Secciones
Filicidio

El odio de Miguel Cristo con su hija de 2 años que nadie advirtió a tiempo

Nahiara tenía 2 años. Murió en el San Roque golpeada, quemada, desnutrida y deshidratada. Su padre, Miguel Cristo, quedó con prisión preventiva en la Unidad Penal N° 1. Por la tarde desconocidos le quemaron el auto

Sábado 09 de Febrero de 2019

"Falta poquito hija, si no llegaban a mi vida tu mamá y vos yo no cambiaba más. Las amo", escribe Miguel Cristo el último día del año pasado, acompaña una foto de una ecografía de una beba en el vientre de su pareja y publica el mensaje en Facebook. Esa noche brinda con Yanina, quien ya tiene tres niños de 3, 4 y 6 años. Viven también con Nahiara, hija de Cristo con una mujer que falleció hace más de un año, en una fracción de una vivienda dividida del barrio Paraná III. La niña tiene 2 años y grita y llora cada vez que su padre la tortura, vecinos la escuchan, pero nadie llama a la Policía. Tampoco la alimenta ni le da de beber.

Pasan dos meses y una semana. A las 13.15 del jueves 7 de febrero, Cristo sale de su casa y pide ayuda a una vecina. Tiene a Nahiara en brazos, desvanecida y envuelta con una toalla. Le dice a la mujer que llame una ambulancia. La señora no tiene crédito en el celular y llama al 911: avisa que hay una nena grave. El jefe de la comisaría 10ª escucha la modulación en la radio, se sube al patrullero y arranca para el domicilio. Lo que ve no se lo borrará más. Sube a la niña al móvil policial, junto a Miguel Cristo, y conduce hasta el centro de salud Corrales. En una ambulancia llevan a la niña al hospital San Roque. La reciben enfermeros y médicos de la Guardia y en la emergencia colaboran los policías del destacamento del nosocomio.
Lo que ven no se lo borrarán más. Nahiara queda internada en Cuidados Intensivos. Tiene escasos signos vitales, golpes en la cabeza y el cuerpo, partes de tejidos necrosados, heridas nuevas y viejas, quemaduras de cigarrillos. También está desnutrida y deshidratada. Cristo está en el hospital porque lo llevaron en el patrullero para que acompañe a su hija. Se hace el distraído y quiere retirarse. Un policía sospecha de la evasiva y le dice que espere, que tiene que llenar unos papeles para la atención a la niña. Llama al fiscal Juan Malvasio, le informan la situación y ordena su detención. Lo suben al patrullero y lo llevan a la Alcaidía.


497392 (1).jpg
El acusador público y la defensora pública acordaron, con la anuencia del imputado, que Miguel Cristo permanezca detenido durante 60 días mientras avanza la investigación penal preparatoria.
El acusador público y la defensora pública acordaron, con la anuencia del imputado, que Miguel Cristo permanezca detenido durante 60 días mientras avanza la investigación penal preparatoria.


A las 22, Nahiara muere. Y mientras muere, ingresa al mismo hospital Yanina, la pareja de su padre, y da a luz a su hija. La División Homicidios interviene en la investigación del caso. Entrevista a varios vecinos, entre ellos a la mujer que llamó al 911. Hay varios que son claves para la acusación, porque sabían algo de lo que pasaba en el interior de ese garage transformado en departamento. Hay quienes vieron o escucharon el sufrimiento de una nena de 2 años, pero aparentemente nadie intentó hacer algo antes. Cristo integra (o al menos proviene) de la comunidad gitana. Tiene 28 años y probablemente, si se confirma la principal hipótesis de la causa, cumplirá los 60 en la cárcel. Su pareja está cursando el inicio del puerperio y tiene ahora a cuatro niños a cargo.

Además de la intervención del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), que evaluará la situación de los chicos, debe rendir cuentas de lo que le sucedía a Nahiara adelante suyo. Podría ser encubridora de Cristo en el filicidio, pero esto está aún por verse. Imputación y preventiva Ayer al mediodía el fiscal Malvasio citó a Cristo a su despacho: le imputó el delito de Homicidio agravado por el vínculo, que contempla como sanción la prisión perpetua. El acusado es asistido por la defensora oficial Romina Cian y en la indagatoria se abstuvo de declarar.

El acusador público y la defensora pública acordaron, con la anuencia del imputado, que Cristo permanezca detenido durante 60 días mientras avanza la investigación penal preparatoria. Presentaron el pedido de medida cautelar al juez de Garantías Elvio Garzón. En una audiencia en Tribunales, el juez interrogó a Cristo por sus datos personales: nacido en fecha 8/8/1990 en la ciudad de Paraná, 28 años, desocupado, vivía en la ciudad de Chajarí, Primario incompleto, sabe leer y escribir, sin vicios, no posee antecedentes penales. Luego lo envió a la Unidad Penal N° 1 con prisión preventiva por el plazo solicitado por las partes.

El Servicio Penitenciario lo someterá a los trámites de ingreso de todo detenido y buscará la forma de que el hombre no sea ajusticiado por otros presos. Numerosos testigos han pasado por la Unidad Fiscal de Investigación durante la jornada de ayer para declarar y faltan varios más. Entre las medidas de prueba solicitadas se aguarda por el informe completo de la autopsia practicada por los médicos forenses. El fiscal recibió un adelanto, y lo que vio en las fotografías del cuerpo de la víctima no se lo borrará más.


Descargaron la furia con el Renault 19 del imputado

En horas de la tarde de ayer, cerca de las 14, al Renault 19 de Miguel Cristo le pasó lo mismo que al ánimo de muchos: ardió. El vehículo estaba estacionado frente al domicilio del imputado por el homicidio de su hija de 2 años. Ante el llamado de vecinos al 911, una dotación de Bomberos Zapadores llegó hasta calle Miguel Ángel Cordini. Debieron sofocar las llamas que afectaron el 70% del vehículo. Algunas personas aportaron datos a la Policía sobre lo que observaron, y no se descarta que los responsables del incendio hayan sido personas de una comunidad gitana. La Policía y la Justicia coordinaron la colocación de una custodia permanente en la casa, para que no le pase lo mismo, ya que se encuentra deshabitada. Evidentemente la venganza con un auto o una casa no sirve ahora, si antes nadie advirtió lo que sufría Nahiara

01foto1 x.jpg
Impotencia. Vecinos del Barrio Paraná III prendieron fuego el auto de Cristo
Impotencia. Vecinos del Barrio Paraná III prendieron fuego el auto de Cristo


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario