Secciones
Netflix

El impuesto a Netflix, Spotify y otras aplicaciones será del 8% y no del 30%

Así lo definió finalmente la reglamentación del decreto sobre alcances de la Ley de Emergencia Económica y Social.

Sábado 28 de Diciembre de 2019

El Gobierno redujo del 30% al 8% el recargo sobre los pagos en dólares en el caso de aplicaciones muy populares como Netflix, Spotify, Airbnb, Tinder y otras, y también en la contratación de servidores de Internet y demás servicios vinculados con el mundo web.

Así lo dispone la reglamentación del decreto publicada ayer en el Boletín Oficial, que brinda precisiones sobre los alcances de la Ley de Emergencia Económica y Social.

En el marco de aclaraciones sobre el “impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria” (PAIS), en el artículo 17 del decreto se establece que cuando se trate de “servicios digitales”, el impuesto será del 8% y no del 30%.

El 30% sí aplicará para el resto de los casos enumerados en la ley, como la adquisición de moneda extranjera, las compras de pasajes o gastos en el exterior.

El decreto señala: “Cuando las operaciones comprendidas en el artículo 35 de la Ley Nº 27.541 constituyan servicios incluidos en el inciso m (del apartado 21 del inciso e) del artículo 3 de la Ley de Impuesto al Valor Agregado, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, la alícuota prevista será del 8%.

El inciso m de la ley de IVA ordenada en 1997 incluye a los “servicios digitales”. Considera servicios digitales –cualquiera sea el dispositivo utilizado para su descarga, visualización o utilización–, a aquellos llevados a cabo a través de la red Internet o de cualquier adaptación o aplicación de los protocolos, plataformas o de la tecnología utilizada por Internet u otra red a través de la que se presten servicios equivalentes que, por su naturaleza, estén básicamente automatizados y requieran una intervención humana mínima.

Y determina que comprende el suministro y alojamiento de sitios informáticos y páginas web, el suministro de productos digitalizados en general, el mantenimiento a distancia, en forma automatizada, de programas y de equipos, y la administración de sistemas remotos y el soporte técnico en línea.

También los servicios web como el almacenamiento de datos con acceso de forma remota o en línea, servicios de memoria y publicidad en línea; los servicios de software; el acceso y/o la descarga a imágenes, texto, información, video, música, juegos –incluyendo los juegos de azar–, lo que comprende la descarga de películas y otros contenidos audiovisuales a dispositivos conectados a Internet, o la descarga en línea de juegos. Y también los servicios de clubes en línea o webs de citas, entre otros.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario