Violencia
Domingo 27 de Mayo de 2018

Balaceras con heridos, apuñalados, policías heridos y varios detenidos

A cama caliente trabajó el hospital San Martín con el ingreso de seis personas lesionadas por el uso de armas de fuego y blancas. La mayoría de los incidentes fue por reclamos cruzados o por hechos delictivos.

En la madrugada y buena parte de este domingo hubo una intensa actividad en la guardia del hospital San Martín con el traslado de seis heridos por el uso de armas de fuego y blancas en incidentes ocurridos en distintas partes de la capital entrerriana.

Se informó a UNO por parte de las autoridades de la guardia del hospital San Martín, que se trabajó a cama caliente con el ingreso de, al menos, seis lesionados por hechos de violencia en la ciudad.

"Pistolita"

A las cinco de este domingo, se registró un hecho de sangre. En calle 1354 del barrio Alloatti, fue baleado Franco Sotelo. El hombre se encontraba en su vehículo Volkswagen Gol, junto a un amigo de 16 años.

En un momento determinado, llegó al lugar un adolescente conocido con el apodo de "Pistolita", quien fue denunciado varias veces por hechos de inseguridad. El menor los sorprendió y , tras introducir un arma de fuego por la ventana, efectuó varios disparos sobre Sotelo.

La ráfaga de balazos no se detuvo, y tras el incidente, el acusado salió corriendo.

Anoticiada la policía del incidente, se ordenó la búsqueda del acusado, quien fue demorado por personal del 911 y puesto a disposición de las autoridades judiciales en la causa, por Tentativa de homicidio.

En el San Martín se comprobó que Sotelo había sufrido un balazo con entrada del proyectil calibre 22 en el brazo izquierdo. El plomo quedó alojado en la zona de la axila, por lo que fue asistido por los médicos de la guardia.

Con posterioridad el auto fue localizado en calle Zurdo Martínez. Allí las pericias de la Dirección de Criminalística determinaron que tenía cuatro impactos de bala en la puerta delantera del lado conductor.


Pelea de hermanos
La serie de grescas, peleas y hechos delictivos, avanzó con el ingreso, a las 4 de este domingo, al San Martín de dos hermanos que tenían lesiones de armas blancas. En un primer momento, se informó que fueron víctimas de un asalto, pero luego se supo que se habían peleados entre ellos.

Los heridos llegaron desde la zona de calle Gianelli, en el barrio Anacleto Medina. Un adolescente de 17 años y su hermano de 19 fueron asistidos, el primero con una puñalada en la mano izquierda, y el restante tenía un profundo corte en el abdomen.

La confusa información brindada sobre el aparente robo de un celular, se aclaró con los datos aportados por otro hermano, que marcó al personal de la comisaría novena, que en la casa hubo un incidente familiar que terminó con los dos apuñalados.


Bochinche al por mayor
En la madrugada hubo otro altercado y disturbios en la calle Tomás Luna, en jurisdicción de la comisaría décima. Todo se inició con el robo de una bicicleta a un pibe de 17 años por parte de sus propios vecinos.

La Policía estaba realizando un operativo en Paraná V, por lo que llegó rápidamente al lugar. El móvil de la décima y dos patrullas más fueron recibidos por los acusados a piedrazos, y se escucharon varios balazos.

Ante esto, los uniformados extremaron las medidas de seguridad y se produjo una serie de enfrentamientos en los intentos de detención. Finalmente fueron reducidos y esposados seis personas entre mayores y adolescentes.

Previo a esto, uno de los acusados le disparó con un aire comprimido a un funcionario policial. Dos perdigones impactaron en el mentón y un labio del oficial Lucas Acosta, quien debió ser asistido.

En la revuelta fueron dañados dos móviles policiales, además de haber golpeado a otros policías.

Los detenidos fueron derivados a la Alcaidía por el delito de Robo, Resistencia a la autoridad y Daños a los Bienes del Estado.

En el operativo, con autorización judicial, se logró secuestrar el rifle de aire comprimido, un machete, tres cuchillos, 47 balines calibre 5.5; y otros elementos mal habidos.


El vecino, les disparó

Este mediodía, personal de la comisaría octava debió intervenir en un incidente registrado en el interior del barrio Maccarone. En calles Bolívar y Neuquén se escucharon varias detonaciones de armas de fuego y al llegar el móvil se encontró con un hombre de 24 años oriundo del barrio Alloatti, herido de dos balazos.

Se indicó a UNO, que la víctima iba caminando con dos amigos cuando, imprevistamente, un vecino que fue identificado, les abrió fuego directamente -porque según el agresor- en un juicio por un homicidio habían dejado mal parado a un familiar que fue condenado.

En el hospital San Martín se comprobó que los balazos de un calibre 32, impactaron en el muslo izquierdo a la altura de la ingle y el restante en el pie del mismo lado de Maiquel Villalba.

Se alertó desde la Policía que el herido evolucionaba bien al tratamiento iniciado,

Pateado en la cabeza

El último incidente ocurrió en la tarde de este domingo en calle Alejo Peyret al 200 de Paraná. Una vecina llamó -a las 18- a la policía para informar que un joven había ingresado por los techos a su casa con intenciones de robo.

Al llegar un móvil de 911, fue detenido un menor de 16 años. Este pibe ya había sido aprehendido a la una de esta madrugada. Por el primer incidente, se informó a UNO, que fue acusado del asalto a un joven de 18 años. A la víctima le apuntaron con un arma de fuego, para robarle solamente una campera.

Los sospechosos fueron encontrados dentro de la Villa 351, uno tenía 19 años y el más chico 16, los dos fueron indagados en libertad.

El pibe de 16 años, que fue nuevamente detenido, al intentar ser esposado, forcejeó con el oficial del 911 que tropezó y se cayó. Esto fue aprovechado por el adolescente que lo pateó en la cara y cabeza.

Finalmente fue esposado y derivado a la División Minoridad por la Tentativa de robo y Lesiones.

El oficial Daian Barzola al ser examinado por los médicos, se comprobó que había sufrido importantes lesiones en el rostro, en especial en uno de sus ojos.

Comentarios