquina de Víctor Andrade y Los Robles, el muchacho de 18 años lo subió a la moto.

En la verdulería pensaban que E. estaba en su casa y en la casa creían que E. estaba ayudando en su nuevo trabajo.

Así transcurrieron las dos horas en donde ocurrió la violación y el robo.

Con todas las pruebas en la mano, una buena parte de la sociedad paceña está pensando en movilizarse para que los funcionarios judiciales resuelvan la causa.

Por lo pronto, el fiscal Hass emitió una "restricción de 200 metros" al sospechoso que fue señalado por testigos que dicen haberlo visto subiendo y bajando a E. de la moto.





Comentarios