Secciones
narco

Inexorable vínculo de Entre Ríos y Misiones en la geografía narco

En los últimos días hubo procedimientos y resoluciones judiciales en ambas provincias que corroboran el aceitado nexo entre delincuentes narco.

Sábado 10 de Octubre de 2020

Entre Ríos y Misiones están mucho más cerca de lo que parece. Hay unos 400 kilómetros entre las fronteras de cada provincia y varias rutas que son las opciones habituales de los narcotraficantes, tanto de los entrerrianos para ir a buscar droga, como de los misioneros que proveen al resto del país. Pero también ambas provincias se unen por los ríos Paraná y Uruguay, que son vías predilectas para el transporte de los cargamentos. Esto se ha confirmado otra vez al conocerse la semana pasada la detención de un poderoso empresario narco paraguayo con importantes propiedades en la ribera misionera y conexiones con Buenos Aires. Su organización delictiva transitaba asiduamente por Entre Ríos, lo que se constató oficialmente solo cuando cayeron en Zárate (Buenos Aires), en 2012, tras el obligado paso por esta provincia. Además, hay numerosas causas federales en Misiones con imputados entrerrianos, y viceversa: solo esta semana hubo tres resoluciones que lo corroboran.

narco.jpg
El inexorable vínculo de Entre Ríos y Misiones en la geografía narco 

El inexorable vínculo de Entre Ríos y Misiones en la geografía narco

Eduardo González Rojas es el narco capturado en la localidad misionera de Jardín América tras varios allanamientos exitosos en el marco de una investigación de Gendarmería Nacional, con el secuestro de casi nueve toneladas de marihuana. Creen que hace más de 15 años que se dedica al contrabando de drogas a través del río Paraná, que ingresaba a puertos clandestinos en Misiones y junto a sus socios argentinos distribuía hacia distintas provincias.

“Contaban con un enorme caudal económico con automóviles de alta gama y lograron la compra de diversas propiedades estratégicas para concretar los ilícitos en la vera del río Paraná. Esas instalaciones contaban con puerto propio, donde se recibía el estupefaciente”, informaron desde la Fiscalía. Las embarcaciones incautadas evidencian que el transporte de droga por la Hidrovía del Paraná era habitual por parte de esta banda, lo cual se incrementó durante la pandemia, debido a los controles en las rutas por la cuarentena. Como se ha informado y se observó en varias causas, las costas entrerrianas son frecuentemente buscadas por narcotraficantes para el ingreso de drogas al territorio provincial. No obstante, hay escasos controles en estas áreas, lo cual impide detectar las operaciones delictivas.

El único precedente oficial del paso de la banda de González Rojas por Entre Ríos se remonta al 9 de octubre de 2012, cuando el primo del paraguayo, Gustavo Diosnel Rojas Verón y tres cómplices, transportaron 2,7 toneladas de marihuana. Los interceptaron en Zárate, luego de cruzar el puente desde Brazo Largo (Departamento Islas). Iban en un camión Mercedes Benz, con dominio brasileño, desde Eldorado, Misiones, hasta la provincia de Buenos Aires, conducido por un chofer y acompañado por los otros tres hombres en un VW Bora, dominio IKX 108, según se lee en el expediente. Pero además, el jefe narco vivió en Buenos Aires, donde se recibió de abogado, y constantemente viajaba hacia el norte, por lo cual su paso por esta provincia era más que frecuente.

Otros pesos pesados del narcotráfico del noreste argentino han dejado sus huellas en Entre Ríos. Quizás el caso más emblemático es el del posadeño Pedro Amadeo Pity Arrúa, quien fue detenido como proveedor de drogas en 2016, en el marco de una investigación del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay por el secuestro de 40 kilos de marihuana en la ruta nacional 14. Luego, desde la Unidad Penal 4, reorganizó su banda con socios uruguayenses y su clan familiar en Misiones. Este año lo condenaron a 13 años de prisión.

El otro caso es el de Daniel Celis, quien tiene familiares directos y muchos amigos y conocidos en Posadas. El hombre condenado junto al exintendente de Paraná Sergio Varisco en la causa Narcomunicipio, traficó principalmente marihuana en la capital entrerriana y otras localidades, se erigió como un importante distribuidor a partir de los contactos con los grandes proveedores en Misiones. Como se ha visto en el famoso expediente que involucró a políticos, optaba por las vías terrestre y aérea para traer grandes cantidades de droga, pero también se constató que buscaban comprar terrenos costeros cerca de Paraná para el transporte fluvial de los cargamentos. Además, vale recordar que en el asalto a una estancia de Las Cuevas por el cual el Tavi Celis cayó preso en 2016, participó un amigo suyo de Misiones que llegó para dar el golpe.

Sin ir más lejos, la banda narco desbaratada el viernes en Gualeguay evidenció nuevamente el nexo: la investigación desarrollada por efectivos de Toxicología de la Policía provincial, instruida en el Juzgado Federal de Paraná, detectó que los narcos solicitaban la droga por teléfono a Misiones, y desde esta provincia (en Iguazú) la enviaban a la ciudad del sur entrerriano por encomienda. Tal como informó UNO ayer, tras interceptar el envío de casi un kilo de cocaína y 13 de marihuana, detuvieron a siete personas, entre ellas un policía de Investigaciones. La pesquisa apuntó a un sujeto con antecedentes por narcotráfico. El hombre, de apellido Capandeguy, ya había sido condenado por narcomenudeo. El viernes fue allanado y también cayó presa su madre, como acopiadora de la droga.

Ahora se buscarán datos en los celulares secuestrados para conocer quién era el nexo del jefe con el proveedor de Misiones. Teniendo en cuenta que hay reos implicados, no se descarta que pudieran haber hecho contactos a partir de dos hombres que están en esa unidad penal: el misionero Héctor De Lima y el argentino-paraguayo Darío Concepción Roas, condenado por el robo de la avioneta Cessna 182 del aeródromo de Victoria, hecho que estuvo directamente vinculado a importantes bandas narco de Misiones y Paraguay.

Asimismo, todo indica que el camión con 48 kilos de marihuana interceptado el viernes en un control policial de la caminera en Paso Cerrito (Federación) provenía del norte de la Mesopotamia, aunque todavía su destino no está confirmado (si era alguna localidad entrerriana u otra provincia).

En los últimos días hubo novedades en tres causas por narcotráfico que se tramitan tanto en Entre Ríos como en Misiones, en las que se vinculan a ambas provincias. Una de ellas fue en el marco del expediente por el cual el Tribunal Oral Federal de Posadas condenó recientemente a dos paranaenses, un misionero y un paraguayo por intentar traer a la capital entrerriana casi dos kilos de cocaína. Uno de ellos pidió el arresto domiciliario para poder cuidar a su hijo, se lo concedieron y por lo tanto regresó a su vivienda del barrio Corrales.

Por otro lado, el viernes el Tribunal Oral Federal de Concepción del Uruguay dictó nueve años de prisión para el misionero oriundo de Garupá, J.A.C., al unificarle dos penas. El hombre cayó en 2018 en un control policial en Paso Cerrito cuando iba por la ruta nacional 14 con 46 kilos de marihuana en un auto. Dijo que narcos de su provincia le habían pagado 50.000 pesos para llevar la sustancia hacia Buenos Aires. Le impusieron cinco años de prisión, y estaba cumpliendo otra condena de seis años porque había sido detenido y juzgado en Santa Fe por el mismo delito de transporte de drogas.

Por último, también el viernes condenaron en Misiones a dos mujeres de Concordia. El 19 de agosto de 2019, L.E.S., de 42 años, y F.G.S., de 19, habían sido detenidas por llevar casi 30 kilos de marihuana en bolsos en el portaequipajes interno de un colectivo. Fueron a aprovisionarse de la droga a Posadas y volvían hacia su ciudad en un micro. Durante un control de Gendarmería en la ruta nacional 14, a la altura de Paraje Centinela, las descubrieron. Tras un acuerdo de juicio abreviado, la mayor fue condenada a cuatro años de prisión efectiva, y la joven a dos años de prisión condicional por ser partícipe secundaria en el delit

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario