Medios
Miércoles 21 de Marzo de 2018

Tras la carta a Macri, Santino recibe invitaciones para conocer su historia

El pequeño paranaense (diagnosticado con TEA) que le escribió al presidente estará en Rosario la próxima semana invitado por el Banco de Alimentos de dicha ciudad. Santino brega por una ley como la que existe en Francia pensando en los pobres.

La idea y propuesta de Santino Guglieri sigue generando repercusión a nivel nacional. El pequeño de 13 años, que fuera diagnosticado en su momento con TEA (Trastorno Espectro Autista), no para de recibir felicitaciones luego de lo que fuera su carta al presidente que escribió el pasado 9 de febrero.


En aquella oportunidad le manifestó al presidente de la nación la posibilidad de impulsar en nuestro país una ley como la que existe y rige en Francia, donde se obliga a los supermercados a donar los alimentos que les sobra (no los vencidos ni los que están en mal estado).


El deseo y sueño de Santino, tal como adelantara UNO, tuvo una respuesta dos semanas después: le escribieron desde el Programa Nacional de Reducción de Pérdida y Desperdicio de Alimentos. Desde esa repartición le reconocen al pequeño entrerriano haber contribuido a la causa. "La carta de Santino es muy valiosa", le dijeron, a tal punto que ha logrado poner el tema en agenda pública.


Pero la historia continúa y tiene futuro. El Banco de Alimentos de Rosario lo acaba de invitar en las últimas horas a "Santi" a recorrer las instalaciones y a participar de la campaña de recolección de firmas para la Ley Donal (donación de alimentos). El nene entrerriano tendrá que viajar el 28 y ya le giraron los pasajes para que esté presente en la institución. Así lo confirmó el propio padre de Santino a UNO.

Desde el Banco de Alimentos de Rosario han convocan a los medios locales para que hablen con él. "Están intrigados de dónde sacó la idea para escribirle la carta a Macri pidiéndole que impulse una ley como la de Francia. El miércoles estaremos ahí. Una vez más, Santi nos llena de orgullo!", manifestó Germán Guglieri.

Comentarios