Micaela García
Martes 17 de Octubre de 2017

Para el Tribunal, Wagner la violó y la mató, y Pavón lo encubrió

Demoledor. El fallo de los jueces de Gualeguay echó por tierra los argumentos de la Fiscalía sobre la participación del dueño del lavadero en el femicidio: "Es inverosímil", afirmaron. Los padres de la víctima quedaron disconformes

Los jueces Roberto Cadenas, María Angélica Pivas y Darío Crespo fueron puntuales: a las 8.32 comenzaron la lectura del adelanto de sentencia, que se extendió por casi tres horas. La mayor parte del tiempo la dedicaron a argumentar que el único culpable por el femicidio de Micaela García fue Sebastián Wagner, y a derribar la hipótesis de la Fiscalía y la querella acerca de la participación de Néstor Pavón en el crimen, para finalmente condenar al dueño del lavadero por ayudar al violador y asesino a escapar. Una decisión que será cuestionada parcialmente ante la Cámara de Casación Penal de Paraná, tanto por la acusación como por la defensa.

El destino de prisión perpetua de Wagner comenzó aquella noche que lo detuvieron en la provincia de Buenos Aires, luego de varios días prófugo por la entonces desaparición de Micaela . El fiscal Ignacio Telenta acusó también por el crimen a Pavón. Junto a la querella, pidieron la máxima pena para el hombre, basados principalmente en que Wagner lo incriminó: confesó la violación y culpó a su patrón por la muerte. Esta declaración fue escrutada por el Tribunal para concluir: "Es no solo inverosímil, sino un intento de eximirse de responsabilidad. No se puede probar la participación de Pavón en estos hechos. Es más, ni siquiera se ha demostrado que haya participado otra persona".

Por esto, los jueces cuestionaron que se hayan valorado "circunstancias absurdas y disparatadas sobre las que jamás se podría imputar a Pavón". La declaración de Wagner "obligó a la Fiscalía a hacer un enorme esfuerzo argumental" para pedir la condena máxima para el dueño del lavadero, recurriendo a un "razonamiento forzado".

Asimismo, plantearon la contradicción de los fiscales: le dieron crédito a la declaración de Wagner sobre que fue Pavón quien mató a Micaela, pero pidieron condenar a los dos por la muerte. En este sentido, el tribunal expresó que hubo "análisis basados en conjeturas, no en evidencias".

Como consignó UNO a fines de abril, Pavón fue el chivo expiatorio del violador Wagner.

En la lectura de los argumentos, Cadenas se explayó acerca de la participación única de Wagner en el hecho, lo que no pudo haber sido posible según la acusación. Refirió el "destacable estado físico de Wagner", el hecho de que tenía un arma de fuego cuando lo detuvieron, su personalidad, y analizó los hechos anteriores por los que fue condenado por abuso sexual, donde actuó con un modus operandi similar y violento pero que en el último hecho pasó a ser además de un violador serial, un asesino, "que tuvo en vilo al país una semana".

"Queda probado que Wagner abusó sexualmente de Micaela García con acceso carnal y luego procedió a asfixiarla con alevosía para lograr su impunidad y en un contexto de Violencia de Género", fue la primera conclusión. El recorrido de la víctima al salir del boliche, el del auto Renault 18 break que la siguió, la captación violenta, la ruta posterior hacia donde la ultrajó y donde luego abandonó el cuerpo, la mecánica de la muerte por asfixia según la autopsia, los gritos escuchados por una vecina en inmediaciones de donde Wagner raptó a Micaela, el ADN de la víctima en la aspiradora que utilizó para limpiar el auto, el barrio que tenía el vehículo, las llamadas y mensajes en los celulares, los testimonios de sus compañeros de trabajo del lavadero, fueron algunas de las pruebas referidas en la extensa exposición.

Pavón no salió libre de culpas, sino que lo condenaron por Encubrimiento agravado. Pese a que el hombre declaró que ayudó a Wagner a irse a la casa de su madre en Moreno, unos días porque tenía problemas con su pareja en Gualeguay, el Tribunal entendió que sabía que su empleado había cometido el crimen y sin embargo lo ayudó a huir.

Aunque los jueces plantearon una pregunta sin respuesta que deja dudas sobre este punto: "¿Por qué si Pavón no tenía nada que ver con los hechos principales, ayudó a Wagner a ausentarse de la ciudad, le dio dinero, ocultó en algún momento el vehículo utilizado y le mintió a los investigadores, sobre estas y otras circunstancias?". El imputado admitió haber mentido por temor a que lo vincularan con el crimen. De todos modos, aunque no hay respuesta a esta incógnita sobre el motivo de su conducta, igual lo condenaron a cinco años de prisión efectiva.

Por último, como era de prever por falta de acusación, Garbiel Otero, el hijo de la expareja de Wagner, que fue juzgado por el crimen, resultó absuelto por falta de pruebas.

Sensación de injusticia en los padres de Micaela
Los padres de Micaela García manifestaron: "Queríamos otra pena para Pavón. No estamos conformes con el fallo", dijo Andrea Lescano. "Tenemos que analizarlo con nuestro abogado. Es doloroso este proceso, lo que nosotros quisiéramos es que nos traigan de nuevo a nuestra hija, pero eso no puede ser. Sólo podemos pedir que descanse en paz", agregó.
El padre, Néstor García, expresó: "Entiendo que (Pavón) participó, porque no me queda claro cómo el auto iba sin zigzaguear, con Micaela viva, si iba una sola persona manejando".
En cuanto al diálogo que tuvo con Gabriel Otero, el padre de la víctima manifestó: "Me dijo que lamentaba lo sucedido y yo le dije que lamentaba por todo lo que había tenido que pasar. En un momento pensamos que tenía parte de la responsabilidad, pero en el transcurso del juicio no tuvimos dudas sobre su inocencia. Fue una víctima más de todo esto".
En este sentido, Otero declaró a los medios luego de la audiencia de adelanto de sentencia: "Doy gracias a Dios que se pudo comprobar mi inocencia. Me comí este proceso por ellos; me dolió la acusación", y agregó sobre Wagner: "No tengo nada que decir, él no era mi padrastro como se dijo, porque yo tengo a mi papá vivo; él sólo era la pareja de mi mamá".

Defensores: "No hay nada que festejar"
Los abogados defensores de Néstor Pavón, Andrés Carvajal y Horacio Barreto, adelantaron que van a "recurrir a una instancia superior para revertir" la condena. "Quedó claro que no existió participación en el hecho y respecto del encubrimiento entendemos que, por los propios dichos del Tribunal en esta parte resolutiva, quedó claro que tampoco es culpable", dijo Barreto. En relación a la decisión del Tribunal, dijo que se trató de "una sentencia que estaban prevista: no estamos festejando nada porque no hay nada que festejar, lo que venimos manifestando desde el primer día es lo que se ha acreditado acá de forma parcial. Ahora vamos a recurrir a una instancia superior para acreditar lo que nosotros sostenemos respecto a la acusación por encubrimiento", añadió.
Por su parte, Carvajal dijo a UNO que hará una presentación ante la Justicia para cuestionar el accionar que tuvieron los fiscales Ignacio Telenta y Dardo Tórtul al "ensuciar" a Pavón en semejante crimen.

Comentarios