Educación

Ovación para primeros egresados de la técnica de San Benito

En la escuela dan clases en un galpón. Los propios alumnos, entre ellos los flamantes egresados, levantaron paredes para armar aulas y arreglaron el inmueble

Viernes 03 de Diciembre de 2021

La Escuela de Enseñanza Técnica (EET) N° 18 de San Benito, que tiene su primera promoción de egresados este año, no cuenta con nombre todavía, ni un edificio propio que prometieron construir las autoridades hace 7 años, cuando se creó ante una demanda concreta, ya que en la zona había otros establecimientos de enseñanza Media, pero ninguno con este tipo de educación.

Pero lejos de desanimarse por lo que les hace falta, la comunidad educativa siguió trabajando de manera constante para que se pudieran recibir los alumnos que forman parte de la primera promoción en este 2021, y los de años venideros: son cuatro jóvenes quienes finalmente el próximo martes recibirán su título de técnicos maestros mayores de obra (MMO). Se trata de Denise Miño, Romeo Tovani, Ezequiel Lescano y Antonio Fleyta. El acto será en el Polideportivo de la localidad de Paraná Campaña a las 19 y dos llevarán la bandera argentina y dos la de Entre Ríos.

Egresados EET N° 18.jpg
Los flamantes egresados tendrán su colación el próximo martes.

Los flamantes egresados tendrán su colación el próximo martes.

Serán sin dudas muchas las emociones, ya que además de haber compartido las clases, los talleres, los recreos y demás, el sentido de pertenencia en la institución es muy fuerte: funciona en un galpón que los propios estudiantes, docentes y directivos fueron acondicionando.

Los chicos, desde que empezaron primer año hasta el último, levantaron paredes para dividir las aulas, pegando ladrillos, puertas, ventanas, haciendo la instalación eléctrica, entre otras cosas, para poder tener clases en mejores condiciones.

Este trabajo formó parte de las prácticas educativas, bajo la supervisión y acompañamiento de los profesores; y si bien esta labor habitualmente en otras escuela técnicas se llevan adelante en alguna empresa para aprender en un ámbito real cómo son las tareas que deberán hacer cuando sean profesionales, las falencias edilicias del lugar los llevaron a ponerse al servicio del establecimiento en el que se formaron.

Raúl Ezequiel Giménez, es el actual rector y desde 2019 se desempeñó como jefe de Taller y contó a UNO: “La escuela se creó en el Polideportivo de San Benito en un galpón que anteriormente ocupaba la escuela Evita y empezó a funcionar ahí. Seguimos en el mismo lugar todavía. Tenemos la promesa de la escuela nueva, que sería en el barrio 250 Viviendas , que creo está cerca de Colonia Avellaneda, pero seguimos esperando”.

“Damos la clases en el galpón, pero es bastante precario. Venimos peleando por el tema de la reparación de los baños que tenemos, hay uno de mujeres y uno de varones, que funcionan para todos los que somos integrantes de la escuela. No tenemos mucho espacio, así que en las mismas aulas funcionan los talleres”, señaló el rector.

Alumnos de la EET N° 18.jpg

A su vez, refirió: “Por todas las necesidades que hay en la escuela, los chicos van trabajando en el contexto real. Ellos mismos construyeron las aulas, hicieron los pisos, las carpetas, las instalaciones eléctricas; armaron las ventanas, y algunos marcos y puertas. Entre todos se colabora. Desde los alumnos de primer año hasta los chicos que se están recibiendo le han puesto el hombro para que la escuela esté en condiciones”

“La voluntad está siempre puesta en que los chicos tengan su espacio cómodo para poder trabajar. Y además todo esto les da un sentido especial a su paso por esta escuela, porque ellos mismos dicen ´yo puse esta ventana, yo soldé, yo pegué ladridos´. Eso es lo que más nos enorgullece, que los chicos tengan este sentido de pertenencia”, agregó.

En este inmueble pasan muchas horas: de corrido desde las 7.40 a las 17.30 aproximadamente, a veces más, según mencionó Giménez: “Los chicos ingresan a la mañana y los que se quedan hasta la tarde, que tienen a taller, ya toman un refrigerio en la escuela y continúan”, dijo, quien lamentó: “Las instalaciones se fueron reparando, haciendo arreglos, pero no es lo que corresponde, por ahí los techos se llueven y venimos peleando para poder solucionarlo. Se han presentado notas y todo, se viene gestionando, pero no hemos podido lograr que se avance en esas cuestiones”.

Ganas de crecer

La EET N° 18 se creó en el 2015 y cuando concreten los trámites que la pandemia obligó a interrumpir, será bautizada tras el consenso de la comunidad educativa con el nombre de “Clorindo Testa”, en homenaje a uno de los arquitectos que gestó el proyecto del edificio de la Biblioteca Nacional.

Sobre la matrícula actual, el rector contó que son 56 los estudiantes en la actualidad, y confió que para el año que viene tuvieron que cerrar pronto la inscripción, porque solo tienen lugar para incorporar 13 alumnos más. En este marco, Giménez, comentó: “A quienes egresan, este título ya los habilita como profesionales a matricularse, cada uno en su área. En especial el MMO tiene un campo laboral muy amplio, es uno de los títulos más solicitados hoy en día. Nosotros tenemos la idea de que la escuela progrese, pero con las cuestiones que se generan por tener espacios tan chicos para dar clases y talleres, tenemos un cupo muy limitado de chicos para recibir. A las inscripciones las tuvimos que cerrar porque se cubrió la plaza que teníamos: pudimos ingresar 13 alumnos para primer año, pero lamentablemente quedó gente afuera porque no tenemos más lugar ni comodidades”.

Por otra parte, hizo alusión a las dificultades que trajo la pandemia, y manifestó: “Fue difícil el 2020, porque tenemos chicos de escasos recursos, así que por ahí se complicó el trabajo, pero siempre hubo voluntad de la institución, los docentes y de las familias, que estuvieron muy comprometidas con la escuela y se lo agradecemos”.

Acerca de los estudiantes que van a egresar el martes para abrirse camino en el mundo laboral o estudiando alguna carrera, remarcó: “Son muy buenos alumnos y excelentes personas”, destacó el rector sobre los flamantes egresados, y subrayó: “Estando tantas horas en la escuela la amistad se va forjando la amistad, y el trato con ellos es muy lindo”.

Por último, refirió con emoción: “Lo que me gustaría que se lleven de la escuela son principalmente buenos recuerdos compartidos. La verdad es que hay que destacar lo que estos chicos han hecho por la escuela. Se han brindado de lleno para que la institución avance y siempre están ahí. Así que estamos muy orgullos de ellos”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario