Paraná
Sábado 12 de Enero de 2019

Irma ganó con Suerte UNO y festejará con su gran familia

La dueña de la pescadería de avenida Churruarín, en el barrio Santo, reconoció que su relación con Patronato es de "un amor profundo".

Irma Inés Rodríguez está contenta porque ganó por segunda vez, en cuatro meses, el pozo acumulado de Suerte UNO.

Ahora cobrará 25.000 pesos y la verdad que todos en la familia están felices porque ella enseguida piensa en Adriana y Pichi, sus dos hijos, que le regalaron tres nietos y una de ellos la coronó como bisabuela.

La cuarta nieta, la del corazón, se llama Tessia, nació en Estados Unidos hace 13 años y llegó a Paraná hace seis acompañando a su mamá, la hermana de su yerno, que falleció por el cáncer que padecía. La familia de Irma enseguida adoptó a la pequeña que hoy ya se prepara para cursar el segundo año de la Secundaria en una escuela paranaense.

Ella, a los 72 años, tiene fuerzas para seguir abriendo la pescadería de avenida Churruarín a la que llega, todos los días, manejando su auto desde el barrio Pecifa. A punto de cumplir los 50 años al frente del local recuerda que la relación con UNO siempre fue muy estrecha.

En marzo de 2016 Irma y sus hijos fueron los protagonistas de una nota en donde denunciaron la muerte de Oscar Blazquez un par de años antes. "Nos hicieron una entrevista muy linda contando la historia de mi marido que sufrió mala praxis. Todavía estamos en juicio", recordó en la puerta del local que está a 200 metros de la cancha de Patronato.
irma 3.jpg
Irma es del barrio de Patronato al que ama desde 1969. 
Irma es del barrio de Patronato al que ama desde 1969.

La pasión

La relación con el Rojinegro es de un amor profundo porque, cuando llegaron desde Diamante en 1969 vivieron en una casa frente a la puerta del estadio sobre calle Grella. Con la familia disfrutaron la primera época de oro deportiva y además colaboraron con la pro puesta del expresidente Fernando Pascual Gan para construir las piletas.

"Pusimos unos mil pesos de aquel entonces para colaborar con la construcción de las piletas y nos convertimos en socios vitalicios". Después de muchos años, a las etapas de los últimos ascensos la vivió con su marido y sus hijos.

Cuenta que eran de los primeros que llegaban a la cancha y ocupaban un lugar en la popular sobre el arco de calle Grella, donde va la barra: "Es el lugar más hermoso de la cancha", recuerda y los ojos se le iluminan.

La última vez que pisó la tribuna del Grella fue cuando El Patrón recibió a River Plate. Aquel día volvió a recordar las tardes de las finales por los ascensos cuando se hacía difícil respirar entre tantos hinchas.

Con tantos años de cancha reconoce que de un momento para otro la tribuna se volvió muy violenta y para colmo los precios de las entradas subieron. "Si vas con la familia, los gurises te piden un choripán, una gaseosa. Se volvió todo muy caro", narró para explicar la baja convocatoria del equipo que representa al fútbol entrerriano en la Superliga.
irma adentro.jpg
Irma trabaja en la pescadería hace 50 años. 
Irma trabaja en la pescadería hace 50 años.

Termómetro

En la pescadería de avenida Churruarín se nota la crisis económica porque los clientes compran menos. Por estos días el kilo de filet de boga vale 140 pesos por lo que más de una vez, los compradores, se llevan dos o tres bifes para sacarse la ganas de comer pescado. A la baja del consumo, se suma que esta es la temporada baja su negocio.

En realidad antes, en Paraná, se decía que en verano es mejor evitar el pescado aunque ella se encargó de desmentir la teoría: "Hay que saber cuidar el pescado, tiene que estar en el freezer, congelado. Lo que le hace mal es la humedad y el sol".

Esperando por un fin de semana de buenas ventas este sábado tenían que llegar desde Diamante el sábalo despinado y algo de boga para la parrilla. En la pescadería respetan la veda del dorado y el surubí que está vigente en toda la provincia. Como detalle advierte que a la tararira la descartó porque el precio se fue por las nubes. Los clientes compran fuerte del 1 al 10 y luego la demanda baja hasta el próximo mes.

Ilusionada

El premio que ganó jugando a Suerte UNO lo cobrará el viernes y ya se imagina que Horacio Moglia, el conductor de El Explorador, la va a cargar, en vivo, por televisión. La semana será especial porque en el barrio los vecinos la conocen y pasan a saludarla. "Me va a decir que tengo mucha suerte pero yo le voy a responder que no hay dos sin tres", advirtió.

Oportunidad
Siguiendo el camino de Irma, a Suerte UNO se juega con los números del Documento Nacional de Identidad. Tienen que separar los últimos tres pares y controlar si salen a cabeza o segunda en la tómbola de Entre Ríos Matutina los días martes, miércoles y jueves. Por ejemplo, si el número es 26.940.948 hay que dividirlos en 94; 09 y 48. Si aparecen en algunos de los tres días, ganaste.

Comentarios