Policiales
Miércoles 16 de Marzo de 2016

La condena para “El Pelado” Vera quedó en ocho años de prisión

El hombre oriundo de la localidad diamantina de General Ramírez fue condenado por explotar sexualmente a una  mujer y amenazar a su expareja, le unificaron dos penas por más años de los que pidió.  Está preso en la Unidad Penal Nº 1 

César Augusto Vera tuvo dos condenas por casos de violencia contra las mujeres: una por trata de personas con fines de explotación sexual, donde tenía esclavizada bajo amenaza y golpes a su víctima; otra por 14 hechos de golpes y amenazas con armas contra su expareja. En la primera, recibió siete años de prisión en la Justicia Federal, mientras que en la segunda le dieron dos años y medio de prisión condicional en la Justicia provincial. Al momento de unificarse las dos penas, él había pedido que quedaran en siete años, y el fiscal general José Ignacio Candioti en ocho años y dos meses. Finalmente la jueza de Ejecución de Penas resolvió que Vera cumpla en total ocho años en la cárcel.

En la argumentación de tal decisión, la jueza sostuvo: “No puede pasarse por alto que estamos en presencia de hechos distintos e independientes: por un lado, 14 hechos de violencia de género intrafamiliar (amenazas simples y agravadas, lesiones leves y tenencia de arma de uso civil y de guerra), y por otro lado, un hecho de trata de persona mayor de 18 años agravado y con fines de explotación sexual”. Estos hechos “se inscriben en un mismo segmento delictivo de graves delitos abarcados en el concepto más amplio de violencia de género o contra la mujer, cuya prevención, sanción y erradicación es política sostenida y consolidada desde hace casi dos décadas y asumida por los tres poderes del Estado”.

Por esto, Berros recordó: “Nuestro ordenamiento jurídico ha incorporado instrumentos internacionales que obligan al Estado argentino a sancionar aquellos ilícitos que revelen la existencia de violencia contra la mujer”. Teniendo en cuenta este compromiso del Estado “aparece como improcedente la postura de la defensa de fijar como pena única la de siete años de prisión que se le impusiera por el hecho de trata de persona (...) pues implicaría contrariar aquella obligación asumida por el Estado y dejar sin sanción” los restantes 14 episodios de violencia física y psicológica contra la mujer.

En este marco, la jueza resolvió: “Tanto por la magnitud de todos los injustos como por las circunstancias personales –pasadas y actuales- del encartado, considero justo y proporcionado para cumplir los fines de prevención general y especial de esta respuesta punitiva unificada imponer a César Augusto Vera la pena única y total de ocho años de prisión. 

Como agravantes, el fallo tuvo en cuenta “a) la naturaleza de los injustos y los medios empleados para cometerlos, todos ellos afectatorios de la integridad física y psicológica, dignidad y derechos humanos de dos mujeres, como la extensión de los daños causados a sus respectivas víctimas; b) que, para la época del hecho juzgado por este tribunal (marzo a agosto de 2010), el imputado –que hoy cuenta con 41 años- tenía 35 años y para la de los hechos juzgados por la Justicia ordinaria (entre octubre de 2010 y setiembre de 2013) tenía entre 36 y casi 39 años. Esto es, se trataba de un adulto ubicado en un rango etario catalogable como de ‘mediana edad’, quien además había constituido una familia y tenía ya dos pequeños hijos – familia propia que no trepidó en resquebrajar con la violencia ejercida contra la mujer-madre-, esto es, transitaba ya entonces un ciclo vital y se desenvolvía en un rol de responsabilidad familiar que debió tener una incidencia decisiva en su apego a la ley que libremente decidió infringir”.

A su vez, valoró como atenuantes “su escaso nivel de instrucción (Secundario incompleto) y su falta de inserción laboral formal que seguramente reforzaron su desmotivación frente a las normas”. De este modo, el oriundo de General Ramírez, conocido como El Pelado, ya tiene una pena única definitiva que está cumpliendo en la Unidad Penal N° 1.

Comentarios