Hoy por Hoy
Martes 27 de Febrero de 2018

Luchas contra la crueldad

En Paraná, un colectivo heterogéneo de agrupaciones feministas, sindicatos y organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos debaten sobre la organización de un nuevo paro de mujeres y movilización para el 8 de marzo, en el marco de la denominada Asamblea Participativa de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans.
Uno de los ejes de la convocatoria para este nuevo Día Internacional de la Mujer Trabajadora es cómo recae sobre este colectivo el ajuste y la represión que lleva adelante el gobierno nacional como condición para la implementación de un modelo económico neoliberal, denuncian. Esto desencadena un fenómeno al que llaman "feminización de la pobreza", el cual se evidencia en un dato contundente: existe una brecha salarial del 27% a favor de los hombres por igual tarea, y también en el no reconocimiento de labores que ellas realizan por fuera de la relación formal de trabajo, como las tareas en los hogares y en las familias. Otros ejes de reclamo es la adopción de políticas contra las violencias –física, psicológica, económica, sexual, mediática, institucional– que se ejercen sobre los cuerpos de las mujeres.
Al mismo tiempo, por estos días la capital entrerriana es escenario de reclamos en contra de decisiones gubernamentales que afectan el medio ambiente. La "ronda de los martes" congrega a ciudadanos que se oponen al proyecto de nueva ley de regulación de "fitosanitarios", que tiene media sanción del Senado entrerriano, y a la fumigación con agrotóxicos que tan graves problemas de salud provoca en niños, docentes y poblaciones rurales.
Últimamente se conoció también el rechazo de los vecinos de la Toma Vieja al trazado del puente entre Paraná y Santa Fe, el cual podría provocar un impacto grave en el entorno natural de ese barrio. Aseguran que la obra destruirá el complejo recreativo municipal, único lugar público para acampar que brinda la ciudad y un espacio privilegiado para apreciar desde lo alto de las barrancas la inmensidad del río. "Es descabellado que un puente que fue pensado para el transporte de carga, como parte de un corredor bioceánico, como una ruta de integración del comercio y la producción regional atraviese uno de los barrios residenciales que más crecimiento ha tenido en los últimos 20 años y destruya una de las mayores reservas ecológicas que tiene la ciudad", denunció la comisión vecinal. "Parece un proyecto hecho por tecnócratas que no conocen la ciudad", remató.
Aunque pueden parecer dos reclamos separados, hay algo que une ambas luchas y las hace parte de una misma problemática. Es lo que la prestigiosa antropóloga argentina Rita Segato llama "Pedagogía de la crueldad", algo propio de este momento histórico, caracterizado por ella como "una fase apocalíptica del proyecto del capital".
Para conocer el pensamiento de Segato se puede empezar buscando en Youtube la entrevista que le realizó la periodista Ana Cacopardo para el ciclo Historias Debidas de Canal Encuentro. Allí ella dice: "Hay un problema de crueldad y una de sus formas básicas es la crueldad que transforma en cosa el cuerpo de las mujeres. La prostitución, las violaciones de varios tipos, el joven que es enseñado a transformar su visión de las mujeres en una visión a la cosa, son parte de esta pedagogía". Dice también que "la pedagogía de la crueldad es una pedagogía masculina, es el mandato de masculinidad, donde el gozo está colocado en la consumición. El cuerpo está para el consumo, por lo tanto está transformado en cosa".
Lo mismo sucede con el medio ambiente: está para ser consumido sin importar las consecuencias. "La naturaleza está para el extractivismo, por lo tanto está transformada en cosa y en espacio donde están las cosas".
"Es tremendamente cruel, porque con las cosas uno no tiene empatía. La empatía es con las personas, o debería ser", dice Segato. "El deshumanizar el cuerpo de la mujer, es aprender a transformar la vida en cosa, la mujer en cosa. De la misma forma que transformamos la naturaleza en cosa".

Comentarios