Secciones
Hoy por hoy

Cambios profundos y necesarios

Martes 03 de Marzo de 2020

Todos los gobiernos sostienen que van a cambiar el sistema de inteligencia y que van a reformar la Justicia Federal. Pero una vez que empiezan a gobernar “algo” se “apodera” de los funcionarios y todo queda en la nada o se hace algo como para hacer creer que algo cambió, y en realidad todo sigue igual.

En su primer discurso de apertura de sesiones en el Congreso de la Nación, el presidente, Alberto Fernández, además de realizar un repaso sobre el estado de situación del país, anunció iniciativas para legalizar el aborto, el desarrollo del sector hidrocarburífero y la minería, una reforma judicial y cambios en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), entre otras cosas. Más allá de que el asunto del aborto se lleva todas las discusiones mediáticas, hay dos temas propuestos hace muchos años por Gustavo Béliz que vuelven a estar en el tapete: cambios en el Poder Judicial Federal y en Inteligencia.

Béliz es un hombre de trayectoria en el mundo de la política. Fue ministro del interior de Carlos Menem hasta que se dio cuenta de que el gobierno del riojano no tenía nada de “revolución productiva” y “salariazo”. Se fue. Algo que no muchos hicieron a pesar de que a lo largo de los años se cansaron de hablar mal del hombre de las patillas al estilo Facundo, que muy pronto tendrá un busto en Casa Rosada.

En 2004 Béliz llegó al gobierno de la mano de Néstor Kirchner como ministro de Justicia. En ese momento propuso una reforma judicial y cambios en la Side. Lo único que logró es tener que irse a vivir al extranjero. El kirchnerismo optó por Jaime Stiuso después de que Béliz hiciera público el rostro de uno de los principales hombres de inteligencia de Argentina. Hoy Stiuso es uno de los enemigos de los K. Es más, en la serie de Netflix sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman queda claro cómo manipuló declaraciones de testigos y cómo, junto al fiscal, montaron un circo alrededor de la investigación del doloroso atentado. El testimonio de María Nicolasa Romero durante el juicio lo muestra con claridad.

En su declaración, la mujer dijo que el identikit que hizo poco después del atentando del supuesto terrorista, y el que le exhibieron en el juicio, “no se parecen”. No obstante, Stiuso, en la serie asegura, dejando deslizar una sonrisa socarrona, que “es igual” y que por eso llegaron a Ibrahim Berro, el supuesto conductor de la Trafic. Después se conoció por la familia de Berro, que vive en Estados Unidos, que Ibrahim murió en 1994 en Talousah bajo el ataque de un helicóptero israelí. Pero bueno, en Argentina se sigue pensando que Nisman fue un luchador contra la impunidad. Pero regresando a las reformas que se plantearon hace ya 16 años, ambas son trascendentales para la vida de la República. Primero porque cambia la dinámica de la Justicia Federal, ya que se pasa de 12 a 50 jueces para investigar corrupción, narcotráfico y tantos otros delitos. Se termina el juez que tenía 10 causas de un funcionario público en sus manos y las utilizaba políticamente, porque los jueces hacen política y tienen sus intereses bien definidos, por más que se quieran mostrar como impolutos. Fernández conoce muy bien el paño y sabe a qué se enfrenta. Será un logro de él y sus funcionarios mostrar que está decidido a terminar con la corrupción en Comodoro Py. Así como los funcionarios públicos que roban tienen que estar presos, los jueces que inventan o manipulan causas también.

Los opositores a los cambios en la Justicia Federal saben que es más fácil manejar a 12 jueces con 12 carpetas que controlar a 50. Si bien el anuncio fue bien recibido, no todos legisladores aplaudieron. Lo que sí celebraron todos y se puede ver en los videos, es la promesa de cambios en la AFI. Ojalá que el aplauso motive a Fernández y no pase lo mismo que sucedió durante la gestión de Néstor y Mauricio, donde solo hubo maquillajes. No la nombro a Cristina porque le tocó padecer a los servicios de inteligencia, que hasta difundieron charlas privadas con Oscar Parrilli.

Los cambios propuestos por Fernández son de fondo e importantes. Si se concretan dentro de unos años estaremos hablando de un mejor país con más calidad institucional donde los jueces investiguen y los servicios de inteligencia no se dediquen a espiar a opositores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario