Secciones
Iniciativa en el Concejo Deliberante de Paraná

Proponen en Paraná prohibir la cría de animales de granja

Ante la falta de legislación, se busca mejorar la convivencia entre vecinos, reducir riesgos sanitarios y evitar la inseguridad vial.

Lunes 12 de Abril de 2021

La presencia de animales de granja en los hogares era, décadas atrás, muy común en plantas urbanas, donde las casas eran amplias, prevalecían otros estilos de vida y también de consumo.

Sin embargo, en los últimos años, la tenencia y cría de ganado mayor y menor, y animales de granja en la zona urbana, ha desatado otros conflictos e inconvenientes de diversa índole.

Forman parte de la geografía urbana donde particularmente más se expanden los bolsones de pobreza.

Al respecto, ingresará hoy al Concejo Deliberante de Paraná –la sesión será desde las 9– una iniciativa de la concejala Luisina Minni (Frente Justicialista Creer), que tiene como propósito la prohibición de estos animales en el ejido urbano para propiciar una mejor convivencia entre vecinos, reducir riesgos sanitarios y contribuir a la seguridad vial, generando, “al mismo tiempo, políticas de concientización y tenencia responsable de animales”.

Se basa también en el incremento de denuncias entre habitantes de un barrio o zona, además de prever medidas en torno a salvaguardar el ambiente y la salud.

Minni hace referencia en su fundamentación, a que la norma se enmarca en el proceso que se viene dando con la erradicación de la tracción a sangre –política iniciada en 2014–, que permitió resguardar a los animales secuestrados y brindar a las familias que utilizaban este medio de trabajo distintos programas de inserción laboral.

“Últimamente se ha observado un gran incremento en la crianza de ganado en áreas urbanas, detectándose, a su vez, las condiciones antihigiénicas en que aquella tarea se desarrolla, atentando contra la salud debido a la aparición de enfermedades que se suscitan como consecuencia de ello en la zona”, plantea la norma.

Se hace alusión al caso, en plena cuarentena, que tomó trascendencia nacional, de un porcino, proveniente de una familia del barrio Maccarone que recorrió distintas calles del centro de la ciudad.

“Encontramos, como en muchos otros barrios de la ciudad, otros animales de granja, que cada tanto se escapan por las inmediaciones, pudiendo visibilizarse la situación en la que viven cientos de vecinos. Frente a esta realidad es necesario implementar políticas que aseguren la progresiva supresión de la tenencia o cría de estos animales en áreas metropolitanas, al ser incompatible con un buen estado ambiental y sanitario que requiere el desarrollo de un núcleo poblacional urbano”, razona el proyecto.

La legisladora de la ciudad indicó a UNO que en la materia había un vacío legal. Entonces, cuando se daban estos sucesos –presencia de distintos animales en la vía pública– la Municipalidad no podía intervenir, sino solo dar aviso a la fuerza pública.

Bajo estos fundamentos y lineamientos, el proyecto de ordenanza propone la prohibición de la tenencia o cría de ganado mayor, menor y animales de granja, con o sin fines comerciales, con o sin documentación, dentro de la zona urbana de la ciudad de Paraná.

Determina como excepciones a aquellos animales rurales que pertenezcan a diferentes fuerzas de seguridad; asociaciones civiles con o sin fines de lucro cuyo objeto tenga concordancia con la presente ordenanza; actividades de índole educativa, deportiva, recreativa y/o terapéutica dentro de los establecimientos.

Fija como autoridad de aplicación a la Subsecretaría de Tránsito, Registro y Habilitaciones dependiente de la Secretaría de Seguridad Vial, Movilidad y Ordenamiento Urbano para los casos donde los animales se encuentren en la vía pública. En el caso de que los animales rurales se encuentren dentro de una propiedad no apta para su cuidado dentro de la zona urbana de la ciudad, la autoridad de aplicación será la Dirección de Control Urbano, dependiente de la Secretaría Legal y Técnica.

Ambos organismos –aclara la norma–, deberán trabajar de manera conjunta y articulada con la Subsecretaría de Gestión Pública y Bienestar ciudadano dependiente de la Secretaría de Gobierno.

Al detectarse estos incumplimientos o infracciones el propietario y/o responsable deberá acreditar la propiedad para que, en el término no mayor a 48 horas, retire el o los animales y determine el lugar de guarda de los mismos. Ello se podrá acreditar mediante régimen de marca y señales, según Ley provincial Nº 10.099 y Ley nacional N° 26.478; boleto de compraventa, con número de matrícula del título de Marcas y Señales y firmas certificadas por autoridad competente; o documentos sanitarios oficiales.

En caso de notoria urgencia sanitaria manifestada por la Subsecretaría de Gestión Pública y Bienestar Ciudadano; y/o incumplimiento de los plazos fijados, se dispondrá el traslado de los animales y su depósito donde la autoridad de aplicación lo determine, quedando los mismos a disposición de los interesados por el término de cinco días hábiles. Vencido ese plazo se procederá a otorgar la tenencia a organizaciones no gubernamentales que tengan como objetivo la tenencia responsable de animales; se hará una subasta pública para el caso de equinos, o una faena sanitaria para el caso de animales de producción (bovinos, ovinos, caprinos, porcinos, etc.), en colaboración con el organismo competente en la materia.

Ante incumplimiento, se proponen sanciones que van desde los 100 a 300 unidades tributarias de referencia (UTR), según determine el Juzgado de Faltas; en caso de reincidencia, se irá incrementando.

Pedido de informes por la situación de la bicisenda de la Costanera baja

Los concejales Rodríguez Paulín, Walter Rolandelli y Francisco Avero (Juntos por el Cambio) elevaron un pedido de informes al Departamento Ejecutivo Municipal en relación al estado actual y funcionamiento de las denominadas bicisendas o bicivías de la Costanera Baja de Paraná.

“Desde aproximadamente el mes de enero, los paranaenses nos encontramos en el sector de la Costanera Baja con una serie de demarcaciones viales. Que las mismas presumiblemente estarían destinadas a demarcar una senda para ciclistas. Es un hecho evidente que en el lugar que se encuentran esas demarcaciones (donde presumiblemente deberían circular bicicletas) hay permanentemente estacionados automóviles, motos, carros, vendedores ambulantes, tortafriteros, contenedores de basura etc”, describe la nota, y añade que en numerosos sectores donde se encontraba pintada la cinta asfáltica “demarcando lo que presumiblemente era la bicisenda, se encuentra ya borrado confundiendo a automovilistas, ciclistas y peatones.

En virtud de ello piden al Ejecutivo que se informe si está habilitada la bicisenda; se detalle la empresa contratada para la obra, forma de contratación (licitación pública/privada, contratación directa etc) y otros detalles; si hay un plan de control y respeto a la bicisenda; y el costo total que demandó su construcción.

Centro de distribución sur de agua potable

A la sesión ingresarán hoy otros proyectos enviados por el intendente, Adán Bahl. Uno de ellos declara de utilidad pública y sujeto a expropiación un inmueble que será destinado para la construcción del Nuevo Centro de Almacenamiento y Distribuidor Sur de agua potable.

Ello posibilitará, con sus 6.000 metros cúbicos de reserva, aumentar las reservas totales de la ciudad para que con el aumento de producción en la planta Echeverría, a través del futuro acueducto metropolitano se pueda rebombear el vital elemento a la ciudad de Oro Verde.

El proyecto del Distribuidor Sur prevé el tendido de 12.150 metros de cañerías maestras, por lo que permitirá abastecer la demanda que el desarrollo urbanístico de la ciudad exige en materia de provisión de agua potable.

La restante iniciativa de similar importancia refiere a la ratificación del convenio suscripto con el gobierno de la Provincia, para que esta realice las gestiones necesarias para la ejecución de la obra Sistematización Desagües Pluviales, Cuenca, Arroyo La Santiagueña – Subcuenca Corrientes – Paraná.

Esa cuenca abarca aproximadamente 200 hectáreas del espacio urbano paranaense, y se aclara que si bien más del 80% del área se encuentra impermeabilizada, existen zonas carentes de sistematización de los desagües pluviales o si existen son precarios u obsoletos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario