Policiales
Jueves 11 de Febrero de 2016

Está grave el empleado de una distribuidora que fue baleado en un robo

Ocurrió en Gualeguaychú. El trabajador recibió disparos en la zona abdominal y tuvo que ser operado. La cifra robada ascendería al millón de pesos. Se sospecha que hubo entregadores.  

Un trabajador de la distribuidora Don Néstor, de Gualeguaychú, identificado como Néstor Pastrana, de 40 años, fue intervenido quirúrgicamente tras ser baleado en un asalto.
Pastrana recibió disparos en la zona abdominal y le sacaron parte del intestino. Actualmente se encuentra internado en terapia intensiva, con respirador artificial, en estado crítico y su pronóstico es reservado.
El hecho ocurrió en la mañana del jueves en la vereda de la distribuidora Don Néstor, ubicada en calle Luciana Ríos 2120, de esa localidad, cuando Pastrana, acompañado del gerente de la empresa, caminaban hacia una camioneta y fueron abordados por un delincuente con un arma 9 mm.
Los dos empleados de la distribuidora se dirigían rumbo al centro de la ciudad, a la zona bancaria, a depositar entre 600.000 y 900.000 pesos, producto de las ventas del fin de semana largo del carnaval. Aunque las cifras que trascendieron no son exactas, ElDía pudo saber que el robo rondaría el millón de pesos.
Un delincuente apareció de forma imprevista y se abalanzó a quitarle el maletín negro que trasladaba el Gerente. Pastrana intervino y luchó con el asaltante, y durante ese enfrentamiento recibió los disparos de arma de fuego. Luego, el cómplice que miraba todo desde una moto estacionada enfrente, pasó a buscar al autor del hecho y escaparon juntos con la recaudación en su poder.
El fiscal Sergio Rondoni Caffa tiene varias hipótesis sobre lo ocurrido y los responsables, pero principalmente cree firmemente que hubo un entregador, que “vendió” la operación bancaria que se iba a realizar a primera hora.
Pastrana declaró en un primer momento y brindó algunas precisiones sobre el asaltante, pero el relato se refuerza con los dichos de un testigo presencial del hecho, que por poco atropelló al cómplice que lo esperaba en moto para escapar. Además, la Fiscalía cuenta con las imágenes de la cámara de seguridad de la distribuidora, que podrían esclarecer la identidad de los delincuentes que actuaron con el rostro descubierto.
Pastrana fue trasladado al hospital Centenario. Las primeras informaciones que se daban sobre la salud indicaban que no corría riesgo de vida, pero con el correr de las horas su estado se fue complicando.
Debió ser intervenido de urgencia. Según información que brindó el director, Hugo Gorla, la víctima presentaba dos orificios de bala, uno de ellos con orificio de salida. Los proyectiles ocasionaron lesiones en colon e intestino delgado y en la intervención quirúrgica se debió realizar una esplenectomía por rotura de bazo.
Pastrana quedó alojado en terapia intensiva, conectado a un respirador automático, en estado crítico y con pronóstico reservado.

Fuente: El Día

Comentarios