Homicidio
Viernes 18 de Noviembre de 2016

Al joven ladrillero lo mataron para robarle el celular

Por el crimen de Kalil González allanaron dos casas, donde secuestraron ropa y celulares

Los investigadores del homicidio de Kalil González, ocurrido en la noche del martes en la zona cercana al Parque Industrial de Paraná, apuntalaron una serie de sospechas a partir de varios procedimientos realizados ayer, por lo que en las próximas horas podría haber novedades sustanciales.

Los testimonios reunidos por el personal de la División Homicidios lograron determinar que habrían sido dos las personas que salieron de la precaria casilla ubicada en cercanías al barrio 98 viviendas, luego de que se escucharan dos disparos de arma de fuego, en horas que se disputaba el partido entre Argentina y Colombia.

González, de 20 años, salió y caminó agonizando varios metros hasta que cayó en el fondo de una casa. La hipótesis principal respecto del móvil del homicidio fue el robo. Se piensa que los asesinos fueron a la casilla a sustraerle el celular y dinero, que el joven se sorprendió y ofreció resistencia, por lo cual lo balearon en el pecho y le causaron la muerte.

Ayer los efectivos realizaron una serie de allanamientos en el barrio 98 viviendas y en el asentamiento de calle Hernandarias al final. Según se informó a UNO, se secuestraron prendas de vestir y celulares. Las evidencias fueron remitidas al laboratorio de Criminalística y al Gabinete de Informática del Superior Tribunal de Justicia a la espera de las pericias que podrían arrojar resultados auspiciosos para el esclarecimiento del crimen.

La investigación, instruida por la fiscal Patricia Yedro, pudo establecer que González estaba viviendo en ese lugar desde unos 10 días atrás, cuando se mudó desde Oro Verde porque había conseguido trabajo en una ladrillería de la zona. Compartía la casilla con un compañero de trabajo, que salió cerca de las 20 para ir a ver el partido de la Selección a la casa de un conocido. Este muchacho regresó una vez culminado el cotejo con tal borrachera que no se habría dado cuenta de que su compañero estaba muerto a muy pocos metros de la casa.

Ayer, los familiares de la víctima despidieron sus restos sumidos en un profundo dolor.

Comentarios