Secciones
Cuarentena

Cuarentena: armaron un protocolo para poder regresar al agua

Distintos referentes diagramaron un protocolo y lo elevaron a las autoridades correspondientes, según su lugar de origen.

Miércoles 13 de Mayo de 2020

El kite surf quiere regresar a la actividad y según sus exponentes están en condiciones de hacerlo ya que el deporte cumple con los requerimientos del distanciamiento social para evitar los contagios de coronavirus. Los referentes del deporte diagramaron un protocolo que luego fue entregado a los dirigentes deportivos de cada ciudad. Acá en Paraná la bandera del kite es Federico Aguilar quién habló con Ovación del tema. “Lo primero que se hizo fue una construcción de un protocolo de seguridad que lo fuimos armando entre varios protagonistas argentinos y se hizo uno también desde la Asociación Argentina de Kite el cual se puede entregar y llevar a cabo en cualquier provincia, ciudad o comuna. Se hizo uno genérico para que en cada lugar se adapte según las circunstancias particulares. Los protocolos están a disposición y se les hizo llegar a las Secretarías de Deportes".

surf.jpg

"En Entre Ríos y puntualmente la ciudad de Paraná es uno de los lugares más seguros por la cantidad de espacio que tenemos. Como muchos deportes náuticos, tiene como esencia, como naturaleza, el tomar distancia. El deporte es unipersonal, no es de contacto y no se comparten materiales deportivos y a su vez por su naturaleza hay que tener distancia, ya sea para levantar un kite, aterrizar y navegar mismo. No hay posibilidad de contacto. Además el deportista va de su casa al lugar de navegación sin usar transporte público, sin hacer colas, ni aglomerarse con gente. Arma su equipo en la costa y se mete al agua así que todo el tiempo tenemos una distancia más que suficiente como para hacerlo. No hay vestuario, ni nada, va directamente cambiado para hacer la actividad”.

fede 3.jpeg

Está claro que el coronavirus golpeó duro a las disciplinas deportivas y el kite no fue la excepción. “A todos nos afecto en diferentes formas. A los que se dedican al negocio del kite, a los que venden insumos, dan clases y viven de este deporte, lamentablemente, como muchas pymes, los perjudicó en la parte económica. Después a la gente que lo hace de manera recreativa, como a toda persona que tiene un hábito de recreación con un deporte, lo perjudicó porque no puede desarrollarse, sacar esa ansiedad y lo que ayuda el deporte a la salud. Después estamos los profesionales, los que entrenamos todos los días para competir y representar al país en diferentes campeones nacionales e internacionales. A nosotros nos golpeó más fuerte porque para nosotros es un hábito de vida. No vivimos de deporte, pero si lo hacemos de manera constante porque competimos y representamos al país. Al de alto rendimiento le cuesta quedar parado y luego volver a tener la misma calidad que traía antes”.

fede 2.jpeg

Durante la cuarentena el trabajo virtual fue escaso. Sólo se pudieron brindar charlas de técnica y entrenamiento, pero no mucho más. “En la parte virtual lo que sólo se hizo son charlas de tácticas y de cómo ejercitarse en su casa y a su vez eso mismo como armar el protocolo para ver como seguimos después de esta pandemia, tanto en el nivel académico del kite, como en el competitivo”, finalizó.

fede 4.jpeg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario