Fauna Autóctona

Rechazan la habilitación de la caza de animales nativos

Desde las organizaciones ambientalistas aseguran que la medida no tiene justificativo y que se privilegia a los cotos de caza. Alertan por el plomo en el agua.

Jueves 26 de Mayo de 2022

Entidades ambientalistas de Entre Ríos salieron a rechazar públicamente la habilitación que hizo el gobierno provincial de la temporada de caza menor, que incluye a animales nativos. Además de considerar "incomprensible" la resolución, alertaron por la acumulación de plomo en el agua de los humedales que ya se está viendo y que puede agravarse con medidas de este tipo.

Como informó UNO este jueves, la Dirección de Recursos Naturales dispuso, mediante Resolución N° 1.099, la habilitación de la temporada de caza deportiva menor. Comenzó el 14 de mayo y regirá hasta el 15 de agosto en todo el territorio provincial, excluyendo las áreas naturales protegidas incorporadas al sistema provincial según la Ley 10.479 del 25 de abril de 2017.

Las especies habilitadas susceptibles de caza son liebre, perdiz chica, pato picazo, pato Sirirí Pampa y pato Sirirí Colorado, y pato capuchino.

Siriri-colorado.jpg
Pato Sirirí Colorado.

Pato Sirirí Colorado.

El Centro para el Estudio y la Defensa de las Aves Silvestres (Ceydas), de Concordia, manifestó que repudia "enérgicamente" la habilitación de la "caza de especies autóctonas en el territorio provincial". Y agregó: "Tal decisión carece de fundamentos técnicos debido a la falta de estudios poblacionales en toda la provincia de las especies habilitadas y de estudios acerca de la presión de la caza, además de no contar con un sistema de control y fiscalización eficaz".

LEÉ MÁS: Habilitaron hasta el 15 de agosto la temporada de caza deportiva menor

Asimismo, destacaron: "Esta habilitación para cazar nuestras especies autóctonas va completamente a contramano de lo que ocurre en el resto del mundo, donde la tendencia es limitar cada vez más la caza debido a la alarmante disminución de las poblaciones y la extinción de especies".

A su vez, la organización Güirá Pirá, Club de Observadores de Aves de Concepción del Uruguay, advirtió que la resolución cuestionada "permite la caza de cinco especies de aves autóctonas sin ningún tipo de estudio o fundamentos técnicos que lo avalen"; por lo que exigió su "inmediata derogación y la prohibición de estas prácticas en todo el territorio provincial".

La resolución

La norma se establece que las cantidades permitidas por excursión y por cazador son: cuatro liebres, nueve perdices chicas, seis patos picazos, tres patos Sirirí Pampa y tres Pato Sirirí Colorado, y tres patos capuchinos.

Respecto de la zona habilitada para la caza deportiva menor, son sectores de los departamentos La Paz, Feliciano, Federación, Tala, Nogoyá, Victoria, Uruguay, Victoria y Gualeguaychú.

En ese sentido, en el artículo 7 se establece que son zonas vedadas, la superficie total de los departamentos Diamante, Federal, Concordia, Paraná, Colón, San Salvador e Islas del Ibicuy.

Caza.jpg
Temporada. A los cazadores se les exige licencia y hoja de ruta.

Temporada. A los cazadores se les exige licencia y hoja de ruta.

Asimismo, entran en esa prohibición parte de los departamentos Gualeguay (al sur de la ruta provincial 11), Gualeguaychú (al este de la ruta nacional 14 y al sur de la ruta provincial 16); La Paz, (al este de la ruta nacional 12, al sur del arroyo Feliciano), y Victoria, en la zona al este limitado por las rutas provinciales 11 y 26. También sectores de Nogoyá, y Villaguay.

"Abastecen a los cotos de caza"

María Fernández Benetti, abogada ambientalista, detalló en diálogo con UNO las razones del rechazo que despertó la habilitación de la caza. Si bien admitió que "la Dirección de Recursos Naturales tiene la facultad de establecer directivas sobre cuándo se puede cazar y cuándo no se puede, como lo hace con las temporadas de pesca", aseguró que debe hacerlo "con un criterio y una justificación", que es lo que no ven las organizaciones en esta oportunidad.

"En este caso, que es la habilitación de caza menor de animales nativos, no se comprende para qué, más que nada con los patos", sostuvo Fernández Benetti. "Lo que se está pidiendo es una justificación. No entendemos ningún justificativo por el cual se habilite la caza de este tipo de animales", dijo alarmada.

"Por supuesto que la caza está permitida, más que nada en los animales grandes y en los animales que son exóticos, como puede ser el ciervo axis, el chancho jabalí y la liebre europea. Todo eso sí. Es más, se está incentivando ese tipo de caza, pero la oposición central es que se está incentivando la caza de animales nativos, que no tiene ninguna razón de ser", continuó la abogada.

Embed

Por otro lado, aclaró que "no se está cuestionando la caza de subsistencia, la del cazador que la tiene como un medio de vida, sino más que nada la caza comercial, en el sentido de los cotos de caza".

"Sabemos que están proliferando muchísimo los cotos de caza y los europeos y norteamericanos que vienen a cazar, que pagan en dólares, no quieren cazar los animales exóticos, ellos quieren cazar los nativos. Aquí el objetivo principal es abastecer los cotos de caza", aseguró.

La abogada ambientalista aclaró que no se trata de algo novedoso, sino que ahora ahora las organizaciones "lo pusieron en el tapete". Y además se suma el hecho de que "ahora hay un montón de cotos de caza y, como sucede con la pesca, se está elitizando. Se está llevando a la caza y a la pesca con fines deportivos y no así de subsistencia. A la hora de decidir, siempre se privilegia a los cotos privados".

MARIA FERNANDEZ bENETTI.jpg
María Fernández Benetti, abogada ambientalista.

María Fernández Benetti, abogada ambientalista.

Plomo en el agua

Por otro lado, Fernández Benetti hizo mención a "un punto super importante" que es la contaminación con plomo en los cursos de agua y en los humedales, lo cual se incentiva con este tipo de resoluciones, según afirmó. "Los patos, por ejemplo, están en zonas húmedas, porque necesitan agua. Entonces, por ahí hay expediciones de caza que llevan a grupos de 15 personas cazando, que pueden disparar muchísimos proyectiles. Ya se está viendo en un montón de estudios esa acumulación de plomo en el agua", alertó.

Sin datos

A esto sumó que las entidades ambientalistas con conocen que existan datos fácticos que justifiquen la caza de animales autóctonos, como podría ser, por ejemplo, la existencia de superpoblación de patos. "Nosotros entendemos que estos datos no existen, porque sino los publicarían", insistió.

"Los ecosistemas se pueden desequilibrar por la introducción de fauna exótica, pero también puede haber una superpoblación de una especie nativa, porque ha desaparecido su depredador, por caso. Es por esos supuestos datos que habilitan en algunos departamentos y en otros no. Pero todo eso no está. Lo que estamos pidiendo a (Mariano) Farall (director de Recursos Naturales) es la justificación concreta", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario