Explotador sexual

Condenado por trata no cumplió la domiciliaria: a la cárcel

Flavio Santini debía estar en su casa pero no lo encontraron dos veces. Al condenado por Trata le revocaron el beneficio y lo trasladaron a la cárcel de Paraná.

Miércoles 04 de Mayo de 2022

Flavio Santini fue condenado por la explotación sexual de una adolescente en Paraná. Pero se encontraba con prisión preventiva domiciliaria mientras la sentencia no estuviera firme. Se comprobó que no cumplió con la orden de no salir de su casa, por lo que fue detenido y enviado a la cárcel para cumplir la condena por Trata.

El procedimiento lo realizó la Delegación Paraná de la Policía Federal, en la vivienda de calle Los Dragones de Entre Ríos, en horas de la noche del martes, al cumplir con la orden emanada del Tribunal Oral Federal de Paraná.

Santini es un hombre con historia en el ambiente de la explotación sexual de Paraná. En noviembre de 2020 lo sentenciaron a cuatro años y nueve meses de prisión por Trata, por haber mantenido cautiva y prostituido a una chica menor de edad. A fines de diciembre de 2021, la condena del TOF de Paraná fue confirmada por la Cámara Federal de Casación Penal. Pero el hombre logró mantener la prisión domiciliaria.

Hace alrededor de un mes, debía recibir en su casa una notificación del Tribunal, pero quien fue a llevarle la nota, en horas del mediodía, golpeó la puerta y nadie lo atendió. Luego, el Patronato de Liberados llamó a la casa y tampoco le atendieron el teléfono.

La Fiscalía pidió la inmediata revocación del beneficio. Santini dijo que en ambas ocasiones estaba durmiendo, por eso no atendió. El fiscal general José Ignacio Candioti respondió que se trataba de un argumento infantil, que en realidad el condenado no estaba en su casa y había violado la domiciliaria, por lo que insistió en al revocación del beneficio y su envío a la cárcel. El Tribunal coincidió con Candioti y procedió en consecuencia.

En la noche del martes, los policías federales fueron con el oficio judicial a la vivienda de Santini, pero nadie los atendía, aunque se escuchaba música a alto volumen desde el interior. Rodearon la manzana para evitar que se fugara. Finalmente les abrieron la puerta, encontraron a Santini sin intenciones de salir pero lo convencieron de que no tenía otra alternativa.

Así, el hombre ingresó a la Unidad Penal Nº 1, para cumplir la condena por explotación sexual.

El caso

La historia comenzó a partir de un pedido de auxilio de la víctima. El 17 de diciembre de 2011, a las 17.05, un muchacho recibió un mensaje de texto de su amiga: “Se está poniendo feo, tengo miedo, ayudame”. Dos horas después, a las 19.09, desde el mismo número de línea, el joven recibió otro mensaje que decía: “No hagas nada, si no cagó la pendeja”. Inmediatamente, ese joven le avisó a la madre de su amiga, quien fue a denunciar que su hija estaba secuestrada y siendo prostituida por Santini. La adolescente tenía solo 14 años.

Ese día allanaron la casa del acusado, en calle Los Dragones de Entre Ríos, pero no encontraron a la víctima porque la habían escondido en una casa vecina. Fue la día siguiente cuando pudieron rescatar a la menor en la zona de avenida Ramírez sur. En la investigación se supo que Santini la ofrecía y la hacía prostituir con personas mayores de edad, a aveces concretando los encuentro en su domicilio, o los clientes pasaban a buscarla y la llevaban a otro lugar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario