Miradas

En otra sintonía, en otra dimensión

La dirigencia política parece ser que no se da cuenta de la crisis que se vive en el país. Piensan en temas muy alejados de las necesidades de la población

Martes 22 de Marzo de 2022

A nivel nacional y provincial, la dirigencia política tanto del oficialismo como de la oposición, en su gran mayoría, demuestran estar en otra sintonía, pensando en temas muy alejados del sentir de la población.

Mientras el país se cae a pedazos en lo económico, financiero, social y (ojalá se supera rápidamente), en lo institucional, los referentes del gobierno se empecinan en hacer pasar muchos más mal rato a la población.

Los analistas políticos dicen que es grave que estén peleados el Presidente y la Vice, es más, la guerra interna en el gobierno no se detiene y no se sabe cuáles serán los resultados de la misma.

Lo mejor para los argentinos, que la gestión de Alberto Fernández, con sus torpezas a cuesta, termine como corresponde en el 2023, más allá de los embates que sufre del ala dura de su alianza con el kirchnerismo.

En medio de la fractura y manotazos de ahogado, quedaron entre los temas preponderantes para tratar como prioritarios: avanzar si o si con una reforma judicial o la conformación del Consejo de la Magistratura. Seguramente será necesario revisar el comportamiento de los jueces, pero no atacar el Poder Judicial, como se lo hace en la actualidad.

Más allá de esto, parece increíble que las autoridades nacionales pierdan el tiempo en esta nimiedades, frente al aumento de la pobreza, la inflación descontrolada, la falta de un plan para enderezar el país o cómo hacer para que el sector privado de más trabajo y se pueda exportar más para generar el ingresos de divisas.

Obviamente que en medio de una gestión que tiene a un sector de su propio gobierno haciéndole oposición, es difícil enfrentar la realidad sin tomar resoluciones firmes para enderezar el barco.

La situación del gobierno de Fernando de la Rúa y su vicepresidente Carlos 'Chacho' Alvarez, muchos la recuerdan y tratan que no se repita el final que le costó el gobierno a la Alianza.

En medio de esta tensión, llama la atención el llamativo silencio de los gremios, la CGT y hasta históricos sindicatos combativos que salían a defender el derecho de los trabajadores. El silencio cómplice habla a las claras de una postura de defender como sea el gobierno nacional, a costa de sacrificar a los trabajadores.

La oposición, mucho no puede decir, porque es tan responsable de este presente, que al menos tuvo la generosidad de "colaborar" en aprobar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Es decir que los que contrajeron el mayor crédito de la historia del organismo internacional, no tenían otra opción que darle una mano tapándose la nariz, para ayudar al Presidente.

Pero el mal que padecen los dirigentes, en su gran mayoría, de la oposición y el oficialismo, es que mientras hay jubilados que no llegan a fin de mes, trabajadores que no les alcanza para mantener la casa, y que indefectiblemente caen de la clase media a la pobre, deben soportar las prioridades de nuestros gobernantes. Claro que en esas ideas y proyectos, hay otros intereses y otros temas, como por ejemplo buscar la impunidad de dirigentes judicializados.

En Entre Ríos, no es muy diferente a lo que pasa en la Nación. Veíamos que la Liga de Intendentes Justicialistas, se reunió para analizar el tema electoral, y ver cómo pueden seguir siendo votado algunas personalidades de cada departamento.

Parece una falta de respeto en este complejo panorama, hablar de reforma electoral, ley de lemas, continuidad de mandatos, mientras gran parte de la población cobra sueldos cercanos a la línea de pobreza.

Para peor, en la oposición observamos que algunos popes del Radicalismo y del Pro, solo están pensando en sus candidaturas para el 2023. La realidad marca que la agenda de temas es otra, verdaderamente algunos políticos están en otra dimensión, en otra sintonía de lo que sufre o piensa el resto de la población.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario