Accidentes domésticos
Sábado 21 de Enero de 2017

Salud brindó consejos sobre el cuidado de niños en vacaciones

Evitar la exposición al sol durante las horas del mediodía, prevenir picaduras y mantener una buena hidratación son las principales recomendaciones.

Los cuidados de salud en verano resultan esenciales para evitar tanto enfermedades como accidentes domésticos. El jefe del servicio de Guardia Central del Hospital Materno Infantil San Roque, Hugo Vainstein, indicó: "Nos importa tratar de no tener que llegar a atenciones por algunas patologías, evitar que esto ocurra", por lo que instó a los padres a que estén atentos a una serie de situaciones que se suelen observar con más frecuencia en verano como las quemaduras por exposición al sol, los cuadros de gastroenteritis y las picaduras de insectos.


Recomendaciones


- Cuidarse de la exposición al sol. "Con respecto a los chicos que van a colonias de vacaciones debemos tener mucho cuidado con la exposición solar, ya que si bien muchas colonias comienzan por la mañana, es aconsejable que entre las 11 y las 16 no se exponga a los chiquitos al sol", expresó el referente.


En caso de estar al sol siempre se deberá utilizar protección, aplicando el protector de 20 minutos a media hora antes de la exposición solar. Se debe renovar su aplicación cada dos horas y luego de cada inmersión.


Se debe tener especial cuidado con los bebés más chicos (recordar que está prohibida la exposición al sol de menores de un año). Al salir de la casa deben hacerlo con ropa, preferentemente blanca y sombrero.


- Una correcta hidratación. "Es recomendable que los chicos estén tomando abundante cantidad de líquidos, preferentemente agua, evitando las bebidas gaseosas", señaló Vainstein.


Además, considerando que estamos en una provincia con numerosos cursos de agua, suelen observarse cuadros de gastroenteritis cuando los chicos vuelven de pasar el día junto al río, por lo tanto es importante estar atentos para evitar que los chicos tomen agua cuando van a la playa. Ante cuadros de diarrea y diarrea con sangre siempre consultar a un profesional.


- En el caso de chicos que van a piletas se pueden presentar casos de otitis externa, si hay mucho dolor deben consultar a un profesional que establezca si necesitan algún tratamiento de gotas locales para solucionar el cuadro. También pueden acontecer cuadros de conjuntivitis para los que se indica un tratamiento a base de colirios, siempre consultando previamente a un médico que determine la mejor medicación a utilizar.


Otras situaciones que se pueden presentar al asistir a natatorios son el contagio de hongos y pediculosis. "Siempre hay que tratar de que los niños lleven el pelo atado o que usen alguna gorra que funcione como protección ya que la pediculosis es una enfermedad muy difícil de erradicar", indicó Vainstein. También recomendó que los chicos usen ojotas todo el tiempo en vestuarios, duchas y espacios de uso comunitario para evitar el contagio de los hongos, y en caso de observar su presencia, consultar a un médico para que se indique el uso de alguna crema antimicótica.



Otras situaciones a considerar


También se deben prevenir picaduras mediante el uso de repelentes (usando productos con citronella en el caso de los chiquitos). Además se debe tratar de que los ambientes estén limpios para controlar la presencia de alacranes y de animales ponzoñosos.


Ahogos por inmersión. "En verano también es importante recordar que con muy poquita cantidad de agua se puede ahogar un bebé, entonces cuando la familia tenga un piletín en la casa los padres deben estar permanentemente controlando a los chicos para prevenir accidentes", afirmó el especialista.


Prevenir accidentes domésticos, por ejemplo cuidando de no dejar cables a la vista cuando los padres corten el pasto, "y extremar las precauciones con el manejo de agua caliente, que produce quemaduras importantes sobre todo en el caso de los chicos pequeños", finalizó Vainstein.


Comentarios