Secciones
Educación

Ventajas de estudiar Medicina en una universidad pública entrerriana

Ya no hay que emigrar, los jóvenes están cerca de sus afectos, los costos son mucho menores y el nivel académico sigue sumando calidad.

Sábado 15 de Febrero de 2020

El año pasado egresaron los tres primeros médicos formados en la carrera de Medicina de una universidad pública entrerriana. Fue un hito para el ambiente académico de la provincia y un logro para cientos de personas que bregaron durante años para que finalmente esta carrera formara parte de la oferta educativa de Entre Ríos.

Medicina se dicta en la Facultad de Ciencias de la Salud que la Universidad Nacional de Entre Ríos tiene en la ciudad de Concepción del Uruguay.

“Para nosotros es un pilar central desde el punto de vista académico, pero también sabemos que esta carrera se transforma en un eje sobre el que gira un enorme trasfondo social que involucra a cientos de familias entrerrianas de todos los estratos económicos, aquí se mezclan los hijos de los profesionales y de los obreros, en este espacio comparten y se forman jóvenes que pueden alcanzar un objetivo fundamental para el futuro de sus vidas, y todo eso es gracias a la universidad pública y al alto nivel académico que sostenemos en toda la universidad”, sostiene Jorge Pepe, médico y decano de la Facultad de Ciencias de la Salud.

El miércoles se realizó el acto de apertura para los más de 1.100 ingresantes que tiene esta facultad en todas sus carreras para este año 2020.

El encuentro fue presidido por el doctor Pepe, y la vicedecana licenciada Ema Schuler, quienes brindaron unas cálidas palabras de bienvenida a los nuevos estudiantes y destacaron la importancia de la participación activa de los ingresantes en la construcción de conocimiento a lo largo de sus carreras.

“Los números de inscriptos van variando año a año, pero es notable el incremento de la matrícula en Ciencias de la Salud, tanto Medicina en Concepción del Uruguay, como Kinesiología y Fisiatría en nuestra sede de Villaguay, son las más requeridas por los jóvenes entrerrianos que eligen este destino académico”.

Cada vez más

Fueron más de 600 los jóvenes que finalmente se inscribieron este año para estudiar Medicina, mientras que otros 300 lo hicieron en Villaguay para Kinesiología. El número va creciendo todos los años y las razones están claras para el doctor Pepe.

“Durante muchos años todos aquellos jóvenes que quisimos estudiar medicina tuvimos que emigrar, nunca es sencillo hacer eso, tiene costos económicos y afectivos muy altos y muchas veces esos son factores determinantes, Medicina tiene una carga horaria muy intensa, con muchas prácticas, y eso generalmente no permite hacer otra cosa más que estudiar. Algunos jóvenes terminan abandonando la carrera porque deben trabajar para ayudar a sus padres y sostenerse con los gastos, y finalmente no les es posible continuar con el nivel de dedicación que exige la carrera”, señala el decano.

En este mismo sentido afirma que “la calidad de vida que ofrece Concepción del Uruguay, y esta facultad en particular, también terminan siendo factores decisivos que ayudan a que muchos más jóvenes elijan esta carrera. Más del 80 por ciento de nuestros alumnos son entrerrianos, de todos los departamentos, y también tenemos de otras provincias, el clima que se vive en nuestra facultad incentiva y anima a estudiar”.

Aporte social

La facultad de Ciencias de la Salud de la UNER en Concepción del Uruguay cuenta con aproximadamente unos 6.000 alumnos. Un número de enorme importancia que se suma a las otras tres universidades que tiene La Histórica y complementan un perfil de ciudad universitaria que moviliza la economía y mantiene un nivel de actividad que es un sello distintivo de esta ciudad de la costa Este entrerriana.

“La universidad pública es siempre un motor social y económico, entrega profesionales de primer nivel con una formación distintiva que permite otra sensibilidad y una percepción del entorno que amplía la visión de la realidad. Pero no solo aporta profesionales a la sociedad, alrededor de nuestra facultad el movimiento económico generado es muy grande, hay comercios nuevos, edificaciones construidas especialmente para alquiler a estudiantes, hay diversos tipos de transporte público y privado que se mueve de forma constante, todo eso forma parte de un aporte que la facultad hace a la ciudad de forma constante y que se suma al factor académico”, afirma Pepe.

Todo para estudiar

El campus que la UNER dispone en Concepción es relativamente nuevo ya que fue inaugurado hace pocos años. Está ubicado exactamente frente al hospital Justo José de Urquiza y cuenta con un amplio predio donde se desarrollan todas las actividades de las diferentes carreras que se dictan en el ámbito de Ciencias de la Salud.

“El predio tiene todo lo que se necesita para llevar adelante la carrera en un ambiente cómodo, cálido, entretenido e integral. Hay comedores, espacios para deportes, música, idiomas, tutorías y un Centro de Estudiantes que está para ayudar en todo lo que los alumnos puedan necesitar. Aquí no son un número, en este lugar hay un espacio y un tratamiento diferente que permite un trato más personalizado, eso también hace la diferencia”, destaca el decano.

Los estudiantes de Medicina disponen también en este predio de un Hospital Simulado. Un espacio totalmente equipado que permite poner en práctica todo lo que estudian. Cuentan con equipamiento de primer nivel y las diferentes dependencias necesarias para la atención médica. “Lo único que no tiene son los pacientes, todo lo demás está aquí. Es un requerimiento esencial para la carrera porque el trabajo médico demanda práctica concreta sobre cada situación. Más del 60 por ciento de la carga horaria de Medicina está dedicada a la práctica, incluso se contratan actores para simular situaciones especiales que seguramente se presentarán cuando ejerzan como médicos”, detalla el doctor Pepe.

En crecimiento

La carrera de Medicina tiene actualmente unos 1.400 alumnos cursando a lo largo de los distintos años. Lleva apenas seis años de trabajo, y el año pasado entregó los tres primeros títulos a los médicos recibidos en el tiempo exacto que dura la carrera. Este año comenzaron a cursar su primer año unos 500. “Este número siempre se va reduciendo a medida que transcurren los meses y los años. Hace seis años, cuando comenzamos a dictar la carrera, eran 90”, dice.

Estar entregando profesionales médicos surgidos de una universidad pública es, sin dudas, un logro social que tiene aristas virtuosas que ayudan al crecimiento de la comunidad, y así lo resalta Jorge Pepe.

“La salud pública y la universidad pública suman en cualquier sociedad, a esto hay que agregar el sueño cumplido de muchos jóvenes que pueden recibirse en su provincia, la posibilidad real de ascenso social que permite este tipo de carreras, los recursos que se generan para la ciudad y la región, y sobre todo, el aporte de médicos que se hacen para el propio territorio donde la demanda de médicos sigue estando vigente, sobre todo en los pueblos más chicos o en las zonas rurales”.

Respecto de este punto, Pepe remarca que esta situación se da debido a que gran parte de los médicos recién recibidos eligen las grandes ciudades para ejercer, y lo hacen por distintos motivos, pero uno de los más reiterados es la necesidad de estar en contacto con nuevos tratamientos, equipamientos y actualizaciones.

En este sentido, el decano de Ciencias de la Salud puntualiza el seguimiento constante que hace la universidad sobre sus profesionales. “La capacitación constante es una exigencia que no se puede soslayar, hoy es central para cualquier profesional de la medicina, cada cinco años hay que renovar un 70% del conocimiento, actualizarse, adquirir nuevos métodos y procesos, por eso mismo nosotros tenemos un departamento de Postgrado que permite un acceso continuo a los conocimientos y permite tener al alcance todo lo nuevo que surge a través de muchas vías on line que permiten agilidad y contacto permanente”.

Pepe también resalta que los últimos años de la carrera demandan una práctica intensiva que se lleva adelante en distintos hospitales públicos de la provincia, por lo cual la formación de estos médicos toma contacto con la realidad a partir de un trabajo muy exigente en los nosocomios de Paraná, Concordia y Gualeguaychú.

Dentro de este mismo espectro de capacitación y actualización, el responsable de la facultad de Concepción del Uruguay, también puntualizó que “mantener el nivel académico obliga a un perfeccionamiento constante de todo el personal que se desempeña en la facultad, tanto docente como no docente, y para reforzar esa visión hemos puesto en marcha un futuro Doctorado para docentes que realizaremos en conjunto con la Universidad Nacional del Litoral y cuyos trámites ya están en marcha ante la Coneau, todo es para mejorar y brindar lo mejor a nuestros futuros profesionales”, finalizó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario