Secciones
Causa Narcomunicipio

Narcomunicipio: 15 de 26 condenados presentaron quejas e irán a Casación

Varisco, Bordeira y Hernández, entre otros sentenciados en la causa Narcomunicipio, insistirán en su inocencia o irán por una pena menor

Martes 03 de Marzo de 2020

El exintendente de Paraná, Sergio Fausto Varisco, seguirá insistiendo en lo que sostuvo desde el primer día que fue acusado por narcotráfico: su inocencia, y que todo se trató de una gran confusión, donde se mezclaron la política y el delito. Lo mismo harán la exsargenta de la Policía y exfuncionaria municipal, Griselda Noemí Bordeira, y el exconcejal Héctor Pablo Hernández. Ayer venció el plazo para presentar los desacuerdos con la histórica sentencia dictada por el Tribunal Oral Federal el 30 de diciembre, y de los 26 condenados sólo 15 decidieron recurrir en fallo ante la Cámara Nacional de Casación Penal. Entre los que desistieron se encuentra el jefe máximo de la organización narco, Daniel Tavi Celis.

Los jueces Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango se habían tomado el mes de enero para fundamentar las condenas y absoluciones, y el 9 de febrero los comunicaron. Desde entonces, cada abogado defensor tuvo oportunidad para analizar los argumentos del Tribunal. Según informaron fuentes judiciales a UNO, en el fragor de los últimos días muchos de los abogados que representaron a los imputados se acercaron a la Mesa de Entradas del TOF, en calle Urquiza 872, e ingresaron los recursos de Casación. Ahora, los jueces analizarán las críticas de los defensores y decidirán si harán lugar o no a que el expediente sea remitido a los Tribunales de Comodoro Py, en Capital Federal. Lo más probable es que sí lo hagan, salvo que se vislumbre un error grosero e insalvable en alguno de los escritos.

Tal como ha informado UNO, en aquel fallo de más de 500 páginas, entre los principales ejes de la sentencia se valoró: el aporte de Varisco al comercio de cocaína, el rol como intermediarios de sus subordinados Bordeira y Hernández, el financiamiento de la política permeable al narcotráfico, la disposición de Celis sobre la Unidad Municipal N° 2, el desvío de fondos públicos a sus arcas y la credibilidad de la declaración de Luciana Lemos. Por lo tanto, fueron varios los aspectos que los defensores debieron analizar y cuestionar, para poder convencer a un Tribunal superior en la inocencia de los condenados, o con el fin de lograr una pena menor a la impuesta.

Condenados, a Casación

Los abogados Rubén Pagliotto y Miguel Ángel Cullen, quienes desde el día del fallo hicieron distintos pedidos, entre ellos la excarcelación de Varisco que fue rechazada, presentaron el recurso de Casación para llevar el reclamo por la inocencia del exintendente a la siguiente instancia judicial, para tratar de revocar la condena de seis años y medio de prisión. Lo mismo hicieron los letrados María de los Milagros Serra Cullen y Emilio Fouces, respecto de Hernández, y los defensores de Bordeira, Boris Cohen y Marcos Rodriguez Allende, quienes recibieron cinco años de cárcel.

El abogado Augusto Lafferriere hizo su parte respecto a Cristian Javier Silva, y a Miguel Ángel Titi Celis, condenados a seis y ocho años de prisión, respectivamente, por la operación de la avioneta que aterrizó en Colonia Avellaneda con 317 kilos de marihuana.

El defensor público oficial Alejandro Castelli, presentó recursos de Casación por el peruano Wilber Figueroa Lagos (enviado del proveedor de cocaína de Celis, condenado a seis años y medio de prisión), Juan Manuel Gómez, Nahuel Celis y Eduardo Cholo Celis (sentenciados a seis, cuatro y cinco años de cárcel, respectivamente). Por su parte, las defensoras públicas oficiales Noelia Quiroga y Gisela Cancillieri, recurrieron el fallo respecto de las condenas a Jonathan Heintz (cuatro años de prisión), Julio César Vartorelli (seis años) y Jonathan Romero (cuatro años). Para este último, además, solicitaron la prisión condicional, ya que por el tiempo que lleva con preventiva, debería tener este beneficio.

El abogado cordobés Gastón Storero, quien ejerció la defensa de su coprovinciano Carlos Gastón De la Fuente, presentó el recurso para insistir en la inocencia del condenado por su rol de colaborador en la llegada de la avioneta paraguaya, a la pena de seis años de cárcel.

Entre quienes tenían mayores expectativas de salir absueltos del juicio eran los hermanos José Raúl y Omar Horacio Ghibaudo, dueños del campo donde aterrizó la avioneta, sentenciados a seis años de prisión por el aporte que realizaron a la operación narco. Ellos mantuvieron hasta el final la versión de que Luis Céparo les había mentido, con que la aeronave traía agroquímicos, que jamás pensaron que había droga. Ni la Fiscalía ni el Tribunal les creyó. Por eso, la defensora Cintia Duarte espera convencer a la Cámara de Casación con los fundamentos que presentó en su escrito sobre los agravios marcados en la sentencia.

Además, Duarte pidió la devolución del tanque de nafta secuestrado cuando aterrizó la avioneta en el campo de Colonia Avellaneda, con el cual presuntamente iban a recargar el avión para su viaje de regreso. Asimismo, solicitó medidas para ir morigerando la prisión domiciliaria (sin tobillera electrónica) que tienen los Ghibaudo, para que puedan trabajar en su campo y, demás, ir a labrar el que tienen en María Grande.

Condenados sin quejas

El histórico jefe narco de Paraná decidió poner punto final a sus reclamos en la justicia sobre las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio. Daniel Celis recibió la condena más alta en la historia entrerriana por narcotráfico, de 13 años de prisión. Además, ya estaba cumpliendo la pena de siete años y medio de cárcel por su participación en el asalto a la familia Tulián en la estancia El Retiro de Las Cuevas, Departamento Diamante, el 2 de marzo de 2016. El hombre defendido por los abogados Leopoldo Cappa y José Velázquez, desistió de ir a Casación y firmó una conformidad con que la condena quede firme. Ahora, sus expectativas están puestas en lograr una unificación de las dos condenas en una pena que le permita tener un horizonte para ir logrando beneficios en el cumplimiento progresivo de la misma.

La esposa del Tavi, Fernanda Orundes Ayala, y la expareja Luciana Lemos (quien declaró e involucró a todos en la empresa narco), recibieron cuatro años de prisión, están con arresto domiciliario y también dieron por concluida la historia judicial. Lo mismo hicieron el padrastro de Celis, Miguel Cebolla Leguizamón (cuatro años y medio de prisión), Miqueas Córdoba (tres años condicional), Luis Céparo y José Marcial Caballero (ambos con cuatro años y medio de cárcel, aunque con domiciliaria), Marcos Velázquez (un año y medio condicional), Yamila Corradini (esposa del Titi Celis, con tres años condicional), María Laura Zurita (cuatro años de cárcel), para quien sí pidieron la libertad condicional por el tiempo que pasó con prisión preventiva, y Sergio Baldi (un año y medio condicional).

La Fiscalía, conforme

En el juicio hubo 32 personas juzgadas, de las cuales seis fueron absueltas. Para dos de ellas, la Fiscalía no pidió condenas: Renzo Bertana (hijo de Daniel Celis) y Ester Márquez (curandera y guía espiritual de los Ghibaudo). Para los otros cuatro, los fiscales José Ignacio Candioti, Leandro Ardoy y Carlos García Escalada sí pidieron distintas penas.

No obstante, consideraron que lo resuelto por el Tribunal en las absoluciones a Patricio Larrosa, Hernán Rivero, Miguela Valde y Alan Viola está dentro de la racionalidad en la valoración de los elementos que los incriminaban. Por lo tanto, la Fiscalía no presentó ningún recurso de Casación a este fallo, por el cual se dieron por satisfechos y conformes, dado que se trató de la sentencia con mayor cantidad de condenados en la historia del TOF, y con la pena más alta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario