Abuso a menores
Martes 22 de Agosto de 2017

Comenzó, en Gualeguay, el juicio al cura Escobar Gaviria por abusos a menores

Abrieron las testimoniales del primer juicio oral a un miembro del clero entrerriano. Se lo acusa por delitos de corrupción y abuso de menores. La madre de un denunciante aseguró que habría más víctimas

Juan Diego Escobar Gaviria, expárroco de la iglesia San Lucas Evangelista de Lucas González, será enjuiciado desde hoy a las 9 en los Tribunales de Gualeguay por las denuncias de abuso sexual promovidas por cuatro menores -se le imputa además el delito de corrupción agravada- que concurrían a esa institución religiosa del Departamento Nogoyá.




Será el primer juicio oral contra un miembro del clero entrerriano por casos de pedofilia, teniendo en cuenta que para este año también fueron fijados los debates contra Marcelino Moya y Justo José Ilarraz.




El sacerdote colombiano –suspendido en sus funciones tras la primera denuncia- estuvo cuatro meses preso en el penal de la ciudad de Victoria, y en las últimas horas debió ser trasladado a la cárcel de Gualeguay, donde tendrá lugar la primera audiencia.

Las audiencias se extenderán hasta el viernes, con los testigos propuestos por la querella particular, el Ministerio Público Fiscal y la defensa. En tanto, el lunes será el momento de los alegatos de partes y se espera que tanto la Fiscalía como la querella reclamen una pena de 25 años de prisión. De mayor magnitud será la sanción requerida por el Ministerio Pupilar: 34 años.
La primera jornada de testimoniales aludirán a la primera denuncia: pasarán por el estrado Silvia Muñoz y Oliverio Romero, padres del menor R.; Alejandra Giacomini, madre de uno de los amigos de la víctima, dos docentes del Colegio Castro Barros San José y en último término, la madre superiora del establecimiento educativo.
El Tribunal de Juicio estará constituido por Darío Ernesto Crespo (presidente), Roberto Javier Cadenas y María Angélica Pivas. En representación del Ministerio Público Fiscal actuarán Federico Uriburu y el fiscal coordinador de Gualeguay, Dardo Tórtul. Por el Ministerio Pupilar hará lo propio Oscar Rossi, y la querella particular estará a cargo de Mariano Navarro. Los defensores serán Milton Urrutia y Juan Pablo Temón.
gaviria3.jpg
gaviria4.jpg

La saga de un "perverso"
El primer hecho denunciado corresponde a uno de los menores que era alumno del Colegio Castro Barros San José y que frecuentaba la iglesia San Lucas Evangelista, según surge del expediente judicial.
La víctima le contó a su mamá sobre la situación de abuso y esta a su vez se lo comunicó a las docentes del establecimiento. En ese momento tenía 11 años. "Este hecho llegó a oídos de la madre superiora, quien dispuso que se siguiera el trámite por la Justicia Civil. Se presentan por escrito ante el Defensor de Menores, quien a su vez se entrevista con el menor, con su madre y posteriormente se realiza la denuncia", contó a UNO el querellante particular en representación de los padres de tres de las víctimas, Mariano Navarro.
La denuncia se remonta al 28 de octubre de 2016, lo que pone de manifiesto la rapidez del proceso ya que en menos de un año se llegó a la etapa de juicio. Esto se explica por varias razones: la investigación previa se tramitó mediante un Código diferente al de la causa que enfrenta -por citar un ejemplo- Justo José Ilarraz.
Otro factor que contribuyó a la celeridad de la instrucción es que las denuncias se realizaron mientras se estaban cometiendo los hechos, por lo que se pudo recabar la prueba inmediatamente.
El querellante destacó la labor de la Fiscalía durante la producción de los elementos de prueba. "Todos los menores mencionados fueron convocados a declarar en cámara Gesell. Y acertamos en haber solicitado la prisión preventiva, por lo que se aceleró todo el trámite", argumentó Navarro.
La segunda denuncia tuvo como protagonista al menor A., en noviembre de 2016, quien según consta en el legajo de imputación sufrió abusos desde los 11 a los 17 años, constituyendo el caso más grave. Allí se describe la conducta de Escobar Gaviria, quien se aprovechaba de su condición de religioso y por tener la guarda del menor. "En 2009 ocurrieron los primeros hechos en oportunidad de regresar de las misas que se celebraban fuera de la localidad de Lucas González", se describe en el escrito, y cuyas consecuencias fueron devastadoras. "Por las circunstancias descriptas, modos y el término de su duración, tuvieron entidad suficiente para alterar el normal desarrollo de la sexualidad de la víctima".
gaviria6.jpg
gaviria1.jpg

La tercera víctima padeció ultrajes duran casi cuatro años, en similares circunstancias a los anteriores denunciantes, mientras que el cuarto hecho se habría ocurrido en cercanía a las vacaciones de invierno de 2014.
Silvia Muñoz es la madre del primer denunciante del cura Escobar Gaviria y será una de las testigos en la jornada inaugural de un juicio que acaparará todas las miradas. "Es algo histórico. Se hizo todo muy rápido, porque después de nueve meses ya estamos en el juicio. Queremos que se haga justicia, que salga la verdad, por nuestros gurises y por los que hicieron callar", dijo a UNO en el comienzo de la comunicación.
La mujer está convencida de que las víctimas son cerca de 20 chicos. "Lo sigo sosteniendo", advirtió. En cuanto al daño psicológico que padece su hijo confió: "Mi hijo hoy por hoy está bien, porque él quería denunciarlo para que a otros no les pase. La sociedad fue la que más daño le hizo". Muñoz sigue sin poder creer lo que hizo el cura estando al frente de una parroquia. "Es aberrante, asqueroso, y si lo tuviera adelante lo prendo fuego. Mi hijo fue manoseado, pero a los demás le hizo las peores cosas. Pienso de lo que se salvó mi hijo", dijo angustiada.


Comentarios