Secciones
Dudas

Incendio: allanamientos a las tres exparejas de la mujer

Nada confirma si fue un incendio intencional o accidental. Los tres hombres tienen restricciones por violencia de género. Uno fue detenido en el hospital.

Viernes 25 de Junio de 2021

Una madrugada de pánico, zozobra y temor se vivió en la zona oeste de la ciudad de Paraná por el incendio de una precaria casilla, en calle Ituzaingó al 620. Allí una mujer y sus cuatro hijos sufrieron las consecuencias del humo y el fuego que tomó la vivienda y alarmó a los vecinos. Ayer por la tarde la Policía llevó adelante allanamientos a las viviendas de las exparejas de la mujer, que tienen restricciones de acercamiento por denuncia de violencia de género, aunque no se sabe si el fuego se inició en forma intencional o accidental.

El incendio se produjo ayer por la madrugada, alrededor de las 3.30 y se investiga si el hecho está ligado a la historia de violencia de género que sufría la mujer, que está internada, al igual que los chicos. Los vecinos alertaron al 911 y ayudaron a la familia. Cuando llegó la Policía la madre y sus hijos ya habían sido trasladados por la propia gente del lugar.

Se informó a UNO que hasta anoche los cinco permanecían internados en grave estado: la mujer de 32 años en el hospital San Martín y los niños en el San Roque, con pronóstico reservado.

LEÉ MÁS: El estado de salud de la madre y niños lesionados

Tres hombres que fueron sus parejas tienen denuncias por violencia de género de parte de la mujer, y con medidas cautelares vigentes: uno con prisión domiciliaria con tobillera electrónica y otros dos con pulseras duales electrónicas. La mujer cuenta con el botón antipánico en su celular, el cual activó cuando se produjo el incendio. Lo que aún no se sabe es si lo activó porque uno de los violentos se acercó a la casa o para pedir auxilio por el incendio.

incendio casa mujr e hijos 2.jpg
Las víctimas no pudieron escapar a tiempo del incendio y sufrieron heridas gravísimas.

Las víctimas no pudieron escapar a tiempo del incendio y sufrieron heridas gravísimas.

Hasta ahora no hay ningún indicio certero que permita definir si el incendio fue intencional o accidental. No obstante, teniendo en cuenta el contexto de las denuncias, la Policía investiga a los tres hombres y ayer el personal de la División Homicidios allanó sus domicilios en busca de elementos que pudieran estar relacionados a un presunto ataque.

Además, se informó que uno de los hombres con una prohibición de acercamiento ayer se hizo presente en el hospital San Martín donde preguntó por el estado de su expareja, y por violar la medida cautelar quedó detenido en la Alcaidía de Tribunales.

Laura, una vecina de la familia hizo un crudo relato a La Radio de UNO (por la 88.1): “Vi llamas y salí corriendo, Verónica salió toda incendiada y los chicos gritaban. Con mi marido tuvimos que romper el vidrio para poder echar agua y apaciguar el fuego” comentó.

Incendio.jpg

“Eran las 3 de la mañana, yo escuchaba gritos ‘Laura, Laura, socorro, auxilio’, y lo primero que pensamos con mi marido es que a Verónica le estaban robando. Al levantarnos, vimos por el ventiluz las llamas que salían de la casa. Corrimos y empezamos a echar agua con una manguera. Como no se podía echar mucho, mi marido empezó a romper los vidrios para echar agua desde adentro y apaciguar el fuego. Pero el fuego era muy grande y, al abrir la puerta, salió Verónica quemada, gritando por los chicos”, detalló Laura.

“Atiné a entrar, mientras mi marido me echaba agua para que no me quemara y buscar a los chicos. Hicimos un pequeño camino y, en plena oscuridad, iba tanteando para encontrarlos. Los chicos gritaban desesperadamente. Primero agarré a la nena más grande, con la bebé en brazos, incendiadas, y las saqué. Volví a entrar para buscar a la otra nena, con quemaduras en la cara y el pelo. Salí y me dijeron que faltaba Jazmín, otra de las hijas de Verónica. Ingresé de nuevo a buscarla y la encontré llorando en un rincón, quemada. A su alrededor todo se estaba prendiendo fuego”, prosiguió.

LEÉ MÁS: Incendio: "Verónica salió quemada y los chicos gritaban"

“Al estar todos afuera de la casa, la mayor de las hijas, que tenía el bebé en brazos, empezó a tocarse la cara quemada y a gritar. porque se le estaba cayendo el pellejo, y se terminó desmayando”, resumió el horror.

“Saqué a todos lo más rápido que pude, no me importó quemarme. Al subirlos, estaba una camioneta que llevó a los niños, a Verónica muy quemada y dio aviso al personal policial, Salud y los Bomberos”, expresó Laura, la heroica vecina.

Sobre el origen del fuego la mujer dijo desconocerlo. “Ella recibía amenazas pero pudo haber sido un accidente domestico, porque fumaba. A lo mejor se fumó un cigarrillo y, entre dormida, dejó el filtro encendido”, especuló Laura sobre el trágico momento.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario