Información General

Destacan que el salame no escasearía en empresas chicas

Destacan que la dificultad pasa en empresas que elaboran salames en gran volumen y que importan. No obstante, aseguran que no tienen el stock que desearían.

Miércoles 10 de Agosto de 2022

Recientemente, desde la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines advirtieron sobre la problemática que enfrenta el sector ante la imposibilidad de acceder a insumos que no se fabrican en la Argentina, y que no se pueden comprar en el exterior por las restricciones que dispuso semanas atrás el Banco Central. Desde las grandes empresas advierten que podría escasear la producción de salames.

salames.jpg
No habría falta de stock de salame en empresas chicas.

No habría falta de stock de salame en empresas chicas.

“Nosotros utilizamos insumos para la elaboración, que son importados porque no se fabrican en la Argentina y son insustituibles. Son más de 25”, señaló Martín de Gyldenfeldt, gerente de la cámara y existe una preocupación sobre un corto plazo de la escasez que podría haber.

Enrique Passarello es empresario del sector de Concordia con más de 50 años de experiencia familiar, dedicados a la elaboración de chacinados y embutidos, que elabora más de 50 mil kilos mensuales. Al respecto dijo: “En los frigoríficos grandes que tienen mucho volumen que importan directo los insumos, sí van a tener esos problemas, nosotros somos una empresa chica. Hoy no llegamos a tener los stock que nos gustaría, pero igualmente seguimos trabajando, no vamos a tener inconvenientes en conseguir materia prima”.

Consultado de qué es lo que podría escasear, indicó a LT 15 Radio del Litoral: “Los aditivos para lo que es fiambre es lo que cuesta más conseguir, desde una pimienta que viene de Brasil a un colágeno para el salame que viene de España. Se consigue, pero no en cantidad. No obstante, hay reemplazo o se lo puede hacer natural. La tripa de salchica, como de salame vienen de Ucrania, pero tenemos vacuno también. En una fábrica chica como la nuestra vamos a seguir trabajando normal”.

Al mismo tiempo precisó que se les dificulta hacerse de maquinaria para la elaboración. “Nosotros queremos traer una máquina y directamente no se la está importando, hoy demora seis o siete meses una importación. Lo que viene, viene carísimo. Estamos sufriendo muy grande de lo importado, de a fines de diciembre a hoy estamos pagando cuatro o cinco veces más”, contó y detalló que la materia prima en su empresa es el cerdo “ha subido tres veces en el último mes y medio, eso trasladó la suba en el consumidor”.

En cuanto a la elaboración del salame si es un producto estacional, Passarello manifestó: “Hoy se trabaja todo el año, tal vez hace 15 años atrás el salame se hacía en el invierno únicamente. Levanta más la venta en invierno, pero se hace todo el año”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario