Juicio
Martes 09 de Octubre de 2018

Un municipal admite que se quedaba con dinero de otros empleados para la campaña

El imputado reconoció ayer que cobraba de manera indebida horas extras liquidadas en los recibos de haberes de otros trabajadores

En los últimos años se comenzó a hablar mucho acerca de cómo se financian las campañas, tanto nacionales como provinciales. Tanto se dijo que la Justicia comenzó a actuar. A la ya famosa causa de los aportantes truchos de Cambiemos, se sumó los cuadernos de Centeno. Eso a nivel nacional. En el ámbito local el juez federal Leandro Ríos procesó a Daniel Tavi Celis por narcotráfico y en su escrito sostiene que la campaña de Sergio Varisco recibió aportes del narcotráfico. Hace pocos días, más precisamente desde el 20 de septiembre, se investiga en el ámbito provincial una presunta maniobra para recaudar dinero en efectivo. Si bien aún no trascendió con qué fin, ya se habla en Tribunales de que los fondos se habrían utilizado para hacer política.
En este contexto de investigaciones y denuncias en todos los ámbitos, se realizó ayer en la ciudad de Paraná un juicio abreviado. En el mismo un empleado administrativo del área de Conservación Vial de la Municipalidad de Paraná admitió que se quedaba con horas extras de trabajadores municipales que trabajaban en la repartición que tenía sede en calle San Martín e Ituzaingó. Al parecer, el imputado que espera ser condenado decía que el dinero era para apoyar la campaña proselitista del intendente José Carlos Halle que buscaba su reelección al frente del municipio capitalino. Esta afirmación que hace el acusado no se logró acreditar. Es más, nombrar al exintendente pudo haber sido una artimaña utilizada por el imputado para sacarle dinero en efectivo a otros trabajadores.
El juez del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Pablo Vírgala, ya tiene el acuerdo al que arribaron el defensor Pablo Testa y la fiscal coordinadora Matilde Federik. El magistrado será quien en los próximos días dé a conocer si homologa o no el abreviado.
El imputado Jorge Luis Goró, acepta una pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional, que se puede modificar si no cumple con las pautas que fije la Justicia. También, las partes acordaron que Goró no pertenezca más a la planta estatal, ya que además se acordó una la inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos.
El juicio abreviado permite al fiscal hacer un pacto con el imputado: a cambio de una pena menor el acusado admite su culpabilidad en los hechos. Una vez oficializado el acuerdo es elevado al juez para que dé su veredicto. Si el tribunal (en este caso Vírgala) se niega a avalarlo, las partes pueden modificarlo y presentarlo ante otro juez o insistir con el mismo ante una instancia superior.

Recaudar dinero
Según la lectura ante el juez Vírgala del acuerdo, Goró reconoció que entre los meses de marzo y diciembre de 2011 se quedó con plata de otros municipales para aportar a la campaña de reelección del actual interventor del EPRE.
Goró era empleado administrativo de la Dirección de Conservación Vial de la Municipalidad de Paraná. Según se dijo en la audiencia el hombre decía que "debía recaudar fondos para la campaña de reelección de José Carlos Halle". Es así que cobraba de los recibos de sueldo de unos cinco trabajadores municipales la suma de 90 pesos, correspondientes a 30 horas extras, que los mismos no realizaban a pesar de que eran deducidas en sus haberes.
Obviamente que esta actitud perjudicó las arcas del Estado municipal. La calificación legal de la causa fue Fraude a la administración pública.

Comentarios