"Tavi" Celis
Viernes 01 de Junio de 2018

"Tavi" Celis declaró como arrepentido ante el juez en una causa por narcotráfico

El relato del procesado debe permitir profundizar la investigación o llegar a nuevos implicados para que obtenga un beneficio. Habló de su relación con el intendente Varisco, desde el financiamiento de la campaña electoral hasta el presunto vínculo en su negocio ilícito

En el marco de la causa que investiga la banda narco liderada por Daniel y Miguel Celis, desbaratada hace un año tras el aterrizaje de una avioneta con 317 kilos de marihuana en Colonia Avellaneda, el primero de los hermanos declaró en calidad de arrepentido, según informaron a UNO fuentes judiciales. Ese expediente tuvo un desprendimiento, por una nueva investigación en la que se investigaba al Tavi y otras personas por el comercio de cocaína, que derivó en la imputación al intendente de Paraná, Sergio Varisco.

LEE MÁS sobre la causa de Celis por narcotráfico que tiene como imputado al intendente Sergio Varisco

La primera causa fue elevada al Tribunal Oral Federal de Paraná, ya que la instrucción está concluida, y por lo tanto solo resta esperar el momento del juicio oral y público, donde habrá 22 personas sentadas en el banquillo de los acusados.

Sin embargo, la declaración de Celis, de la que hasta ahora no se había tenido noticias, cobró una nueva importancia en el marco de la pesquisa que hace semanas sacude el ambiente político e institucional de la capital provincial.

Según documentación a la que accedió UNO, en el Legajo 961-9 donde constan las 12 fojas de la declaración de Tavi, se desprende información que permitió al juez federal de Paraná, Leandro Ríos, apuntalar nuevas sospechas y reunir más pruebas.

Se indicó que en el pormenorizado relato, el procesado implicó a autoridades municipales en su negocio ilícito. Habló del acuerdo político con Varisco para las elecciones de 2015, cuando militó en la campaña electoral con su Movimiento Vecinalista del Oeste, el dinero que aportó para la misma, y lo que esperaba recibir a cambio: contratos para sus familiares y allegados, con la finalidad de seguir utilizando la estructura municipal para los movimientos de su organización narco (por ejemplo, usaba camiones para transportar droga).

Asimismo, Celis mencionó al concejal Pablo Hernández, con quien se conoce desde hace mucho tiempo, como uno de los vínculos clave en las negociaciones. También se refirió a la funcionaria Griselda Bordeira, a quien iba a reclamarle a la Municipalidad por los incumplimientos de Varisco.

Además, el hombre que actualmente está alojado en la Unidad Penal de Federal, aportó elementos que habrían sido valorados por el magistrado al momento de analizar la situación actual del intendente, ya que Celis dijo que la relación fue más allá de aquel financiamiento político.

Por un lado, el narco aseguró que Varisco sabía de sus actividades ilícitas con recursos municipales, y le prometió que no se le iban a poner trabas durante su gestión. Asimismo, Tavi no se limitó en sus palabras al comprometer al intendente en lo relacionado al comercio de estupefacientes, ya que habría afirmado que hubo movimientos de dinero relacionados al mismo en el que Varisco tuvo participación.

¿Dijo toda la verdad, solo una parte, o decidió hablar para vengarse de la falta de cumplimiento por parte de Varisco? Puede ser cualquiera de las tres razones, pero también hay otra inherente a la figura del arrepentido a la cual decidió acogerse: la valoración de esta declaración para recibir una pena menor.

Para lograr esto, el relato del arrepentido debe agregar algo nuevo que no esté en el expediente, comprometer a otras personas que participan de la actividad delictiva o presentar pruebas para que la Justicia profundice la investigación para llegar a otros responsables.

Al parecer, la declaración de Celis fue positiva para la acusación, y se encontraría sustentada en otras pruebas, principalmente en las escuchas telefónicas llevadas adelante por la Policía Federal. Hay diálogos en los que se mencionan a las autoridades municipales, que podrían tener diversas interpretaciones. Pero la información brindada por Tavi consolidaría la lectura de la prueba que sustenta la imputación. A esto se suma el manuscrito hallado en la casa de Luciana Lemos (exesposa de Celis) donde se lee una lista con los nombres de los mencionados funcionarios, más el del concejal Emanuel Gainza, con letras y números al lado.

Celis no fue el único en elegir declarar como arrepentido, ya que hubo otros dos procesados en aquella causa que decidieron seguir ese mismo camino con la esperanza de pasar menos tiempo en la cárcel.
Uno de ellos es José Marcial Caballero, un maquinista de San Benito imputado por su rol de colaborador en la logística del aterrizaje de la avioneta. El otro figura como NN, por lo que posiblemente se sabrá en el juicio de quién se trata,


Los funcionarios y el abogado
La declaración de arrepentido de Celis cobra importancia a horas de las indagatoria de Varisco, Hernández y Bordeira, así como otros funcionarios municipales, que será el lunes a la mañana. Por lo menos el intendente y la secretaria de Seguridad están preparados para declarar y responder todas las preguntas en defensa de su inocencia. Deberán explicar audios de escuchas, dar cuenta de otras pruebas que les mostrarán y probablemente desmentir lo dicho por Celis.

Por otro lado, se informó que en la investigación quedó muy mal parado un reconocido abogado, quien aparece en las escuchas telefónicas dialogando con narcos imputados en la causa. El tenor de las conversaciones deja entrever algo así como una complicidad, rebasando el rol de asesor letrado. De todos modos, el profesional por ahora no recibió ninguna citación al Juzgado Federal, por lo que la sospecha no debe ser determinante para recibir una imputación.

Comentarios