Viernes 20 de Octubre de 2017

¿Por qué hay abejas en las panaderías?

Un bromatólogo explica por qué, en estas fechas, es común ver abejas en las panaderías, qué riesgos corrien los consumidores y qué recaudos deben tomar los comercios.

En los últimos días fueron varios los lectores que se comunicaron con UNO para manifestar su preocupación respecto de la presencia de abejas en diversos negocios de la ciudad dedicados al rubro panaderíl. En ese contexto, el medio se contactó con el técnico bromatólogo Alejandro Gibert, especialista del departamento de Capacitación y Epidemiología de la Agencia de Seguridad Alimentaria de Santa Fe (Assal), quien explicó cuándo y por qué la presencia de ciertos insectos debe ser considerada un signo de alerta para el consumo.
"Es obvio que la presencia de cualquier insecto en contacto con los alimentos genere rechazo y es cierto también que eso no debería suceder. Pero respecto de las abejas hay que aclarar que las mismas no representan ningún riesgo para los consumidores ya que no hablamos de un vector que pueda transmitir algún patógeno que produce enfermedades", comenzó a explicar el experto y siguió: "De todas maneras es importante que los comercios de este tipo trabajen con conciencia en lo que se refiere al manejo integrado de plagas, que a diferencia de lo que es un control de plagas que hace alusión al trabajo de ciertas empresas que fumigan con venenos, la misma se basa en la aplicación de ciertas medidas".
En este sentido, Gibert detalló: "El código bromatológico de la provincia de Santa Fe especifica en el tema de panaderías que las mismas deben exhibir las facturas y demás dulces en vitrinas cerradas con vidrio o similar, tener una campana con salida adecuada en el sector de hornos y telas preventivas de paso de insectos en las puertas y ventanas".
Sobre este punto, el referente de Assal aseguró que "es usual que en esas fechas y a principio de marzo, cuando las flores no están en su esplendor, las abejas busquen ingresar a las panaderías en busca de algo dulce para polinizar", pero indicó que también su presencia "puede resultar chocante para quien no conoce su modo de vida".
"Como dije antes ningún insecto debería estar en contacto con los alimentos, aunque una abeja no es lo mismo que una mosca que sí es el vector que produce la mayor cantidad de enfermedades del hombre y es quien también se reproduce en elementos orgánicos en descomposición", remarcó el técnico en bromatología.



Fuente: UNO Santa Fe

Comentarios