Policiales
Lunes 05 de Febrero de 2018

Acusado de matar a su exmujer, dos hijas y otro hombre, dijo que no se acordaba "de nada"

En Concepción del Uruguay se inició el juicio a Juan Pablo Ledesma quién si es condenado recibirá la única pena posible de perpetua. El defensor explicó que pudo existir una emoción violenta que terminó de la peor manera.

Se inició este lunes en Concepción del Uruguay el juicio oral y público contra Juan Pablo Ledesma de 24 años, quién está imputado del asesinato de su expareja, dos de las hijas, y la entonces pareja de la mujer. En la apertura del debate, el acusado dio una versión poco creíble de los hechos, en los cuales trató de justificar la supuesta emoción violenta.


Los fiscales adelantaron que frente al tenor del injusto, el femicidio de la exesposa, sus dos hijas, y el asesinato de la actual pareja, la única pena posible para reclamar en los alegatos, es el de perpetua.


Ledesma está imputado y detenido por las muertes de su exmujer Johana Carranza, de sus dos hijas Luciana de 5 y Candela de 7 años y a Carlos Peralta de 29 que era pareja de la mujer, hecho ocurrido la madrugada del 7 de noviembre de 2016, en el barrio 134 Viviendas.


Este lunes, con un importante custodia policial y con la presencia de público, entre los que se encuentran familiares de la víctimas, se realizó la presentación de las partes, tras lo cual se tomó juramento a los testigos que pasarán durante la primera jornada, escuchándose además los alegatos de apertura.


También aceptó declarar el imputado quien fue ademas entrevistado por el fiscal, destacando que no recuerda lo que paso en la vivienda.


Como se sabe, Juan Pablo Ledesma es representado por el doctor Marío Arcusin, llevando adelante la representación del Ministerio Público Fiscal, el coordinador de fiscales, doctor Fernando Lomardi, en reemplazo de la doctora Melisa Ríos, ante el Tribunal integrado por los vocales Rubén Chaia, Fabián López Moras y Alberto Sero.


En la extensa audiencia de este jornada, Ledesma declaró que llegó hasta la casa de su expareja, donde admitió haber violado la restricción impuesta. Había llegado para ver a las nenas, y al ingresar se enojó al encontrarse con el otro hombre, que según el acusado de los cuatro asesinatos- lo agredió verbalmente e intentó atacarlo, por lo que se defendió.


Enajenado en su accionar, Ledesma buscó un cuchillo y lo apuñaló hasta matarlo, pero luego hizo lo mismo con la mujer y las criaturas. En esta parte, el imputado dijo que no recordar nada dando a entender que estaba afectado por una emoción violenta.


El defensor adelantó que reclamaría quitar los agravantes en el juicio, partiendo de la idea de una situación excepcional en el desempeño de su pupilo que reconoció haber ultimado al hombre, pero a costa de responder a un ataque.


De este manera, entendió que la figura penal con la que se lo debería condenar es de un homicidio simple, sin ningún tipo de calificaciones.


Hoy el juicio sigue con la declaración de personal policial que trabajó en la causa judicial, como de otros testigos. El viernes, será el tiempo de los alegatos.

Comentarios