Secciones
Bienestar Psicológico

Mindfulness

Es una palabra que proviene del inglés y significa: "estado mental", pero podemos traducirla al español como "conciencia plena" o "atención plena". Es un programa para reducir el estrés.

Miércoles 01 de Mayo de 2019

Nace, crece y se reproduce

Como todo aquello que inicia y además en un lugar lejano como lo es el lejano oriente, este término se ha ido modificando en la medida que ha ido cambiando de contexto geográfico y también en cuanto a sus niveles de aplicación dependiendo de las Ciencias que lo hayan ido adoptando para integrarla. Mindfulness es el nombre occidental de una práctica de meditación. Esta sería la definición más simple y la más común.

Es una palabra que proviene del inglés y significa: "estado mental", pero podemos traducirla al español como "conciencia plena" o "atención plena".

Es una actitud que se cultiva a través de una práctica de meditación desarrollada por el Budismo (dejando de lado el componente religioso) y destinada a guiar la atención de la persona sin prejuicios o preconceptos a lo que le sucede en lo que realiza en el presente.

En psicología es entendida como la atención, concentración mental plena que puede alcanzar una persona.

Un poco de historia

En realidad, es un modo de aplicar nuestra atención a la realidad. Entonces ya no es sí misma una técnica, sino un modo del que todos ya han experimentado en su propia vida, en general cuando uno se encuentra atravesando una experiencia, la persona se siente tan "dentro", inmerso en esa experiencia que es capaz de olvidarse de todo aquello que lo rodea de esa atención elegida, es lo que hoy podríamos llamar ese estado de "flow".

A Occidente llega en los años 70, gracias a Jon Kabat Zinn (profesor de la carrera de Medicina de New York) que lo convierte en un programa creado para reducir el estrés, a partir del cual termina abriendo una clínica para continuar desarrollando sus ideas.

Kabat Zinn comienza a darse cuenta que algunos trastornos, mas que nada aquellos que se relacionan a los trastornos del humor (como lo son: la depresión, la depresión ansiosa, etc.) no conseguían mejorar si las personas habían padecido episodios de depresivos antes de cumplir los 20 años de edad. Entonces comenzaron a cotejar estudios varios realizados al respecto de lo que se tenían hasta ese momento: si antes de los 20 años una persona había pasado por dos o tres episodios depresivos, después se volvía casi imposible poder salir de ese cuadro psicopatológico.

Comienzan a estudiar al respecto y llegan a la conclusión que lo que hace perdurar ese estado de depresión son las rumiaciones mentales (preocupaciones mentales excesivas que sólo existen en nuestra imaginación mental). Descubrieron que utilizando técnicas de Mindfulness estas personas llegaban a encontrar una solución para salir de esta situación estancada en sus vidas.


¿Qué es y no es?

No es un tipo de Psicoterapia o una corriente psicológica, es una técnica psicoterapéutica y puede ser una herramienta muy eficaz si se la utiliza dentro de un tratamiento psicológico.

No es una moda pasajera seguramente ya que nos invita a aprender a vivir en modo "slow" en estos tiempos híper-posmodernos, donde paradójicamente no hay tiempo para nada, donde se corre, donde nos olvidamos un poco de los sentidos (sentir, oler, observar, tocar) convirtiéndonos en máquinas de producción masiva. Esta técnica nos invita a relajarnos un poco tomando mas conciencia de nuestro entorno, sea éste naturaleza, personas, animales. Nos vuelve mas ecológicos seguramente, colaborando e invitándonos a alejarnos de tanta toxicidad cotidiana y exceso de información innecesaria.

Lo que nos invita la Mindfulness esencialmente es concentrarnos en un tipo de atención atemporal.

En la antigua Grecia y escuelas de filosofía ya utilizaban técnicas similares que podrían denominarse "contemplativas" del mundo que nos circunda y que son comparables a lo que hoy se llama Mindfulness.

El nombre utilizado puede ser que sea una moda, tal vez a futuro se podría llamar "atención concentrada" o "quiet slow", pero el principio que se encuentra en la base de su teoría, aquello que significa "atención y presencia" siempre estuvo presente en la historia de la humanidad bajo distintas formas.

Seguramente perdurará y seguirá recurrentemente, porque todo se transforma y se recicla en diversas modalidades de formatos adaptados a la realidad contextual.


¿Por qué sería importante recuperar esta capacidad de atención?


Cuando somos niños utilizamos esta capacidad.

Por ejemplo, mientras una madre en un minuto apronta todo lo necesario para salir de casa con sus hijos y llegar hasta el auto para salir; sus hijos pequeños seguramente darán vueltas, se detendrán a mirar algo, a tocar algo, a demorarse con un juguete, ir al baño, buscar con tranquilidad la campera que no saben dónde han dejado, manotea tal vez un dulce que anda dando vueltas para llevárselo, etc... se toma su tiempo!

Los chicos viven tanto el presente que son capaces de ver cien veces la misma película o dibujo animado, quieren escuchar varias veces ese tema que tanto les gusta. ¿Por qué lo hacen?

Los mapas mentales que los adultos utilizamos para movernos en el mundo de forma automática, sin detenernos a pensar demasiado, para los niños todavía no se han transformado así de rígidas como lo es para los adultos, entonces no llegan a influenciar aún su pensamiento.

Esto es lo que el autor Daniel J. Siegel (profesor de Psiquiatría de la Universidad de California, Los Ángeles) llama a los mapas mentales:

"Top down": lo que viene del exterior y nos influencia, los prejuicios que formamos internamente sobre la realidad, que filtra la realidad y no nos deja vivirla en el aquí y ahora.
"Bottom up": es lo que saben hacer los niños, un sistema que va desde abajo hacia arriba y que sabe conservar la esencia de la vivencia interna de vivir el presente de forma natural, espontánea y liberados de prejuicios externos.

Por este motivo es que se vuelve necesario recuperar este proceso, volver a recordar de adultos lo que ya tenemos dentro y necesitamos para seguir evolucionando para vivir en armonía y equilibrio con el mundo y las relaciones que nos rodean.


Contextos en donde aplicarla

Se puede incorporar en los procesos educativos, en las escuelas y universidades como una forma de "cosmovisión" amplificada de lo que pueden seguir realizando a lo largo de toda la vida. Si se continúa a transmitir y seguir desarrollando esta capacidad innata que traemos, se podría lograr la reproducción continua de una perspectiva más flexible de adaptación a nuevas realidades, formas de sentir y procesar la información.

Por ejemplo, decirle a los alumnos, niños o adolescentes en casa: "no se preocupen si mientras les hablo y la mente se les "va", eviten de preocuparse si la mente empieza a concentrarse en otra cosa, si se evaden en ese momento. Sepan disculparse a ustedes mismos si se dan cuenta, no se sientan mal o se culpen y vean la forma de volver al aquí y ahora y estar plenamente presentes. Y si algo no les quedó claro, pregunten y les vuelvo a explicar". Es otra manera de afrontar la famosa dispersión de la que los adultos se cansan de entender. Se necesita paciencia y contemplación, están aprendiendo. Y les aseguro que nosotros los adultos con ellos!

También puede ayudar a los deportistas para obtener inspiración y motivación. En este ámbito colabora con la concentración puesta en los objetivos, despejando todo aquello que nos desconcentre para conservar las energías físicas y mentales para obtener los resultados deseados. Evita que los deportistas entren en un estado de confusión y puedan focalizar.

En el ámbito creativo en general, sirve para poder retomar la visión de nuestro niño interno, llegar a ver la realidad como si fuera la primera vez para volvernos aún mas creativos, generando ideas nuevas.

En psicoterapia, ya estar en una sesión terapéutica, estar "presentes" en un ámbito que colabora para detenernos, es sí mismo una parte de proceso que tiene que ver con esta técnica. Consiente también al psicólogo de tomar conciencia plena sobre el transfer (lo que nos está influenciando, produciendo el paciente a nosotros los profesionales).

Por ejemplo, un paciente que me habla de su padre, yo inicio a pensar a mi padre, me doy cuenta de lo que me produce, lo dejo a un lado en ese momento para después poder reflexionar sobre el hecho que me hizo pensar algo que tiene que ver conmigo y mis recuerdos con mi padre.
Este proceso se vuelve muy útil para detenernos a retomar información y transformarla, reflexionar al respecto para redefinir la realidad adaptada al presente, al aquí y ahora y la función que está cumpliendo en este momento para mí.

También sirve a los que se dedican a vender, porque si frente a un cliente la mente los lleva a iniciar a proyectar sobre la base de lo que dice el cliente, les sirve para conectarse con las necesidades del cliente y poder ayudarle a suplir lo que verdaderamente necesita porque han aprendido a "conectarse" con el otro en ese momento preciso.


Concluyendo

En primer lugar lo mas importante por dónde comenzar, es el darse cuenta que la mente de ustedes está vagando. La idea no es aquella de instalarse siempre en el presente de manera rígida, sino el darse cuenta que han perdido la "presencia", es una perspectiva diferente de vivir los momentos.

Nos ayuda a activar las funciones ejecutivas sólo cuando nos concentramos y nos damos cuenta de habernos perdido, divagado con la mente.

Nos debemos permitir perdernos, volvernos ciegos para re-encontrarnos y re descubrirnos.

¡Aprovechen este domingo para iniciar a ejercitarse!

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario