Secciones
Narcotráfico

Pedirán otra vez pruebas de la causa de D'Alessio porque llegó un CD vacío

Desde el Juzgado Federal de Dolores debían enviar resultados de la investigación ligada al presunto apriete al intendente de Paraná por parte del falso abogado Marcelo D'Alessio, pero la información requerida arribó en un CD vacío.

Sábado 21 de Septiembre de 2019

Pasaron cinco meses desde que el Tribunal Oral Federal de Paraná solicitó al Juzgado Federal de Dolores parte de las pruebas del expediente que investiga la presunta extorsión por parte del falso abogado Marcelo D’Alessio, como parte de las tareas de una red de inteligencia ilícita. No obstante, fue ayer, en la segunda jornada del juicio de la causa “narcomunicipio”, cuando la defensa del intendente, Sergio Varisco, planteó que se haga un nuevo requerimiento al juez Alejo Ramos Padilla, ya que el CD que envió llegó vacío. Esto se supo porque la Fiscalía lo había advertido, por lo cual ahora se aguarda la respuesta de dicho Juzgado Federal bonaerense para que envíe lo antes posible copia de las escuchas y correos electrónicos de interés para la causa que investiga a la banda narco de Daniel Celis. La conexión entre dos casos tan distintos y distantes surgió en abril de este año, cuando se supo que D’Alessio había enviado un audio al denunciante, Pedro Etchebest, donde mencionaba que había estado en Paraná por un procedimiento de narcotráfico. Esto alertó a los defensores Rubén Pagliotto y Miguel Cullen ante la posibilidad de que el extorsionador haya estado en la capital entrerriana por alguna maniobra relativa a la causa que tiene a Varisco como procesado. El audio en cuestión, que cita el juez Padilla en el procesamiento, decía: “Hola súper Pedro. Bueno yo estoy saliendo ahora de Canal 13 ahora tengo un operativo. Voy a ir a Paraná y vuelvo. Ya le hice la nota para que salga el lunes después de que este hombre declare. Entonces ya tengo preparada la nota por Rodrigo Alegre para TN Central y Canal 13 en Telenoche. Así que bueno, ya tengo cerrado el operativo del arrepentido, así que bueno, ahora me voy a hacer un operativo de droga y bueno… así sigue mi semana” Los defensores habían pedido todas las escuchas del expediente D’Alessio, pero el tribunal dispuso solicitar solo una parte. Las evidencias llegaron en un CD que funcionarios de la Fiscalía Federal de Paraná encontraron con un solo archivo que no abría, por un error al copiarlo. Ayer, ante el planteo del defensor Pagliotto, la presidenta del tribunal, Lilia Carnero, informó que se resolvió oficiar al Juzgado Federal de Dolores otra vez el material requerido

Otro día con más lecturas

La formalidad volvió a invadir la segunda jornada del juicio contra las dos bandas presuntamente lideradas por Daniel Tavi Celis. Primero se continuó con la lectura de la requisitoria fiscal de elevación a juicio de la causa Narcomunicipio, que había quedado inconclusa el jueves, en la cual se insistió sobre los roles que habría tenido cada uno de los 11 procesados, y se subrayó que Celis dictaba órdenes por celular desde la cárcel de Federal a su expareja Luciana Lemos, así como a su hijo Nahuel y el inspector de Tránsito de la Municipalidad Alan Viola. Asimismo, se leyeron numerosas conversaciones de escuchas telefónicas y mensajes de WhatsApp entre los imputados, alusivos a la compra venta de droga y todas las actividades necesarias para el negocio. Y luego se mencionó el rol de Varisco, la exsecretaria de Seguridad Griselda Bordeira y el concejal Pablo Hernández: “El presidente municipal emprendió conductas de financiación de la fase inicial que llevó a cabo la banda de Celis mediante la intervención de Hernández y Bordeira, quienes de manera personal efectuaron entregas de dinero a Lemos a través de Viola y de una persona no identificada”. En este sentido, hay conversaciones por mensajes entre Celis y Lemos cuando la mujer fue al palacio municipal y se reunió con Bordeira y Hernández, previa coordinación con su entonces pareja. Al salir, ella le dijo: “Me dieron lo que me tenían que dar y me estoy yendo”, y luego la insistencia del hombre preso para que le dieran todo el dinero comprometido. Por otro lado, hubo referencias a la prueba documental secuestrada en la Municipalidad de Paraná por parte de la Policía Federal, como los contratos de locación de obra a Nahuel Celis, a Fernanda Orundes Ayala (actual pareja del Tavi) y a Eduardo Lemos, padre de Luciana. Otros planteos Además de lo referido al CD con material de la causa D’Alessio, en las cuestiones preliminares se destacó lo pedido por la defensora de Sergio Baldi, Marta Bohm, quien recusó a los jueces Lilia Carnero y Roberto López Arango y solicitó “la nulidad del requerimiento de elevación a juicio del fiscal y de todo lo actuado”. El tribunal rechazó los planteos. Por otro lado, se aceptaron los pedidos de la defensa de Varisco y de la curandera María Ester Márquez de no asistir más a las audiencias de producción de pruebas, salvo que consideren necesario declarar. El intendente de Paraná aún no fue identificado, por lo que deberá volver el lunes.

Una gran familia entre los primeros 23 imputados


Gran parte de la audiencia de ayer estuvo destinada a la identificación de los 23 procesados en la causa Narcoavioneta. Muchos de ellos conforman un gran clan familiar: los acusados de jefes de la organización son los hermanos Daniel y Miguel Ángel Celis, de 43 y 45 años; también está el padrastro de ambos, Miguel Carmelo Leguizamón, de 58, la actual mujer del Tavi, Fernanda Orundes Ayala, y el “hijo del corazón” del mismo, Renzo Bertana. En la segunda causa también están procesados otro hermano y el padre de los Celis. Llamó la atención que muchos de los imputados que ayer fueron identificados por el tribunal dijeron no tener apodos, pese a que muchos los conocen por sus alias, como el caso de Cebolla Leguizamón o el Titi Celis. Podría ser esto una estrategia en función de cómo aparecen nombrados en las escuchas telefónicas. Cuando decían que no tenían apodos se escucharon risas de sus conocidos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario