Secciones
Causa Narcomunicipio

Juicio Varisco-Celis: Risas, gestos y comentarios

El jefe narco Daniel "Tavi" Celis es quien está procesado en las dos causas Narcoavioneta y Narcomunicipio y la más comprometido.

Jueves 19 de Septiembre de 2019

La historia entrerriana marca que por primera vez, un intendente se sienta en el banquillo de los acusados por un delito vinculado con el narcotráfico. Sergio Varisco fue uno de los 33 procesados que llegó hasta el recinto de la Cámara Federal de Apelaciones a someterse en el juicio por las causas denominadas Narcoavioneta y Narcomunicipio.

El jefe narco Daniel 'Tavi' Celis es la persona que está procesada en las dos investigaciones y según hoy se conoció en la lectura de elevación a juicio, hay escuchas telefónicas, allanamientos con secuestro de drogas y otros elementos del mundo de la venta de drogas, que lo comprometen seriamente.

Embed

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Paraná inició este jueves el debate donde se registraron algunas particularidades y situaciones.

Como se sabe, la causa primaria se detonó el 28 de mayo de 2017, con la localización de una avioneta con 317 kilos de marihuana. Hubo cuatro detenciones y dos personas fugadas.

Con el correr de los días, finalmente quedaron involucrados por formar parte de la organización delictiva que traía droga para venderla en Paraná y zonas aledañas: Daniel Celis; Miguel Angel Celis; el padre de ambos, Eduardo Ramón Celis; el hombre que los crió, Miguel Carmelo Leguizamón; su esposa, Miguela Valde. También quedaron detenidas María Fernanda Orundes Ayala y Yamila María José Corradini, parejas de los hermanos Celis.

En la causa luego fueron imputados y procesados: Cristian Javier Silva, Hernán Jesús Rivero, Patricio Facundo Larrosa, Renzo Bertana, Marcos Javier Velázquez, María Laura Zurita, Miqueas Julio Córdoba, Sergio Alberto Baldi, Julio César Vartorelli, Jonatan Iván Romero, Carlos Gastón de La Fuente, Luis Orlando Céparo y José Marcial Caballero.

Los dos restantes procesados, son los dueños del campo donde aterrizó la avioneta, es decir los hermanos José Raúl y Omar Horacio Ghibaudo. Finalmente, la vidente y curandera María Esther Márquez, también quedó procesada.

El Tribunal integrado por Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango, quedó sorprendido a las dos horas de lectura de la acusación, por el pedido de los abogados defensores y los procesados que solicitaron terminar con el tedioso acto administrativo, pero necesario.

Carnero les alertó que era más que importante que tomaran conocimiento de la acusación y de las pruebas existentes, pero indicaron estar al tanto de todo.

Narcomunicipio

Esto permitió que se pudiera iniciar la lectura de la segunda causa acumulada, la denominada Narcomunicio.

Además de Tavi Celis, están comprometidos el intendente de Paraná Sergio Varisco por ser financista de la organización narco; el concejal Pablo Hernández, la exfuncionaria policial Griselda Bordeira y el agente municipal Alan Viola, que cumplían distintos roles preponderantes en los lazos con los vendedores de droga.

A criterio del Juzgado Federal de Paraná, la organización narco logró un acuerdo político con Varisco, y desde septiembre de 2017 se profundizó el financiamiento con fondos públicos, mediante la entrega de fondos de la municipalidad, y con la contratación de soldaditos de la banda de Tavi Celis.

Según la investigación, Celis desde la cárcel donde estaba condenado por un asalto en una estancia de Diamante, dirigía y coordinaba las operaciones a través de celulares.

Al debate, llegaron procesados la expareja de Celis, Luciana Ernestina Lemos; su hermano Eduardo Humberto Celis, su sobrino Nahuel Jonatan Eduardo Celis; Juan Manuel Gómez y Jonathan Jesús Heintz y Wilber Figueroa Lagos.

Risas y comentarios

Varisco se sentó detrás de Bordeira, y delante de Pablo Hernández, un tanto alejado de Tavi Celis.

La que trató de alejarse de los Celis, fue Luciana Lemos, quien pidió ser considerada testigo arrepentido.

Mientras corrían para un lado y otro los caramelos de menta y los vasos de agua entre los 33 procesados, el momento de mayor atención fue cuando se comenzó a leer textualmente las desgrabaciones de las escuchas telefónicas o de los mensajes de wsp.

Allí hubo risas por las puteadas y apretadas que se escucharon de Tavi Celis, hacia varias personas, y los comentarios ligados con la falta de cumplimiento de las autoridades municipales.

Muy interesante los diálogos entre Celis, su expareja Lemos, y por sobre todo con el inspector municipal Marcelo Viola.

Estos relatos fueron el único momento en que el intendente de Paraná estuvo muy activo, escuchando y hablando muy seguido con su abogado Miguel Angel Cullen.

La finalización de la jornada dejó varias imágenes, la de los fiscales José Candioti y Leandro Ardoy, saliendo muy conformes y enunciando que hay pruebas concretas que se comenzaron a afirmar.

Como tambien la de los allegados a Tavi Celis que se mostraron cautos, sabiendo la existencia de escuchas y pruebas muy comprometedoras.

Distinta fue la expresión y dichos de Varisco y los defensores, que indicaron que no hay pruebas directas y datos en la causa que puedan complicar el panorama del presidente municipal.

En ese marco, los allegados al intendente como sus abogados alertaron que no hay nada que lo lleve a terminar en una condena.

Finalmente se conoció que el padre de los Celis, Ramón Eduardo, se encuentra internado con un problema de salud, por lo que se aguardarán 30 días para conocer si se lo puede o no judicializar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario