Abuso a menores
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Nuevo revés judicial para el cura Juan Diego Escobar Gaviria

La Justicia le imputó un cuarto hecho de abuso al cura Juan Diego Escobar Gaviria en una investigación por abuso sexual infantil. Así se confirmó luego de la audiencia que se llevó a cabo a tal fin. Hace aproximadamente una semana que otro niño prestó declaración en cámara Gesell, según informó Análisis Digital. Se trata de un pequeño de 11 años. De esta forma, el cura sanador que hacía más de 10 años residía en Lucas González enfrenta una nueva denuncia en su contra, en el marco de la pesquisa por abuso a menores que, como se viene adelantando desde la Justicia, ya está enfocada a un juicio oral.


El cura Juan Diego Escobar Gaviria no puede pisar Lucas González. Así se le ordenó en diciembre, luego que avanzara la Investigación Penal Preparatoria en su contra por abuso sexual infantil. En esa causa, el religioso que integra una orden de curas sanadores acumuló ayer una cuarta imputación. Se trata de otro niño, uno de 11 años que durante la primera semana de febrero narró en cámara Gesell cómo sufrió abuso por parte del cura. El hecho se denunció los últimos días de diciembre, pero como corría a feria judicial no se pudo tomar declaración al niño hasta entrado febrero.


***
Habría más chicos abusados



Los fiscales Federico Uriburu y Rodrigo Molina de Nogoyá, instruyen la causa que ya cuenta con cuatro hechos en contra del cura y se encamina a juicio oral. En sus últimas declaraciones púbicas, Uriburu dijo que el cura enfrenta la posibilidad de "penas muy graves y de prisión efectiva". En diálogo con FM Nueva Litoral, el funcionario judicial confirmó que son más los chicos presuntamente abusados por el religioso y que "hay padres que no saben si denunciar o no".


"Siempre estamos a la espera de nuevas denuncias. Tenemos contacto con otros padres que no saben si denunciar o no, o que sospechan que sus hijos pueden ser víctimas", indicó. "Es respetable el temperamento que adopte cada padre respecto de la situación de sus hijos", acotó luego.


Uriburu confirmó que al cura se le imputan cuatro hechos distintos. "El más leve es un abuso sexual simple por el tocamiento de un chico que en ese entonces era menor, pero que ahora ya es mayor. Los otros tres casos son delitos de corrupción de menores, que se ven agravados por la condición del cura respecto de la guarda de los menores y se da un supuesto de concurso real, para lo cual hay que analizar los hechos y hacer una escala, pero estamos hablando de penas muy graves y, obviamente, de prisión de cumplimiento efectivo", explicó.


Escobar Gaviria, quien en un primer momento fijó su residencia en la localidad de Oro Verde por recomendación de sus abogados, luego asentó su domicilio en una casa religiosa de Paraná.


Comentarios