Narcotráfico
Sábado 11 de Mayo de 2019

El condenado Sterz sería el jefe de la banda desbaratada en Paraná y Concordia

El hombre apodado "El viejo", sentenciado a 10 años por fabricar cocaína en la tapera del campo de Bioletti, tenía salida laboral con tobillera. Y ahora la Justicia entiende que organizaba la venta de drogas en las dos ciudades.

La Justicia Federal de Concepción del Uruguay tiene en el centro de la investigación a un hombre que tiene en sus espaldas condenas por estar relacionado con el mundo narco. Se trata de José Roberto Sterz, la persona que fue sentenciada a 10 años de cárcel por comandar la cocina de cocaína descubierta en el campo de Vicente Bioletti. Ahora, se le da el rol de organizador a la banda que vende drogas en Paraná y Concordia.


Datos oficiales

Desde la investigación policial y judicial se hicieron saber este sábado nuevos datos sobre el megaoperativo en Entre Ríos: donde tras 26 allanamientos ejecutados el jueves se desbarató una banda narco que operaba en Concordia y Paraná.

La Policía Federal detuvo a 22 personas, miembros de la organización narco y secuestró dosis de cocaína, marihuana y gran cantidad de dinero, en el marco del refuerzo en investigación criminal que impulsa el Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich.

La investigación, que incluyó escuchas, tareas de campo y vigilancias encubiertas, se efectuó durante 20 meses. La misma determinó los movimientos de esta banda que comercializaba estupefacientes en Concordia y Paraná y permitió identificar los domicilios involucrados.

De esta manera, personal de la división Antidrogas Concordia de la PFA realizó simultáneamente allanamientos en dichas ciudades. Fue así que los federales incautaron dosis de cocaína, marihuana, elementos de corte y fraccionamientos, teléfonos celulares, dinero en efectivo de divisa nacional y extranjera, armas y vehículos.
Los 22 integrantes de la red quedaron detenidos, a disposición del Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, a cargo del juez Pablo Seró.

Organizador

Se informó a UNO que en los allanamientos simultáneos, se le apuntó directamente a las 22 personas que fueron ubicadas con distintos roles en los dos años de investigación. Tras escuchas telefónicas, entrecruzamiento de llamadas y vigilancias se dispuso la requisa para tratar de desbaratar el funcionamiento de la organización narco criminal.

Se le dio un rol preponderante a Sterz, a dos familiares directos (mujeres) del condenado -que viven en Concordia, a un remisero de Concordia y a los distribuidores en las dos ciudades.

Sterz había logrado hace unos dos años el beneficio de las salidas laborales. Para ello se le colocó una tobillera electrónica que le controlaba sus movimientos. Siempre cumplió lo pautado, salía de la cárcel y llegaba hasta un comercio en avenida Ramírez -una venta de artículos de electricidad-. Casualmente en ese inmueble se encuentra la casa del condenado.

La investigación de la Policía Federal, estableció que desde ese lugar se concentraba marihuana y cocaína y que luego se la distribuía para comercializarla en barrios de Paraná y de Concordia.

Se indicó desde fuentes judiciales y policiales, que en los registros, Sterz cumplía a rajatabla con las salidas laborales. Cumplía con los horarios, la buena conducta dentro del penal y se verificaba en el monitoreo que no alteraba los recorridos. Siempre iba de la cárcel al comercio y viceversa.

En el allanamiento a la casa de Sterz, el jueves, se encontraron 300 gramos de cocaína, dos kilos de marihuana, dos armas de fuego, elementos de cortes y estiramiento de drogas y abundante dinero.

La cocina de cocaína

El lunes 22 de abril de 2013, los jueces Lilia Carnero, Noemí Berros y Roberto López Arango condenaron a Sterz, de 61 años, por Fabricación de estupefacientes, a la pena de 10 años de prisión y multa de 5.000 pesos, y ordenaron su traslado inmediato a la cárcel de Paraná . Vicente Jesús Bioletti, de 58 años, dueño del campo del Acceso Norte donde funcionaba la cocina de cocaína, fue sentenciado por el delito de Facilitación de lugar en el que se llevó a cabo la fabricación de droga, y lo condenaron a seis años de prisión y multa de 1.875 pesos. Por último, declararon a Ramón Ángel Palavecino, el peón del establecimiento rural, al igual que su expatrón, responsable de la Facilitación del lugar para que Sterz utilizara la tapera del campo para fabricar la droga, pero en carácter de partícipe secundario. Por eso le impusieron una pena menor, de tres años de prisión efectiva y 700 pesos de multa.


El fiscal José Candioti entendió tras el fallo: "Lo importante es que se hayan encontrado responsables del hecho: un laboratorio de cocaína para la producción de estupefacientes a esa escala con todo lo que había (lámparas infrarrojas para el secado artificial, anafe, barbijos, máscaras de gas que no son fáciles de conseguir), había todo acondicionado para producir estupefacientes. Que esa producción tenga hoy culpables es muy importante".


Se recordará que el hallazgo de la cocina de cocaína en el campo de Bioletti, se produjo por el azar. Una avioneta se accidentó y se estrelló, muriendo los dos ocupantes. A causa de la inspección del campo, se localizó la tapera con los preculsores químicos y otros elementos vinculados a la actividad ilegal.

Trasladados a Paraná

Sterz y el resto de los acusados de la capital entrerriana de integrar la banda narco, fueron derivados en la madrugada de este sábado al penal de Paraná. Tras los allanamientos del sábado, fueron llevados a Concordia y luego al juzgado federal de Pablo Seró en Concepción del Uruguay.

Todos llegaron incomunicados y con el dictado de la prisión preventiva, por lo que se entiende que por ejemplo Sterz, perdió el beneficio de la salida laboral otorgado en su momento por el Tribunal Oral Federal de Paraná.

Comentarios