Casamiento Messi Roccuzzo
Viernes 30 de Junio de 2017

Llegó el día: Messi y Antonela se casan hoy en Rosario

Desde las 17, unos 150 periodistas acreditados podrán cubrir las alternativas de la boda. Cómo fue la despedida de soltero en Pueblo Esther

Llegó el día. La boda del año. El evento más esperado llevará hoy las miradas de todo el planeta hacia la zona sur de la ciudad. Allí, en el complejo City Center, el astro del fútbol mundial e hijo dilecto de esta ciudad, Lionel Messi, se casará con el amor de su vida: Antonela Roccuzzo. La fiesta ha traído a Rosario a una constelación de estrellas futbolísticas que compartirán con los novios el evento más trascendente de sus vidas.

Desde las 17.30 y hasta las 22.30, unos 150 periodistas acreditados podrán cubrir el evento desde un sector especialmente diagramado, y hasta se dispuso una alfombra roja donde aquellos invitados que así lo deseen, podrán acercarse a dialogar con la prensa.

Mientras tanto, Leo pasó ayer sus últimas horas de soltero rodeado de sus amigos, muchos de los cuales llegaron en vuelos privados al aeropuerto local, que vivió una jornada ajetreada.

La pintoresca La Quinta, una casona rodeada de árboles situada al lado del country del club Gimnasia y Esgrima (GER), en Pueblo Esther, fue el escenario elegido por Lionel para despedir con amigos, jugadores y familiares su soltería.

El encuentro se produjo en el más absoluto sigilo y contó con un operativo de seguridad que involucró a agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y seguridad privada. El festejo arrancó a las 13.30 y terminó a las 18.45, cuando el astro del fútbol abandonó el predio en su camioneta importada, detrás de la del Pocho Lavezzi.

Que en su casa a orillas del Paraná en Arroyo Seco, que en una finca en Azahares del Paraná en Fighiera. Ubicar el lugar de los últimos festejos como soltero fue ayer un verdadero laberinto para los periodistas. Pero finalmente La Capital pudo descifrar el acertijo: la finca de 15 hectáreas situada en Pueblo Esther fue el escenario elegido.

Allí, el portón que a diario está abierto, ayer estaba cerrado y flanqueado por guardianes. Y desde su entrada señorial rodeada de árboles y con luminarias de época, el ir y venir de autos importados insinuaba que algo distinto estaba pasando.

Autos, camionetas y combis entraban y salían. Leo estaba despidiendo sus últimas horas de soltero con sus afectos y compañeros del Barcelona. Uno que posteó por Instagram una instantánea fue el ex arquero Leo Pinto, que junto al argentino Gabriel Milito y al manager culé Pepe Costa sonrieron con Messi para una foto.

Dentro de los preparativos y en el marco de su producción, el fotógrafo Andrés Preumayr también fue convocado para captar los momentos más felices del evento.

Intimo

Dentro de la gran quinta, Leo compartió un asado junto a sus amigos Carles Puyol, Samuel Eto'o, Xavi Hernández, Cesc Fábregas, Daniella Semaan, Sergio Busquets, Jordi Alba y Samuel Umtiti y el uruguayo Luis Suárez, entre otros. Todos llegaron en un utilitario polarizado y se retiraron haciendo algunos saludos.

El almuerzo, que arrancó ya bien entrada la tarde, fue típicamente argentino y compuesto de asado, achuras y ensaldas, y fue saboreado por los futbolistas mientras corrían bromas y saludos de una mesa a la otra.

A las 16.50 llegó raudamente la Porsche Cayenne de Ezequiel Pocho Lavezzi. Gafas de sol, sonrisa, saludo rápido y a la fiesta. La sobremesa se prolongaba y caía la tarde. En las idas y vueltas de los coches que entraban a la pintoresca quinta se lo vio a Matías, el hermano de Lionel, otros amigos y también familiares.

El final

A las 18.45 las puertas de hierro del ingreso se abrieron rápidamente y el personal de seguridad comenzó a desplegarse. El primero en retirarse de la casona de Pueblo Esther fue el Pocho Lavezzi. Minutos después llegó el turno de Leo, que dejó el lugar al volante de una Porsche Cayenne gris con destino al City Center. Anoche, los invitados a la boda fueron llegando al Hotel Pullman, en el lúdico complejo de la zona sur de la ciudad.

La búsqueda del sitio en el que ayer se realizó la despedida de soltero se desarrolló en el hermetismo que caracterizó toda la previa del casamiento. A punto tal que las versiones llevaron a La Capital hasta la casa que la familia Messi posee en la vecina localidad de Arroyo Seco.

Allí, entre pintores, electricistas y caseros, la familia mandó a ultimar los preparativos para poner en condiciones el lugar para recibir al matrimonio en los días posteriores a la boda.

En la zona del quincho también se estaba terminando de lijar y pintar las maderas. "Falta poco, pero casi que está a punto", dijo una señora en el portón de acceso de la casa, que remata con un balcón al Paraná.


Fuente: La Capital

Comentarios