Educación
Domingo 20 de Agosto de 2017

Sin suspensión de clases, los operativos Aprender y Enseñar se harán el 7 de noviembre

Evaluación educativa. Este año la prueba nacional abarcará a niños de 6° grado y de 6° año, y una pequeña muestra en 4° grado para analizar escritura. Incluirá a estudiantes de los 4° año de institutos de Formación Docente

El Operativo Nacional de Evaluación y Calidad Educativa Aprender se realizará este año, el próximo martes 7 de noviembre. La fecha fue confirmada a UNO por autoridades del Consejo General de Educación (CGE), y a diferencia de lo sucedido en 2016, no habrá suspensión de clases.
La prueba instituida por el gobierno nacional –anteriormente se hacía el operativo ONA, cada tres años– es de carácter obligatoria, y se realiza en forma anual. En su primera versión, en 2016, evaluó contenidos y accedió a información sobre distintos procesos de enseñanza y aprendizaje. Abarcó a los alumnos de 3º y 6º grados del nivel Primario, y de 3º y 6º años de Secundaria.
En este caso, según informó a UNO la responsable del operativo en la provincia, Alicia Mondino, alcanzará en el nivel Primario, solamente a los alumnos de 6º grado, para indagar, entre distintos aspectos del sistema educativo, los contenidos en Ciencias Sociales y Ciencias Naturales. En el nivel Medio los estudiantes de 6º año serán sometidos a evaluación sobre conocimientos en Matemáticas y Lengua.
Como aspecto particular, se encarará sobre una muestra más pequeña, de 4º grado del nivel Primario, una prueba sobre escritura.
"En los próximos días se iniciará la capacitación, situada en los departamentos. Comenzará ahora, porque la información de la Nación aún no era la suficiente, y a partir de que comenzaron a brindarse los detalles operativos, pudimos organizar la estrategia de trabajo", explicó Mondino.


A diferencia de 2016 el operativo Aprender se desarrollará en un solo día y sin suspensión de clases. "El no cese de actividades fue una decisión política a partir de un pedido de las distintas jurisdicciones provinciales para que no se afecta el desenvolvimiento del ciclo lectivo", planteó la funcionaria.
El universo censal será similar al año pasado: en el país, participaron a 840.028 niños del nivel Primario, y 518.456 jóvenes del Secundario. En Entre Ríos, fueron 35.000 chicos de 1.600 escuelas. Teniendo en cuenta que el operativo abarcará solo a 6º grado y 6º año –y una pequeña muestra en 4º grado–, se reducirá el tamaño de la muestra, ya que no estarán contemplados, como en 2016, los niños de 3º grado y los adolescentes de 3º año.
El sistema para evaluar el nivel de conocimientos será, como el año pasado, a través de la modalidad múltiple choice, o pruebas cerradas. Claro que en el caso de los chicos de 4º grado la prueba de escritura será de carácter abierta.
La otra particularidad del Operativo Nacional de Evaluación y Calidad Educativa será la prueba de conocimientos a los futuros maestros y profesores, estudiantes de los distintos Institutos de Formación Docente. Se llama operativo Enseñar, aunque aún no trascendieron aún detalles de la logística y formas de implementación.
Al respecto, el titular de la cartera educativa, José Luis Panozzo, confió que la evaluación en el nivel superior, denominada Enseñar, se realizarán el mismo día que las pruebas Aprender. De todos modos, aclaró que en las dos próximas semanas se confirmarán distintos detalles pendientes, debido al cambio de ministro de Educación de la Nación. Esteban Bullrich dejó el cargo hace un mes para ser candidato a senador nacional por Cambiemos en Buenos Aires, y fue reemplazado por el titular de Educación de esa provincia, Alejandro Finocchiaro. Junto con él hubo también otros cambios de funcionarios.
En la provincia de Entre Ríos, existen unos 100 institutos de Formación Docente, tanto públicos, como públicos de gestión privada. Según consignó Panozzo, se evaluarán los 4º años de ese nivel, es decir, quienes están cursando el último año de las carreras. "Se tomará como herramienta de trabajo para corregir o hacer los ajustes necesarios en los procesos de enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta que de ahí saldrán los futuros docentes", aseguró.
Y a tono con la incorporación de las tecnologías y la innovación pedagógica que requieren los nuevos tiempos, planteó la necesidad de atender las nuevas demandas de los alumnos del siglo XXI. Y esos aspectos deberán ser tenidos en cuenta para la formación futura de los docentes.
"En honor a la verdad, nosotros somos formados en el siglo pasado. El uso de las nuevas tecnologías, un docente debe manejar. Pero también hay otros temas que son transversales, que todos los docentes deben conocer: por ejemplo, ante una situación de abuso, hay un protocolo de actuación que atraviesa a todos los niveles, de manera que el docente debe estar formado", insistió el titular de la cartera educativa provincial.

Antecedente
Las comparaciones suelen ser injustas, y los datos estadísticas deben mirarse en contextos. Sin embargo, los datos recopilados en el operativo Aprender 2016 deja en evidencia realidades que se suponían, y que por ejemplo, pueden ser visualizadas a partir de una presentación interactiva que ofrece el Ministerio de Educación de la Nación: allí se puede consultar qué ocurre con los alumnos en cada ciudad.
En el caso de Entre Ríos, expone lo que ya es una verdad a voces: las zonas más postergadas, más olvidadas, con menos oportunidades y más expulsoras de población, ofrecen índices más bajos de niveles de conocimiento alcanzados por los alumnos. Hay contextos, o lugares, donde la educación como prioridad queda relegada por la necesidad de trabajar desde chico para ayudar a la familia; en otros casos hay dificultades para llegar a las escuelas. La educación también enfrenta bajas expectativas en aquellos lugares donde escasea la oferta de estudios en niveles más altos o no se visualizan reales posibilidades de progreso. Entonces, no tienen los docentes menor nivel de formación en un lugar o en otro, ni los chicos menor capacidad de comprensión, sino que el contexto no permite visualizar el impacto que los procesos de enseñanza-aprendizaje pueden proporcionar como salida laboral o progreso personal en esa comunidad.
No resulta sorpresivo, por ende, que pese a su complejidad social, jóvenes de ciudades como Paraná, Concepción del Uruguay, Gualeguaychú y Concordia exhiban niveles de conocimiento de contenidos más altos que en otras como Rosario del Tala, Villaguay San José de Feliciano.
En Paraná, por ejemplo, casi cuatro (36,8%) de los estudiantes que cursan el último año de la Secundaria está por debajo de los niveles básicos de conocimientos en Matemáticas; en Concepción del Uruguay el 34,79%, o en Gualeguaychú el 41,91%. Pero en otras ciudades cabeceras de Departamento, el desempeño por debajo del básico esperado, es aún mayor: en Federal sube al 54,74% de los alumnos; en Rosario del Tala al 50,66% y en San José de Feliciano al 70,64%. En este último caso, en ese Departamento del norte entrerriano, el margen de error muestral puede variar en parte esa cifra debido a que durante el operativo la zona sufrió lluvias que impidieron la normal realización; y meses antes, por los desbordes de arroyos y la crecida de los ríos, la actividad escolar se vio sensiblemente afectada durante un par de semanas.

Mejor en primaria, pero en secundaria
A nivel provincial el nivel de desempeño si se compara con la prueba llamado Operativo Nacional de Evaluación (ONE) 2013 –que el Estado nacional realizaba cada tres años–, se observa una pérdida del nivel de la calidad educativa al finalizar la Secundaria, en todos los contenidos evaluados: Matemáticas, Lengua, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.
En Lengua, pasó del 21,4% al 22,3% la cantidad de alumnos del último año del nivel Medio que no alcanzan los contenidos básicos en Lengua; en Matemáticas, creció del 33,6% al 41,2%. En Ciencias Sociales pasó del 12,7% al 17,3%; y en Ciencias Naturales, del 9,1% al 14,9%. En la parte más alta de la pirámide la cifra de quienes alcanzaron satisfactoriamente los contenidos, o con nivel avanzado, se achicó.
Como contrapartida, mejoraron los índices de los alumnos que están a punto de finalizar la Primaria. Decreció la cantidad de quienes están por debajo del nivel básico de desempeño, que en 2013 fue del 20,7% en Lengua y bajó al 15,9%; y con similar tendencia de mejora en Matemática: del 23,6% cayó al 19,5%. Alumnos con nivel de desempeño destacado –o avanzado–, creció en los últimos tres años, del 19,3% al 28,7%, y del 8,9% al 16,6% en Lengua y Matemática respectivamente.

15 foto textual.jpg

Boletín, notas y asistencia bajo control con celular
El sistema se extenderá como prueba piloto en escuelas públicas de los 17 departamentos con la APP lanzada esta semana por el CGE.
"En unos 30 días estaremos presentando este sistema tecnológico a los padres. Esta aplicación para aparatos móviles reemplazará directamente el Cuaderno de Comunicaciones. También allí se subirá el Boletín de Calificaciones, y allí van a poder tener la asistencia de sus hijos a la escuela. Y a medida que le vayamos agregando funciones irá reemplazando todo el papelerío que los padres tenían en cuanto a sus hijos en la escuela", dijo a UNO el ministro de Educación de la provincia, José Luis Panozzo.
Se trata de un esquema de comunicación permanente y rápida, que ya está vigente en algunas escuelas del sector privado.
El salto tecnológico para utilizar como herramienta de trabajo al teléfono celular –como ya ocurre en la vida diaria de las personas– había sido adelantada a UNO el año pasado. Y el paso fue dado esta semana, con el lanzamiento de Sage Móvil, una App que como primera acción, ya está disponible para los trabajadores de la Educación. La aplicación para aparatos móviles con sistema operativo Android disponible para su descarga en la Play Store (o a través de QR), les permitirá consultar sus datos personales, su recibo de haberes, su historial laboral, o el estado en que se encuentran sus trámites.
"Iniciamos de esta manera el sistema para ir aceitando los mecanismos y haciendo las pruebas pertinentes, y eventualmente realizar las correcciones que se requieran. Es algo totalmente nuevo y que será muy innovador: es la primera provincia en el país que lo hará", remarcó Panozzo.
"Empezamos con los docentes, y seguirá en 30 días con los padres, porque será progresivo el reemplazo de todo lo que actualmente se notifica en papel, y se llevará a la aplicación. A los padres facilitará y tendrán la información en su celular, y a nosotros nos servirá eliminar la burocracia que tenemos actualmente", insistió, y acotó: "La inversión en tecnología para su funcionamiento es insignificante en relación a lo que vamos a ahorrar en impresión en papel. Vamos hacia una transformación de lo que es la burocracia, dejando el papel para iniciar un proceso de digitalización. Incluso, hoy tenemos gastos de alquiler de locales solo para archivos", ejemplificó.
Esta modalidad operativa y de comunicación con los padres será progresiva. La idea, dijo, es que se ponga en marcha en los 17 departamentos, en algunas escuelas de cada uno de ellos. Y a partir de allí, ya en el ciclo lectivo 2018, ir avanzando para cubrir todo el territorio provincial.
"Si bien es sencillo, requerirá alguna capacitación a directivos y administrativos de las escuelas, que vamos a realizar para que no tengan ningún tipo de inconvenientes. Nosotros hoy tenemos enormes dificultades en la carga de datos, por lo que progresivamente nos va a solucionar un montón de problemas de hoy. Incluso –acotó– se podrá contar con la asistencia de los docentes, a través de la instrumentación de relojes faciales que se irán a colocar en los establecimientos. Eso nos va a permitir tener la asistencia minuto a minuto de los docentes directamente on line, desde de la escuela al CGE", remató.

Comentarios