Secciones
Miradas

Por más choferes héroes

Jueves 03 de Octubre de 2019

Debería ser un acto normal y no tener trascendencia, pero sin dudas que merece ser contado. Ocurrió el pasado fin de semana en la ciudad de Concordia. Eduardo Peruchena es un colectivero de la Línea 7, y en un momento de la noche del sábado en que se dirigía desde Villa Zorraquín hacia el centro observa que una bebé se ahogaba y no dudó un segundo en cortar el servicio, salir del recorrido programado y dirigirse al hospital Masvernat, donde finalmente se estabilizó a la menor.

Tanto Eduardo como Jorge Ballarino, que se encontraba en el colectivo en su función de inspector, acudieron rápidamente para auxiliar a la menor. Además, la crónica indica que la unidad estaba llena en ese momento y bajo ninguna circunstancia el pasaje se molestó. Seguramente todo lo contrario. Claro está que una vez que dejaron a esa madre con su pequeña hija en el nosocomio, el servicio continuó con su tarea habitual.

Seguramente para Eduardo y Jorge no habrá sido un día más. Son esos días en que a uno le brota una sensación de haber cumplido con el deber. El psicoanalista Sigmund Freud solía decir: “Tomar una decisión es como montar un caballo de carreras. El animal representaría nuestro lado emocional, instintivo, desbocado casi. Por su parte, el jinete es quien lleva las riendas de la razón, quien guía, frena y orienta. Ahora bien, quien vence en la mayoría de las ocasiones a la hora de tomar una decisión es nuestra fascinante arquitectura emocional, ahí donde cada día acontecen cientos y cientos de carreras…”.

No se trató del primer caso del año, porque en marzo se dio un caso similar, también en la Línea 7. Maximiliano Echavarría se encontraba haciendo su trabajo cuando escuchó los gritos desesperados de la mamá de una bebé porque su hija no respiraba. De manera inmediata y sin dudarlo retiró el colectivo del recorrido y llegó al Masvernat, donde los médicos lograron salvarle la vida. “No dudé ni un minuto, era lo que tenía que hacer”, había dicho Maximiliano en diálogo con LT 15 Radio del Litoral.

Se trata de actitudes que llevan a cualquier persona a reaccionar y de un impulso tomar esa decisión. Incluso desde la misma empresa mostraron su satisfacción por el caso que tomó estado público y se viralizó en las redes sociales. “Por suerte salvaron a la chica en el hospital. Últimamente los choferes han tenido varias de esas reacciones. Nosotros siempre le decimos que actúen de la forma que les parezca, que lo hagan lo más rápido posible. Es una norma de la empresa”, manifestó al canal local Héctor Díaz Vélez, presidente de la Cooperativa Nuevo Expreso. Un acto que merece que se haga público, y como habitualmente se dice que genere las mismas reacciones en cadena, porque en definitiva de eso se trata, de tener un acto de cortesía en momentos de suma tensión. Más ante tantas pálidas que recibimos los argentinos en los últimos meses. Muchas veces las buenas acciones o noticias positivas quedan tapadas ante una realidad que nos arrolla y no nos da respiro. Acciones de este tipo demuestran que los argentinos estamos hechos de muy buena madera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario