Juicio
Martes 09 de Octubre de 2018

Elevan a juicio una causa por homicidio en un campamento de pesca

El homicidio ocurrió en la madrugada del 24 de mayo en un campamento de pesca a orillas del arroyo Molino, en el que fue víctima Alberto Sebastián Sánchez Silveyra, de 28 años, oriundo de la ciudad de Colón.

Ayer por la mañana en los Tribunales de la ciudad de Concepción del Uruguay se realizó la audiencia de elevación a juicio de una causa por homicidio ocurrido en la madrugada del 24 de mayo en un campamento de pesca a orillas del arroyo Molino, en el que fue víctima Alberto Sebastián Sánchez Silveyra, de 28 años, oriundo de la ciudad de Colón.
Por ese hecho quedó detenido y alojado en la UP4, Ignacio Fabián González, quien atacó a puñaladas a la víctima tras una discusión y le dio muerte para luego tratar de eliminar pruebas para desligarse del suceso, llegando a intimidar a otras personas que estaban con ellos en el campamento a metros del puente que lleva a Banco Pelay.
A poco más de cinco meses del crimen, el fiscal de la causa Juan Pablo Gile, con los elementos recabados, se entrevistó con el defensor particular, Gerardo Robín y con la anuencia del imputado, acordaron no llegar al juicio oral, ya que González reconoció su responsabilidad y aceptó la pena de 11 años de prisión efectiva.
Por esta razón, ayer se llevó a cabo la audiencia ante el juez de Garantías, Gustavo Ariel Díaz, quien oídas las partes dispuso la continuidad de la medida de prisión preventiva por 45 días y la elevación de la causa a la Cámara Penal para que se disponga fecha de audiencia, por lo que González permanecerá alojado en la UP4, informó 03442.

Condenado
En audiencia de procedimiento de juicio abreviado, en el Juzgado de Garantías de La Histórica, se condenó a Iván Gabriel Burguello, acusado de Encubrimiento por recepción de cosa de procedencia sospechosa y tenencia de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal.
Burguello fue representado por el doctor Luis Nahuel Núñez, siendo la fiscal interviniente, Albertina Chichi, quienes llegaron al acuerdo de juicio abreviado y la aplicación de una pena de tres años de prisión de ejecución condicional, más reglas de conducta por igual plazo, lo que quedó firme dada la renuncia de hacer uso de casación.

Comentarios