Miradas

Vóley: Un deporte tabú para los hombres

El deporte, a lo largo de los años, tuvo un claro denominador común: lo práctican, principalmente, las mujeres. Para muchos de los hombres, es un tabú.

Miércoles 25 de Mayo de 2022

El vóleibol nació el 9 de febrero de 1895 en Estados Unidos, en Holyoke, Massachusetts. Su inventor fue William George Morgan, un profesor de educación física. A nuestro país llegó recién en 1912, introducido por la Asociación Cristiana de Jóvenes, y en 1932 se funda la Federación Argentina de Voleibol que, junto con la de Pelota al Cesto, dirigían ambos deportes bajo una misma entidad.

El deporte, a lo largo de los años tuvo una notoria particularidad. Siempre fue prioridad o punto de partida para las mujeres.

En la mayoría de las escuelas, por ejemplo, a la hora de realizar la materia educación física a las mujeres se les asigna jugar al vóley mientras que a los hombres los llevan para el lado del fútbol. Entonces, partiendo desde el primer momento, el deporte es un tabú para la rama masculina.

Me parece que el cambio debe empezar desde las entidades escolares, sumando a las infancias a realizar el mismo deporte sin distinción de género. Que todos practiquen y tengan el mismo conocimiento tanto para el vóley como para otros deportes.

Dejar a la infancia que decida qué deporte practicar también sería una opción factible. En fin, que se note ese cambio durante los años venideros.

Lamentablemente, existen pocos espacios para su práctica; pese a que no es un deporte caro, tiene poca difusión dentro de los medios de comunicación y no se crean escuelas de vóley para las infancias. Esta situación lleva a que los niños practiquen otros deportes y comiencen tarde su desarrollo en el voleibol. O, principalmente, las niñas elijan el vóley y los niños se inclinen por el fútbol, por ejemplo.

voley argentina.jpg
Vóley: Un deporte tabú para los hombres.

Vóley: Un deporte tabú para los hombres.

Otra razón es la falta de creación de torneos, ligas en categorías infantiles a nivel de instituciones de las grandes y pequeñas ciudades, esto hace que crezca el voleibol más entre niñas iniciándose en los colegios. Deporte que, claramente, se practica más entre las mujeres. Muchos niños no practican el voleibol por desconocimiento, siempre se ha dicho que es un deporte femenino, pero cada vez la mentalidad esta cambiando.

Considero que el voleibol a diferencia de otros deportes, es “más complicado” de lo que parece, ya que es necesario conocer las técnicas de golpe y cómo y cuándo golpear la pelota y es una percepción totalmente equivocada el hecho de que se catalogue a este deporte “para mujeres“.

Vamos a un ejemplo más reciente, en la Asociación Paranaense de Vóleibol (APV) se ve claramente el hecho de que sea como un mundo desconocido para los hombres.

En la división mayores femenino hay ocho equipos, mientras que en la división mayores masculino solamente seis, con dos incorporaciones recientes. A su vez, la Asociación cuenta con un torneo denominado Vóley Recreativo. Dicho campeonato reúne a 19 equipos y son todos femeninos. Este certamen les brinda la posibilidad de tener competencia con otros equipos y crecer en cuanto a nivel desde ahí.

Claudio Gerbazoni, presidente de la Asociación Paranaense de Vóleibol expresó que “existe una falencia muy notoria de varones en el deporte. Se nota muchísimo en Paraná”. “A pesar de eso, estamos viendo el crecimiento constante del deporte en la rama masculina”, finalizó.

Los clubes tienen que hacerse eco del gran crecimiento que ha tenido el vóley masculino en los últimos años en Argentina. La Selección, por ejemplo, en 2019 se consagró por segunda vez consecutiva de los Juegos Panamericanos, en ese momento disputados en Lima, Perú. Además, durante los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la rama masculina obtuvo la medalla de bronce luego de vencer a Brasil en un verdadero partidazo.

Sino, tenemos ejemplos mucho más cercanos con clubes de la capital entrerriana. Paracao, Rowing y Echagüe compitieron durante toda la primera parte del 2021 en el máximo nivel.

La Bomba, con varios juveniles de Paraná, fue participe de la Liga Argentina A1 en la que finalizó en la quinta posición luego de una gran campaña. Rowing, por su parte, pudo mantenerse en la segunda categoría del vóleibol masculino.

Entonces, me parece que hay que aprovechar el gran nivel actual y comenzar a trabajar desde la base. Hay que fomentar y practicar el deporte, sin distinción de género, desde muy temprana edad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario