Secciones
Gualeguaychú

La autopsia confirmó que el policía Gómez mató a Pérez con un disparo por la espalda

Se complicó la situación del uniformado que ultimó al joven en Gualeguaychú. Hubo repudio y apoyos a los efectivos implicados

Viernes 11 de Octubre de 2019

Orificio de entrada por la parte posterior del cráneo y salida del proyectil por el rostro: así de concreta fue la información que arrojó la autopsia realizada por el médico forense Marcelo Benetti, quien realizó el estudio sobre el cuerpo de Iván Pérez, el joven de 23 años muerto como consecuencia del disparo efectuado por el sargento Javier Gómez, en Gualeguaychú. Es decir, que el uniformado disparó su arma reglamentaria cuando la víctima se encontraba de espalda. Además, se supo que el policía tiene antecedentes penales: había sido condenado por Vejaciones y Lesiones durante una detención ilegal.

Hoy, tanto Gómez como Juan Alberto Zapata, quien lo acompañaba en el patrullero al momento de ir a detener al joven sospechado de un robo, serán citados a declaración de imputados por el asesinato. Mientras, un grupo de policías organizan una marcha para apoyarlos.

Embed

La investigación del caso de gatillo fácil (el tercero en un año y pocos días en la provincia) está a cargo de la fiscal Martina Cedrés, quien dio intervención a personal de la Gendarmería Nacional para el trabajo de campo y científico.

La muerte de Pérez producto de un balazo policial, cuando lo buscaban por un hurto de herramientas en una casa, no estaba en discusión. De hecho, oficialmente se informó que Gómez fue pasado a disponibilidad inmediatamente, y junto a Zapata, quedó detenido. Lo que más resulta necesario esclarecer es la circunstancia del disparo. En este punto, había dos versiones iniciales: allegados a la víctima habían manifestado que a Pérez lo mataron a quemarropa, con un disparo desde muy corta distancia cuando el policía fue a arrestarlo. La pericia de Gendarmería desechó inicialmente esta descripción del hecho, ya que determinó que la distancia del disparo fue desde 95 metros. Es decir, el trayecto entre el lugar donde se levantó la vaina servida del proyectil calibre 9 milímetros, y donde Pérez cayó muerto.

Esto fue corroborado, además, por el informe de la autopsia, que refiere una distancia de unos 100 metros, según informó El Día. Esto podría haber favorecido alguna estrategia defensiva por parte del policía, pero la misma pericia del médico forense lo impidió al advertir que el balazo ingresó por la nuca de la víctima.

Con estos elementos y otros que fueron reunidos por la fiscal en las primeras 48 horas de la investigación, Gómez y Zapata serán indagados hoy. En principio, Cedrés les imputaría el delito de Homicidio simple, aunque no se descarta que la calificación legal del hecho se agrave.

Embed

Posturas enfrentadas

El asesinato ha causado posturas encontradas en la sociedad de Gualeguaychú, y esto se reflejó en expresiones públicas de diferentes espacios. Es Internet el ámbito donde se expresan. Por un lado, la Red de Organismos de Derechos Humanos de Entre Ríos afirmaron que el hecho “tiene las características de un caso de gatillo fácil”, y exigieron “una investigación seria e imparcial” y que los responsables “sean juzgados sin dilaciones”. En este sentido, reclamaron: “Basta de arbitrariedades en manos de la Policía de Entre Ríos”.

Por su parte, desde la Asociación Provincial de Policías de Entre Ríos (Apropoler-Sur) convocan a una manifestación para el domingo a las 17 para apoyar a los policías detenidos, y en el comunicado reclama: “Libertad y protección para los funcionarios policiales, no a la represión para los funcionarios o los familiares azules”, y agregan sin medias tintas: “Basta de injusticias, basta de puertas giratorias para crotos y barral para los policías”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario