Secciones
Causa Narcoavioneta

Narcoavioneta: a horas del juicio, rechazan sobreseer a imputado

Marcelo Baldi, procesado en la causa de los Celis, dijo que estaba preso cuando operaba la banda, pero el Tribunal confirmó que debe ser juzgado

Miércoles 18 de Septiembre de 2019

A 48 horas del inicio del histórico juicio por narcotráfico, uno de los 33 procesados que aún mantenía la esperanza de zafar recibió ayer la noticia de que será juzgado por su rol de colaborador en la banda liderada por los hermanos Daniel Tavi y Miguel Titi Celis. Se trata de Marcelo Baldi, procesado en la causa de la “narcoavioneta”, que será ventilada junto a la causa”narcomunicipio”, en la cual está imputado el intendente de Paraná, Sergio Varisco.

El hombre, que ya tiene una condena por transporte de drogas en Santa Fe, había pedido el sobreseimiento al argumentar que no participó de la banda de los Celis, estaba cumpliendo la pena en la cárcel por aquel hecho delictivo.

El Tribunal Oral Federal de Paraná dictó la resolución en la cual rechazó el pedido realizado por la abogada defensora Marta Bohm, al coincidir con los fundamentos del fiscal general José Ignacio Candioti acerca de que hay suficientes elementos de prueba en el expediente que ubican a Baldi como sospechoso por lo que debe aclarar su situación en un debate.

Al momento de ser indagado, a mediados de 2017, Baldi dijo que estaba preso desde tres años antes en la Unidad Penal N° 1 de Paraná. Por esta razón, su abogada presentó un escrito en el TOF en el cual solicitó el sobreseimiento inmediato del hombre. Argumentó que durante el período en que la banda fue investigada y que el juez federal Leandro Ríos sostuvo que se produjeron los hechos endilgados (del 16 de marzo de 2016 hasta el 28 de mayo de 2017), Baldi no pudo haber realizado ninguna de las tareas imputadas ya que se encontraba tras las rejas.

Según el procesamiento, Baldi (junto a Marcos Velázquez) tuvo un rol clave en la comunicación entre los dos líderes de la banda y en la organización del aterrizaje de la avioneta que voló desde Paraguay.

“Actuaban como voceros de los hermanos Celis, manteniendo un nexo de comunicación secreto, indirecto y permanente entre ambos y por medio del cual organizaban la logística del transporte del estupefaciente. Además, eran los encargados de ubicar, seleccionar y acondicionar las posibles pistas o áreas de aterrizaje en las localidades de María Grande 1º, Aldea Brasilera, Aldea Salto, Sauce de Luna, Bovril, Alcaraz, María Grande 2ª, Colonia Avellaneda y Villa Urquiza”, se sostiene en la acusación.

Lo que más complica al hombre oriundo del barrio San Agustín de Paraná, son escuchas telefónicas en las cuales dialogó con otros imputados sobre la organización del aterrizaje de la avioneta con droga. Pero además, se tuvo en cuenta para rechazar su pedido que en los últimos años hubo varios narcotraficantes condenados por dirigir sus organizaciones criminales desde la cárcel, a través del acceso a celulares.

Mañana será el día en que comenzarán a ser juzgados los hechos que han causado una conmoción política e institucional, tanto en Paraná como en todo el país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario