Secciones
Alquileres

Evalúan opciones para que no se interrumpan los pagos de alquileres

Inmobiliarias afirman que no se cortó el pago de inquilinos de viviendas, pero en los comercios la situación es distinta y más difícil.

Martes 14 de Abril de 2020

Al decretarse el aislamiento preventivo obligatorio con el fin de evitar la propagación masiva del coronavirus, numerosos comercios de distintos rubros debieron interrumpir la atención al público y ante esta situación no generaron ingresos para cumplir con el grueso de sus obligaciones habituales.

En este marco, también hubo empresas imposibilitadas de continuar con su línea normal de trabajo, y en muchos casos los empleados no recibieron la totalidad de sus haberes.

Una de las consecuencias más preocupantes ante esta situación extraordinaria es la interrupción del pago de los alquileres. Sobre este tema, José María Armándola, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Entre Ríos y empresario del sector, señaló a UNO: “Respecto a los alquileres de viviendas, hasta el momento no hemos tenido ningún planteo de excepción por no poder pagar, porque la gente tiene un salario que lo cobra igual, así que dentro de las dificultades de la cuarentena estamos manejando la situación, acorde a las circunstancias”.

Asimismo, recordó que todo lo que tenía vencimiento a partir de la fecha del decreto se corre para septiembre: “Los contratos que se vencían ahora siguen vigentes hasta el 30 de septiembre, al mismo precio. Y si había un aumento pactado para este mes, se puede postergar para octubre en adelante y tienen para conversar entre el propietario y el inquilino para que abone la diferencia en tres o seis cuotas sin interés”, comentó.

Sobre este punto, afirmó: “Mucha gente ha optado voluntariamente por pagar el aumento, para que no se le recargue tanto el alquiler después”.

“En nuestro caso estamos cumpliendo lo que dice el decreto: no se está subiendo el valor de los alquileres y la mayoría de los pagos se han hecho bancarizados, a través de Internet, pero las dificultades de las inmobiliarias surgen porque todavía no tenemos una autorización para circular, como por ejemplo se les ha dado a las casas de electrodomésticos para poder cobrar las cuotas. Estamos pidiendo desde ya a la Gobernación y a Presidencia de la Nación que podamos trabajar, porque hay gente que tiene que pagar su alquiler y hay quienes tienen que cobrarlo, ya que depende de eso para su subsistencia. Si hay un jubilado que tiene un departamentito y no cobra este dinero extra, no tiene para sobrevivir”, indicó, y advirtió: “Hay que tratar de que no se corte la cadena de pago, siempre cuidando la salud”.

Por su parte, Roberto Ruiz, quien se dedica al rubro inmobiliario hace 44 años: “Se está viendo cada caso y se está arreglando entre las partes, que es lo ideal, porque no es la misma situación para el inquilino que es empleado de comercio, no está trabajando y tiene problemas de cobro, que la de un empleado del Poder Judicial”.

Sobre este tema, desde la Defensoría del Pueblo de Paraná señalaron que solo recibieron dos reclamos por aumentos del alquiler, pero como el contrato se hizo con inmobiliarias fueron derivados a Defensa al Consumidor. También hubo otro caso de una persona que exigía que le habilitaran una cuenta para poder pagar de manera virtual y por gestión del organismo se resolvió.

La situación en comercios

En cuanto al cumplimiento de los pagos de los alquileres comerciales, la situación es más difícil y Armándola aclaró: “Iremos viendo qué pasa durante el transcurso del mes. Hasta este lunes estábamos prácticamente parados y estamos tomando contacto con las partes. Estimo que las conversaciones se van a dar sobre todo en los rubros que no están pudiendo trabajar y hay que ver caso por caso”.

“Los valores de los contratos comerciales son diversos. Después de que se levante la cuarentena, debemos ver cómo va a quedar nuestra economía, no hay precisiones de nada”, evaluó en referencia a los meses venideros.

En tanto, Roberto Ruiz manifestó: “Realmente se nos ha incrementado bastante el trabajo, nos hemos estado comunicando uno por uno con nuestros clientes para negociar, dependiendo de cada caso. Hay contratos comerciales que están en una situación bastante especial, porque han tenido cero ventas, y hay que hablar con los propietarios para tener estas consideraciones y que no se transforme en un desastre peor, porque el problema es recíproco para el que tiene que pagar y también para el que tiene que cobrar, que es de quien se ha olvidado el gobierno. Hay quien ahorró unos pesos y se pudo comprar una casita o dos y tiene ese alquiler como refuerzo de su jubilación”, observó.

Desde la Cámara de Comerciantes del Microcentro de Paraná señalaron que hubo diferentes situaciones respecto a los alquileres. Betiana Curiotti, la presidenta de la entidad, explicó a UNO: “No podemos trabajar y el tema de los alquileres es muy personal. Hay propietarios que han condonado el 100% del mes de abril, otros que han arreglado que se les pague solo el 50% porque tuvimos la posibilidad de trabajar medio mes, y tenemos propietarios que no han cedido ni un peso”.

“Venimos tratando esta cuestión desde el primer día e hicimos una nota para que nos sirva de base y poder presentársela a cada propietario”, indicó.

Según comentó, un alquiler en la peatonal cuesta entre 70.000 y 80.000 pesos en promedio, una suma importante para afrontar si se considera que los comerciantes no han podido generar ingresos en las últimas semanas. Además, no es la única obligación que tienen quienes están al frente de un negocio. En referencia a este tema, Curiotti contó a UNO: “Nos hemos puesto de acuerdo todos los comerciantes en que lo primero es pagar los sueldos y no descuidar a los empleados, porque detrás hay familias: se abonó el salario correspondiente a abril, y en algunos casos no han podido pagar la totalidad, sino entre un 70% y un 80%. En segundo lugar hay que responder al proveedor, porque también tiene sus empleados y esto es una cadena. Y en tercer lugar nos planteamos abonar lo mínimo e indispensable para funcionar, como una parte del alquiler, de la luz y demás; y por último lo que sean obligaciones impositivas”.

“No es una cuestión de capricho, sino de prioridades, porque el , al estar cerrado, no tiene ingresos”, dijo, y adelantó que a través del Centro Comercial y la Federación Económica de Entre Ríos le presentaron al intendente Adán Bahl un pedido para trabajar a puertas cerradas, y respondió que él lo elevará al gobierno de la provincia y de ahí al Ministerio del Interior: “La idea es trabajar en un horario determinado y corrido en todos los rubros, con una o dos personas por local, a puerta cerrada y solamente con envíos online o delivery, aunque con esta modalidad no se logra el mismo caudal de ventas”, expresó Curiotti, quien aclaró que en su caso, al tener librería, está habilitada para abrir su negocio.

Por otra parte, se refirió a los créditos anunciados por el gobierno nacional y manifestó: “Muy pocos los han tomado, porque no es la idea sacar un préstamo al 24% de tasa para pagar sueldos. Sí han recurrido a esta opción las pymes que tienen más empleados, pero lo ideal es tener un préstamo a tasa cero”.

A su vez, evaluó: “A nosotros no nos sirve de nada una prórroga de vencimientos y de pagos, porque eso es postergar el problema y no es una solución. Cuando pedimos que nos contemplen aportes patronales, tasa municipal, Rentas, IVA, es porque son muchos los ítems que el comercio en regla paga para poder mantenerse”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario