Secciones
Ciudades más humanas

Voy en Bici Paraná es una gran noticia

Victoria Lozano Rendón sube a Instagram y Facebook las historias de los ciclistas urbanos. La idea es tejer redes.

Viernes 11 de Octubre de 2019

Victoria Lozano Rendón impulsa el proyecto Voy en Bici Paraná porque decidió anclar los conocimientos que adquirió investigando para su tesis de posgrado.

Licenciada en Comunicación Social, periodista, investigadora en movilidad urbana y estudiante de la Maestría en Estudios Culturales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) comenzó a transitar por las calles de la capital entrerriana en bicicleta hace un año y medio.

Es profesora en la Escuela Normal y en la Facultad de Humanidades de Uader. Tiene 29 años y se siente una privilegiada porque puede elegir si viaja al trabajo en bicicleta o en otro medio de transporte sabiendo que para muchos paranaenses, la bici, es la única opción y son los que se merecen una estructura vial que les brinde seguridad.

victoria.jpg
En necesario un contrato social para decidir la ciudad que queremos para nosotros y nuestros hijos.
En necesario un contrato social para decidir la ciudad que queremos para nosotros y nuestros hijos.

Nacida en Bogotá advirtió que cuando alguien pregunta ¿En qué vas? son muchos los paranaenses que responden "Voy en Bici". Así apareció el nombre pero el proyecto en sí tuvo varios momentos de gestación. Comenzó a pensar la idea y a estructurarla hace seis meses y la materializó en forma virtual el 20 de septiembre. Los textos y las fotos de ciclistas urbanos quedan alojadas en las cuentas de Instagram y Facebook.

Con el título en Comunicadora Social, comenzó el posgrado en Estudios Culturales en Rosario y realizó la investigación para la maestría sobre transporte urbano de pasajeros. Es más, la tesis surgió por una experiencia laboral en el Ente de la Movilidad de Rosario. Hace un par de años decidió establecerse en Paraná y sintió la necesidad de anclar la investigación sobre movilidad urbana. "Tenía ese deseo. Si vivo acá tengo que hacer cosas acá", reconoció una tarde fría que se secaba de la lluvia.

Nos volvimos a encontrar el jueves, con una térmica que superó los 30 grados en el mediodía de primavera, y reconoció que la idea empezó a cerrarle con el paro de colectivos. "Las dos semanas que fui en bicicleta a trabajar comencé a observar cómo se movilizan los peatones y en qué clase de infraestructura se desplazan".

Al igual que ella, en esos 15 días, fueron muchos los que se dieron cuenta que todas las obras en la ciudad fueron pensadas para los automóviles, salvo los carriles exclusivos que, en ese momento, no servían porque los colectivos habían dejado de circular.

victoria 2.jpg
La pirámide de la movilidad sostenible tiene al peatón en primer lugar.
La pirámide de la movilidad sostenible tiene al peatón en primer lugar.

Victoria advierte que se necesitan políticas públicas para el peatón: "En el caso de que no quieras salir en bici o skate, tenés que tener un buen sistema de servicio de transporte público".

En cuanto a la organización del tránsito explicó que es necesaria la capacidad de gestión y negociación. "Viví en Rosario cuando se daba la transición de carriles compartidos a carriles exclusivos y no fue un proceso fácil. Tuvieron que convencer a todos los actores".

Entre ellos a los comerciantes que, en Paraná, tienen un fuerte lobby para concretar obras espasmódicas. En definitiva, hay que abrir la cabeza. "No se trata de quemar los autos, no es eso, desalentar el uso del vehículo privado permite otras posibilidades para la ciudad, cambia el aire, el nivel de ruido. No es solo tuya la calle. Es de un montón de gente más", puntualizó.

Ella reconoció que se siente muy cuidada por los automovilistas porque al usar casco, luces y ropa fluor, sobre todo cuando llueve, también demuestra que se cuida. "Percibo que me registran (los automovilistas), guardan la distancia del metro y medio. Me dan el paso".

Mientras se traslada por la capital de la provincia advierte que los rasgos de ruralidad pueden ser un gran punto a favor porque lo que se necesita es bajar las velocidades.

Eso sí, integrar lo urbano, con lo rural, sin una política pública, será muy complejo.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario